30 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Delia Losa compara estos actos con "verbenas, desfiles y fiestas populares" y amenaza con sanciones a los agentes que se salten la orden

Escándalo en Asturias: La delegada del Gobierno ordena a la Policía que no celebren cumpleaños con los niños y ancianos confinados

Un Policía llevando una tarta de cumpleaños a un balcón.
Un Policía llevando una tarta de cumpleaños a un balcón.
Delia Losa, la delegada del Gobierno en el Principado de Asturias, compara los actos de celebraciones organizados por los policías para dar sorpresas a niños y ancianos confinados en sus casas con "verbenas, desfiles y fiestas populares" y por tanto ha ordenado suspender todas las actividades organizadas a este respecto. Los sindicatos policiales preparan una dura respuesta a la delegada del gobierno.

La delegación del gobierno en Asturias, Delia Losa Carbalido, ha remitido un documento con el que prohíbe las manifestaciones de apoyo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que se están haciendo en estos días en toda España.

Orden de la Delegada del Gobierno.

El documento fichado el 1 de abril dice que "ante el conocimiento de la realización de actividades lúdicas en las calles de determinados concejos de Asturias tales como patrullas con personajes de dibujos animados, desfiles, etc. y reconociendo el noble objetivo que se persigue con este tipo de actos en unos momentos tan duros de confinamiento para la ciudadanía, esta Delegación de Gobierno se ve en la obligación de recordar que el RD Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, dispone en su artículo 10.5 que se suspenden las verbenas, desfiles y fiestas populares".

Delia Losa, delegada del Gobierno en Asturias.

Es decir, que para la delegada del Gobierno cuando un agente de la Guardia Civil le lleva un pastel de cumpleaños a una anciana de 90 años que vive sola y varios agentes le cantan el cumpleaños feliz para darle una sorpresa y proporcionarle un rato agradable a una persona que aguanta el confinamiento en soledad desde hace días están haciendo una verbena.

Para Delia Losa, cuando varios coches de la Policía Nacional ponen sus sirenas en funcionamiento y megáfono en mano felicitan a un niño de 6 años que mira con asombro desde su balcón como todos los vecinos de su calle se unen a la celebración, es una verbena.

Además, para que a nadie se le olvide advierte la Delegación del Gobierno en Asturias que "el incumplimiento de estas prohibiciones supondrá la comisión de una infracción que puede comportar la imposición de una sanción (...)" y finaliza: "Por tanto, todas las actividades organizadas en ese sentido DEBEN SER SUSPENDIDAS". La noche del jueves todos los indicativos de Policía Nacional recibieron desde la sala del 091 el mensaje de que "por orden de Comisario Jefe de Seguridad Ciudadana estaban prohibidas estas celebraciones", comisario que obviamente cumplía la orden de la Delegada del Gobierno, máxima autoridad de la Policía en el Principado de Asturias.

 

COMPARTIR: