18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Conoce todo sobre la cistitis y su prevención

La cistitis es una enfermedad que acompaña a más de la mitad de las mujeres al menos una vez en su vida. También se hace presente en hombres, pero con bastante menos frecuencia. Ocurre por microbios que se alojan en la vejiga y que no son expulsados a tiempo, y por la entrada de estos microorganismos a través de la uretra.

En condiciones normales, el cuerpo es capaz de deshacerse de esas bacterias malignas mediante la micción, pero agentes internos y externos pueden entorpecer este funcionamiento. Lo bueno es que la mayoría de estos factores los controlamos porque están relacionados con nuestro estilo de vida.

La cistitis, es causada por microbios (generalmente bacterias, en especial la Escherichia coli), que ingresan a la vejiga a través de la uretra,  se adhieren a las paredes de la vejiga, donde se reproducen y se desarrolla la infección.

Las mujeres son más propensas a padecer la infección urinaria por su anatomía: su uretra es más corta que la masculina, además de ser más accesible para las bacterias por estar próxima al ano.

Síntomas más comunes de la cistitis

El diagnóstico es bastante sencillo en líneas generales porque se caracteriza por el mal olor de la orina y dolor al orinar, aunque otros indicios varían de persona a persona. 

Los síntomas más frecuentes de la cistitis son los siguientes:

  • Necesidad muy frecuente y urgente de orinar, incluso si no se ha ingerido líquidos recientemente.
  • Picazón y quemazón en la uretra al orinar. Estos síntomas se presentan constantemente, y no solo al orinar, si el cuadro es más avanzado.
  • Orina espesa, de un color oscuro y olor muy fuerte.
  • Aparición de sangre en la orina. Hay que tener cuidado con este síntoma porque el cálculo en los riñones también causa sangre al orinar.
  • Presión constante en el abdomen, debido a la inflamación de la vejiga.
  • Dolor e irritación durante las relaciones.
  • Fiebre y escalofríos, cuando la infección está muy avanzada.

Es una enfermedad fácil de evitar si se adquieren determinadas acciones en nuestro estilo de vida. Por lo tanto, los siguientes consejos sobre cómo prevenir la cistitis están orientados al cambio de hábitos:

  • Beber suficiente agua a lo largo de todo el día, ya que orinar hace que se limpie tanto la vejiga como el tracto urinario del exceso de bacterias.
  • No aguantar las ganas de orinar. La orina contiene las bacterias que causan la cistitis, que se desarrollan al estar mucho tiempo en la vejiga si no vas al baño aproximadamente cada dos o tres horas. También se recomienda orinar antes y después de tener relaciones sexuales, ya que en este caso el riesgo de infección aumenta 40 veces.
  • Utilizar ropa cómoda de algodón. Las prendas de tejidos naturales no intervienen con el funcionamiento del organismo porque favorecen la transpiración. Por el contrario, la ropa apretada y de tela sintética hace que se cree mucha humedad y calor en la zona (el ambiente ideal para la proliferación de bacterias), además de arrastrar con facilidad las bacterias del ano hacia la entrada de la uretra.
  • No usar ropa húmeda durante mucho tiempo, la del gimnasio y los trajes de baño.

A este cambio de hábitos hay que acompañarlo de una dieta equilibra para reforzar el correcto funcionamiento del sistema inmune. 

Evitar el exceso de café y alcohol también contribuyen porque espesan la orina e irritan las paredes de la vejiga. Incrementar la ingesta de frutas y verduras es buena idea por su alto contenido en agua.

COMPARTIR: