02 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los 200 funcionarios del Parlamento regional tienen miedo a volver, ya que no les han notificado medidas de seguridad contra el Covid-19

Más Madrid y Vox coinciden en pedir que la Asamblea de Madrid se reuna a pesar del coronavirus

Una imagen del hemiciclo de la Asamblea de Madrid.
Una imagen del hemiciclo de la Asamblea de Madrid.
Los funcionarios de la Asamblea de Madrid no salen de su asombro. Este mismo lunes la mesa de la Asamblea se reunió para decidir sobre comparecencias y la vuelta al trabajo de las Comisiones y grupos de trabajo. Más Madrid ha pedido un pleno y Vox la vuelta a las comisiones, plenos y juntas de portavoces. Pero nadie ha consultado a los trabajadores ni les ha informado de las medidas de seguridad que deberán adoptar para un posible regreso a las actividades de antes del 14 de marzo.

Los cerca de 200 funcionarios que tiene la Asamblea de Madrid no salen de su asombro. Este mismo lunes la mesa de la Asamble se reunió a las 11 de la mañana para decidir sobre los 56 folios de preguntas y peticiones realizadas por diferentes formaciones politicas a la Mesa. El asombro de los funcionarios llegó al percatarse de que la petición realizada en el punto 2.3, prácticamente al final de todas del grupo Mas Madrid.  Nadie les ha preguntado, ni siquiera ante la sospecha de que al menos un funcionario de la Cámara padece o ha padecido coronavirus.

La petición realizada este mismo lunes por la portavoz de Más Madrid recoge literalmente que "al amparo de lo dispuesto en el artículo 102 del Reglamento de la Asamblea, la celebración de una sesión extraordinaria de Pleno, el primer jueves hábil disponible por medios telemáticos o con el protocolo sanitario que la Mesa en su virtud acuerde, en base al artículo 101 del Reglamento de la Asamblea (...)". Es decir, que se pide la convocatoria de un pleno telemático, imposible de realizar con los actuales medios técnicos de la Asamblea de Madrid y por tanto, sería con un protocolo sanitario. Además, la misma petición solicita la comparecencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, "para informar sobre el resultado de las diferentes Conferencias de Presidentes (...)".

Isabel Díaz Ayuso durante su confinamiento por coronavirus.

En el punto 2.4 la portavoz adjunta de Vox solicitó a la Mesa que se votase separadamente "la reanudación de cada una de las actividades que, de acuerdo con el artículo 1 del Reglamento de la Asamblea de Madrid (...) que se determine la forma en la que deben reanudar su actividad los Órganos de la Asamblea de Madrid (Presidencia, Junta de Portavoces, Comisiones y Plenos) y que se reanude la actividad del Registro General Parlamentario (...)".

Los puntos conflictivos al final del orden del día.

Uno de los trabajadores de la Asamblea explicó en conversación con elcierredigital.com que "nuestros politicos no se deben haber enterado de que todas las transferencias se han puesto en manos del gobierno central y por eso quieren volver ya, sin valorar nuestras salud, les importa más hacerse la foto y parecer que están trabajando que la salud de taquígrafas, bedeles y conductores, sin ir más lejos".

Según algunas fuentes de la Asamblea, la cuestión surgió tras las manifestaciones del presidente del Gobierno a Pedro Sánchez en la última comparecencia en el Congreso de los Diputados cuando recliminó a Pablo Casado que la presidenta de Madrid tampoco hubiese comparecido durante toda la pandemia. Entonces las presiones dentro del PP habrían hecho adelantar su regreso a la propia Isabel Díaz Ayuso.

Por este motivo, la propia presidenta de la Comunidad de Madrid pidió públicamente este mismo lunes comparecer en la Asamblea de Madrid para explicar su gestión frente a la crisis del coronavirus. Una cita que posiblemente será el jueves 23 de abril. El PSOE solicitó lo mismo hace cinco días. Díaz Ayuso lleva sin comparecer en la Cámara regional desde el pasado 5 de marzo. Ni PP ni PSOE se han pronunciado sobre si la comparecencia debía ser presencial o telemática.

"Es diferente una comparecencia presencial ante portavoces de los grupos y algunos diputados escogidos, con tres o cuatro taquígrafas, un par de bedeles y administrativos, que poner de nuevo en velocidad de crucero toda la Asamblea de Madrid y exponer a los 200 funcionarios a algún contagio, además de todo el personal externo", explican los trabajadores consultados.

COMPARTIR: