23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los ediles de Campolara y Cañizar de Amaya critican que la cúpula nacional del partido les utilice "en sus actos de propaganda cuando les conviene"

Transfuguismo en VOX: En plena campaña de CyL, dos alcaldes de Burgos plantan a Abascal por TÚpatria

Javier Pedrero, Santiago Abascal e Ignacio Rubio.
Javier Pedrero, Santiago Abascal e Ignacio Rubio.
La caída municipalista de VOX continúa en auge al perder dos regidores de consistorios pertenecientes a Burgos, que dejan atrás el partido de Santiago Abascal en plena campaña electoral para la Junta de Castilla y León. Dicen "estar hartos de que la cúpula nacional de VOX utilice los cargos electos municipales cuando les conviene para sus actos electoralistas’. ‘Abascal ha cambiado la patria por la pasta’, señalan, por ello se han afiliado al proyecto TÚpatria.

El proyecto político de Santiago Abascal para las elecciones de Castilla y León que se celebrarán el próximo 13 de febrero, ha empezado de la peor manera posible, pues justo antes del inicio de esta campaña electoral dos alcaldes de los consistorios de Campolara y Cañizar de Amaya, términos municipales pertenecientes a Burgos, han plantado a VOX y se han dado de baja del partido.

Entre otros motivos, la decisión la han tomado por "el intento de la cúpula nacional del partido de utilizar los cargos electos municipales sólo cuando les conviene para sus actos electoralistas", han expresado. Además, se quejan de que "no cuentan con nosotros en absoluto desde que somos alcaldes, ni una sola llamada –excepto cuando hay elecciones–, ni tampoco se han preocupado del estado de sus pueblos, ni de la gestión política municipal", denuncian.

El alcalde de Campolara, Ignacio Rubio Landaluce, asegura en exclusiva a elcierredigital.com, que "el detonante de su baja en el partido de Abascal, después de la falta de interés continuada de VOX Nacional por su municipio, fue cuando le pidieron que formara parte de la seguridad de la campaña electoral de VOX Burgos durante las visitas de los diputados nacionales o ciertas personalidades políticas para las elecciones de Castilla y León". Además aclara: "Querían que hiciera de guardaespaldas durante sus presentaciones electoralistas, cuando la ejecutiva nacional de VOX jamás se ha interesado por el estado de los ciudadanos de Campolara. Y me negué en rotundo".

Ignacio Rubio Landaluce.

"Me di de baja de VOX por mi propia cuenta, aunque mantengo mi acta de alcalde en el grupo municipal no adscrito por mi compromiso con Campolara. Nadie de la cúpula de Abascal me ha llamado, ni se han molestado en conocer la situación política actual. Este consistorio sólo cuenta con tres representantes políticos, dos éramos de VOX. Ahora sólo queda un concejal por este partido, mi padre, Rafael Rubio, un patriota auténtico, un gran hombre que quiere seguir luchando por España", subraya este regidor. 

Los alcaldes de VOX se van a TÚpatria

"Tras cursar de manera oficial mi salida del partido de Abascal, decidí ingresar en la formación política TÚpatria, un proyecto de futuro con el que coincido para continuar trabajando por los españoles, es un ideario político –liderado por Carmen Gomis y presentado el pasado sábado en Barcelona- que prioriza a los ciudadanos y a los municipios, muy al contrario de la inexistente política municipal de VOX", señala Rubio, el máximo responsable municipal de Campolara.

De igual manera, consultado por El Cierre Digital, el alcalde de Cañizar de Amaya, Javier Pedrero Torres –quien rige esta pedanía de 110 habitantes y que también ha fichado por TÚpatria recientemente– sostiene que se ha marchado de VOX "tras sufrir decepción tras decepción con el partido de Abascal, además de por la desafección hacia los afiliados burgaleses que han trabajado de manera gratuita para aupar esta formación sin ningún tipo de reconocimiento por parte de la ejecutiva nacional, y el desastre de diversas gestoras en Burgos puestas a dedo por el secretario general, Javier Ortega Smith".

Javier Pedrero Torres.

"Pero el colmo de esta serie de despropósitos ha sido la designación de Juan García-Gallardo como candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León, un paracaidista llegado a estas elecciones sin ningún mérito político, cuando hay otras personas que se han esforzado durante años por este partido y mucho más cualificadas para esta candidatura", poniendo de manifiesto el perfil polémico del candidato por VOX, debido a sus escandalosas manifestaciones en Twitter, indica Pedrero. 

‘Abascal ha cambiado la patria por la pasta’

El regidor de Cañizar de Amaya, Pedrero Torres –que conserva su acta municipal–, es muy contundente con su análisis sobre el funcionamiento de VOX Nacional: "El partido funciona como una gran empresa por parte del núcleo duro de algunos diputados nacionales del Congreso, Abascal ha cambiado en su proyecto la patria por la pasta, no cuentan con las personas ni tienen ideas de solución para el futuro del país, y están condenados al fracaso político en breve".

"No me creo las encuestas que otorgan esos grandes ascensos electorales a VOX. Abascal y su candidato, García-Gallardo, se llevarán un batacazo en las elecciones de Castilla y León, tal como pasó en los comicios de la Comunidad de Madrid", afirma Pedrero, convencido de que "si viniera a Burgos, durante esta campaña electoral, la presidenta Isabel Díaz Ayuso, el Partido Popular arrasaría y su candidato, el actual presidente Alfonso Fernández Mañueco, se alzaría con el triunfo".

"Después de las elecciones de Castilla y León, se esperan muchas más bajas de VOX de las que se están produciendo en Burgos en estos momentos, un proceso similar a lo que ocurrió en Bilbao, cuando desde dentro del partido destrozaron este proyecto político para los vascos", sentencia Pedrero. 

Hundimiento de VOX en Burgos

Rubio Landaluce, arquitecto de profesión –y que acaba de publicar su novela ‘Fermín Baztán’–, expresa a este medio que se siente "orgulloso de su municipio de Campolara, con tan sólo unos 56 habitantes, con un interesante incremento de visitantes vacacionales durante el verano", y apunta a "la importancia de proyectos políticos para la denominada España vaciada".

"Me presenté a esta alcaldía, a pesar de ser residente en Burgos, debido a que los ciudadanos de Campolara se sentían abandonados políticamente. Además, venían de una muy mala experiencia con la representación política de Podemos, por lo que este temor social a la política del partido morado y la necesidad de este consistorio de un nuevo proyecto municipal, fueron algunas de las motivaciones para lanzar mi candidatura por VOX, que finalmente fue la elegida", relata Rubio, que además recuerda que "he renunciado a un sueldo por desarrollar mis funciones de alcalde, muy al contrario del candidato por Podemos que, al no salir elegido regidor, al quedarse sin la posibilidad de cobrar de este municipio, salió de esta esfera política".

El alcalde critica "la falta de implicación de la ejecutiva nacional de VOX con sus afiliados en Burgos, gente que lleva batallando durante cinco años por la formación de Abascal, sin cobrar absolutamente nada, ni reconocen gastos de coches, gasolina, desplazamientos, tiempo, trabajo, un largo esfuerzo de los burgaleses que, a día de hoy, siguen sin ser valorados por la cúpula nacional, por lo que cada vez hay más desencanto con este partido".

COMPARTIR: