23 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Fue demandado por la confesión religiosa por un presunto delito de vulneración de derecho al honor que la jueza ha desestimado íntegramente

Nueva victoria para las “víctimas” de los Testigos de Jehová: La justicia absuelve al exadepto Gabriel Pedrero

El Cierre Digital en Gabriel Pedrero, antiguo Testigo de Jehová.
Gabriel Pedrero, antiguo Testigo de Jehová.
Gabriel Pedrero, exmiembro de los Testigos de Jehová, ha sido absuelto por la justicia con relación a un presunto delito de vulneración del derecho al honor que la confesión religiosa afirmaba que había cometido contra ellos. La jueza “reconoce la prevalencia de los derechos de libertad de expresión e información sobre” el derecho al honor y vuelve a incidir en cuestiones como que es veraz llamar “secta” a los Testigos de Jehová.

Las causas abiertas de los Testigos de Jehová contra sus exadeptos por delitos de “vulneración del derecho al honor” se van cerrando poco a poco. El pasado mes de diciembre dábamos a conocer la sentencia favorable a la denominada Asociación Española de Víctimas de los Testigos de Jehová (AEVTJ) sobre este presunto delito. Una sentencia que no solo probaba que “hay víctimas en la religión”, sino que también es posible llamar “secta” a esta confesión religiosa. Dos puntos que vuelven a ser rescatados en una nueva sentencia favorable al extestigo Gabriel Pedrero, denunciado por los Testigos de Jehová.

La confesión religiosa de los Testigos de Jehová denunció a Gabriel Pedrero —adepto durante 31 años— por un presunto delito de “intromisión ilegítima en el derecho al honor” de la congregación. El motivo eran los comentarios que Pedrero habría vertido en sus redes sociales personales, así como en las de la AEVTJ. Cabe recordar que Gabriel Pedrero, además de administrador de las redes sociales de la autodenominada asociación de víctimas, es delegado en Madrid de esta misma.

El Juzgado de Primera Instancia nº6 de Torrejón de Ardoz, encargado de llevar el caso, ha decidido desestimar “íntegramente la demanda interpuesta” por los Testigos de Jehová contra Gabriel Pedrero. La jueza considera que “no ha existido vulneración del derecho al honor de la confesión Testigos Cristianos de Jehová y que se reconoce la prevalencia de los derechos de libertad de expresión e información sobre aquel”. Debido a esto, los Testigos de Jehová han sido condenados al pago de las costas procesales.

En una conversación con elcierredigital.com, Gabriel Pedrero se ha mostrado “muy contento” por que se esté haciendo “justicia”. “Estas sentencias están haciendo que salgan más víctimas. Cuando salió la sentencia de la asociación, por ejemplo, en tan solo cinco días casi 100 personas se dieron de alta como socios en la asociación porque se sienten víctimas”.

Testigos de Jehová.

Gabriel Pedrero, que ya admitió en una conversación con elcierredigital.com haber sufrido “abusos sexuales por parte de un miembro de los Testigos de Jehová”, afirma que todavía tendrá que enfrentarse a un juicio por estos presuntos abusos sexuales. “Está pendiente de fecha en la Audiencia Provincial de Madrid”, declara.

La explicación jurídica de los comentarios denunciados por los Testigos de Jehová

Una de las expresiones que usó Gabriel Pedrero en sus redes sociales era “tienen las manos manchadas de sangre”, en referencia a los Testigos de Jehová y su negativa a recibir transfusiones de sangre. Para la jueza, esta expresión, que molestó especialmente a la confesión religiosa, “se justifica como exagerada llamada de atención acerca de una creencia religiosa, en el contexto de denuncia y apelación a la autocrítica, creencia que produce consecuencias nefastas e irreparables para la vida, aun sin intención maliciosa. Por ello, también cumple este requisito de la veracidad la opinión de que no protegen a los menores por el rechazo a las transfusiones de sangre, puesto que no existe excepción para ellos”.

También se hace alusión en la sentencia al calificativo de “jaula” referido a la Watch Tower —el máximo organismo de los Testigos de Jehová— y a la expresión “empresa que solo está inclinada al dinero”. Ambos comentarios, emitidos por Pedrero. Según la sentencia, esto también tiene “veracidad” ­—especifica claramente que no es lo mismo que “verdad”— debido a las declaraciones que diversos testigos han hecho al respecto.

“Algunos testigos relataron que se realizan por los hermanos tanto aportaciones económicas como trabajos de construcción, totalmente voluntarios, para salones del reino, lo que también se hizo para erigir la sede de Betel. Se afirmó asimismo que la financiación se obtiene también con la venta de las numerosas publicaciones que obligan a estudiarse a los ocho millones de fieles que hay en el mundo, dando a entender que no se publican por motivos religiosos sino para la financiación de la institución”, explica la jueza en la sentencia.

Testigos de Jehová con una de sus publicaciones.

Todos estos comentarios, así como muchos otros que se desgranan a lo largo de las 61 páginas de la sentencia, son vistos por la jueza como “críticas, expresiones hirientes e incómodas sobre la confesión de los Testigos de Jehová, pero proporcionadas al fin buscado de informar sobre las consecuencias de las mismas, consecuencias importantes, físicas y mentales que soportan los fieles de la confesión y que han sufrido también quienes la abandonan. Todas las declaraciones tienen relación con dicho propósito, no son impertinentes, se han hecho para cumplir con el objetivo primordial de apoyar a quien ha abandonado la religión, advertir a quien se acerque a ella o compartirlas con quien aún es fiel de la confesión”.

Los Testigos de Jehová y la expresión “secta extremista y destructiva”

La sentencia del juicio contra Gabriel Pedrero también incide en un punto que ya se vio expuesto en la sentencia contra la AEVTJ: la denominación de los Testigos de Jehová como “secta extremista y destructiva”. En el texto que absolvía a la AEVTJ se afirmaba que no existe ninguna ley que impida llamar “secta” a una confesión religiosa como lo son los Testigos de Jehová, y que tampoco influiría el “notorio arraigo” que la misma dice tener.

Esta nueva sentencia vuelve a pasar por estos puntos, pero además añade que la expresión “secta extremista y destructiva (…) se puede estimar veraz, lo cual no significa que sea verdad, pero de todos los testimonios recogidos, de toda la documental examinada, es una opinión o declaración en la que concurre el requisito de veracidad”. “Se han puesto de manifiesto muchos comportamientos inflexibles, exigencias rígidas de las normas con independencia de sus consecuencias, que de ordinario causan daños, destruyen familias o atentan contra la salud mental de quienes han sido sus destinatarios”.

Testigos de Jehová.

Puntos como los abusos sexuales y el presunto modo de afrontarlos dentro de los Testigos de Jehová, así como la “muerte social” que los antiguos testigos —llamados por los propios miembros de la congregación como “apóstatas”— afirman que se dan cuando abandonan la confesión religiosa, son otros aspectos que se han visto reflejados en la sentencia. De nuevo, con testimonios de exadeptos así como con artículos publicados en los medios de comunicación en años anteriores.

Esta sentencia ha supuesto una nueva “victoria” para la Asociación Española de Víctimas de los Testigos de Jehová. Todavía está por ver qué deciden hacer los Testigos de Jehová a continuación.

COMPARTIR: