25 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El portavoz nacional del partido de Arrimadas afirma que la formación está abierta a conformar una lista conjunta para las elecciones del 19 de junio

El cambio de discurso de Edmundo Bal respecto al PP en Andalucía pone en jaque a Cs

/ Inés Arrimadas y Edmundo Bal.
Ciudadanos ha protagonizado una pirueta dialéctica después de que Edmundo Bal dejase abierta la posibilidad de la que formación naranja conformase una lista electoral en Andalucía bajo el liderazgo del presidente autonómico y barón 'popular' Juanma Moreno.

El nombramiento de Alberto Núñez Feijóo como presidente del Partido Popular ha conllevado que la formación conservadora crezca en los sondeos y siga comiéndole terreno a Ciudadanos, que en las últimas citas electorales ha cosechado unos preocupantes resultados que le llevan a tomar el mismo camino que le costó la vida a UPyD.

El partido liderado por Inés Arrimadas está intentando exprimir el discurso liberal para hacerse un pequeño hueco a pesar que las encuestas pronostican que no lo tendrá fácil para seguir teniendo representación en el Congreso a partir del próximo año.

Andalucía

Arrimadas intenta ganar hueco mediático intentando restaurar Cs como bastión contra el nacionalismo catalán. La diputada aseguró ayer que "cada vez que el separatismo amenace con cometer delitos, se encontrará delante a una democracia que funciona y a unos servidores públicos defendiéndola. Eso debería estar asegurando el Gobierno sin complejos, en lugar de arrastrarse ante sus socios usando el nombre de España".

Preocupada anda la sustituta de Albert Rivera por el confuso discurso que está mostrando Ciudadanos respecto a las elecciones andaluzas que se celebrarán el próximo 19 de junio. Y por culpa de su mano derecha y persona de máxima confianza, Edmundo Bal.

El origen del conflicto está relacionado con el discurso del vicepresidente andaluz Juan Marín, que hasta hace unos meses parecía querer cocinar un pacto preelectoral con el PP bajo el liderazgo del presidente Juanma Moreno.

Pero algo se ha roto entre ambas formaciones y Marín ha agriado su discurso contra Moreno, asegurando que el cambio en Andalucía está relacionado con la presencia de Ciudadanos en la Junta de Andalucía, y no por deseo del PP.

Bal salió entonces al quite y aseguró que las estrategias del partido hay que decidirlas "con la cabeza y no con las tripas". El portavoz nacional de Cs aseguró que cualquier acuerdo tenía que venir "siempre desde la perspectiva de que la opción política de Ciudadanos no tiene nada que ver con la opción conservadora".

Juan Marín, portavoz de Ciudadanos. 

El debate del pacto estaba "abierto" según Bal, que aseguró que "las dos opciones son posibles y tienen su explicación perfecta después de haber estado gobernando en armonía, con un proyecto de éxito, en la Junta. Esto no es algo que decida, individualmente Juan Marín, sino que es algo que se tiene que debatir a nivel nacional".

Bal reconoció que "se hace difícil gobernar sin presupuestos, pero eso no quita para que, en nuestra opinión, lo idóneo para la comunidad y los andaluces fuera terminar la legislatura". Es decir, Cs no quería ni oír hablar del adelanto electoral que se ha confirmado este lunes.

Sea como fuere, Arrimadas y otros barones se molestaron por el discurso de Bal, que ha tenido que rectificarse a sí mismo y asegurar que Ciudadanos no contempla un acuerdo preelectoral con el Partido Popular a pesar de los pésimos resultados que logró en resultado en Madrid, donde se quedó sin representación en la Asamblea, y en Castilla y León, donde mantiene un solo procurador.

Reafirmándose en el discurso liberal

Arrimadas quiere reivindicar el espacio liberal y asegura que en Ciudadanos han hecho "más autocrítica que ningún partido, lo que pasa es que a los partidos de centro liberal se nos penaliza mucho más porque tenemos electores muy exigentes".

"Defender el espacio liberal es muy difícil, pero muy necesario. España no necesita ir a un enfrentamiento entre izquierdas o derechas porque ahí es donde Sánchez está cómodo", explica la sustituta de Albert Rivera.

COMPARTIR: