28 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El colapso en el muelle de Arguineguín, en Las Palmas y en Tenerife, ya es noticia que traspasa las fronteras españolas

Indignación en Canarias por el titular de un diario holandés: “Los inmigrantes llenan los hoteles vacíos de Gran Canaria”

Portada del reportaje en Volkskrant. Fotografía de Beeld César Dezfuli.
Portada del reportaje en Volkskrant. Fotografía de Beeld César Dezfuli.
El diario holandés Volkskrant, de Ámsterdam, ha publicado el pasado martes un reportaje acerca de la crisis migratoria en Canarias. El titular ha llamado la atención de los lectores y, junto a una foto de portada bastante llamativa de un hombre negro en la playa, han acabado de crear cierta controversia que se ha dejado ver, por ejemplo, a través de las redes sociales. Mientras tanto, continúa la situación de colapso en el muelle de Arguineguín, Gran Canaria.

Ante una situación que continúa lejos de encontrar una solución a corto plazo, la presión migratoria sigue desbordando Canarias. El muelle de Arguineguín, en Gran Canaria, se posiciona como uno de las zonas costeras de mayor flujo de inmigrantes. Los datos reflejan que, en estos últimos 30 días, las Islas han recibido a 17.388 personas, mientras que esta cifra, hasta mediados de octubre, era de 8.102.

El panorama que mantiene en vilo a los informativos de toda España ha llegado también a otros países. En Holanda, el diario Volkskrant, con sede en Ámsterdam, se posiciona como el tercero de mayor tirada del país. El pasado martes, publicaron un reportaje al respecto de la crisis migratoria en las islas, bajo un titular que ha causado cierta controversia: “Los inmigrantes llenan los hoteles vacíos de Canarias”. O, en la versión gratuita del medio, “Los inmigrantes llenan los hoteles vacíos en Gran Canaria”.

Su foto de portada también ha ayudado a que la polémica se viese avivada. En ella, se muestra a un hombre negro recostado en una playa. La publicación ha provocado que muchas personas manifestasen su opinión en las redes sociales, pues supone un golpe a un sector turístico que, de por sí, ha sido de los más afectados durante la pandemia. Al fin y al cabo, la visita de extranjeros a las Islas Canarias continúa siendo un motor de su economía.

Un turismo internacional

A pesar de una portada llamativa, el reportaje de Volkskrant escrito por Maartje Bakker no deja de reflejar la situación de una manera bastante detallada. En sus primeros párrafos, de hecho, ya advierte acerca de las primeras dudas que pudieran tener los lectores: “No, no pueden utilizar la piscina. […] en el menú un día hay arroz y al día siguiente macarrones”.

Narra los hechos basándose en datos reales, aportando declaraciones de distintos afectados y con diversos puntos de vista. Se explaya explicando las idas y venidas de una crisis migratoria que se ha topado, en estos últimos tiempos, con una crisis sanitaria que ha dificultado aún más las cosas.

Inmigrantes hacinados en el muelle de Arguineguín. | Foto: Ayuntamiento de Mogán

El diario holandés no es el único que se ha pronunciado al respecto. Ante las cifras del Ministerio de Interior, que cita la llegada de 16.760 migrantes a través del mar (un 1.019,6% más que en 2019), el periódico local El Día (La Opinión de Tenerife) ha informado acerca de un medio alemán que también se ha hecho eco de lo ocurrido en Arguineguín.

Este aumento significativo del flujo de inmigrantes que ingresan al archipiélago a través de sus costas obliga a acondicionar instalaciones no previstas para este fin para ayudar a descongestionar el puerto de Arguineguín. Fue el más reciente caso el del hotel Waikiri, en Maspalomas, municipio del sur de Gran Canaria y principal destino turístico de la Isla.

El resort, propiedad de la cadena Servatur, fue cerrado al público el 11 de noviembre por la nula afluencia de turistas en la zona, de acuerdo con una carta del grupo a la que tuvo acceso el periódico local. En ella se describe la evolución del mercado turístico como “penosa”, después de ver frustradas sus aspiraciones de que a partir de este mes comenzara a volver el turismo. El confinamiento del Reino Unido, la recomendación de Alemania de no viajar y las restricciones en los países nórdicos han provocado que Canarias se encuentren en lo que denominan un “cero turístico”.

El rechazo ante estos métodos se ha dejado ver en algunos sectores. Únete por Canarias convocó, por ejemplo, una manifestación contra estas decisiones para el 5 de diciembre, frente a la Delegación del Gobierno.

Petición de ayuda al Estado

Ángel Victor Torres, presidente de Canarias, mantuvo el pasado miércoles una serie de declaraciones pidiendo ayuda. En base a lo expuesto por el Diario de Avisos en relación a la rueda de prensa celebrada en el Parlamento de Canarias, se busca que haya derivaciones de migrantes desde el archipiélago canario hacia otras comunidades autónomas del país “de forma solidaria”.

Esperan, de esta manera, obtener respuestas realistas frente a una situación que se está desbordando. Tan numeroso es el flujo de inmigrantes que, ante el colapso generalizado en el muelle de Arguineguín, las autoridades acabaron expulsando a más de 200 individuos que acabaron en la calle.

Se trata de una decisión que ha causado revuelo, dado el desconocimiento de la misma por parte de las autoridades insulares. El presidente canario busca indicios de quién pudo dar la orden, a la espera de poder entablar comunicación con el presidente del Gobierno: “No podemos nosotros solos, es imposible”.

COMPARTIR: