18 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El PP gana las municipales, obtiene mayoría en Madrid y recupera la Comunidad Valenciana, mientras Núñez Feijóo ya mira hacia La Moncloa

Pedro Sánchez convoca elecciones generales el 23 de julio tras hundir al PSOE y ver como España se tiñe de azul

El Cierre Digital en Imagen de la sede de Génova 13, Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo.
Imagen de la sede de Génova 13, Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo.
Tras los malos resultados en las elecciones del 28M Pedro Sánchez ha decidido adelantar las elecciones generales al próximo 23 de julio. El Partido Popular arrasó en las elecciones municipales y autonómicas celebradas ayer. La formación que lidera Alberto Núñez Feijóo ya mira hacia La Moncloa tras recuperar la Comunidad Valenciana, Aragón, Extremadura, Baleares, Cantabria y La Rioja. Los socialistas, de la mano de Pedro Sánchez, solo podrán salvar Castilla-La Mancha, Navarra y Asturias.

Ante los malos resultados obtenidos este 28M Pedro Sánchez ha decidido adelantar las elecciones generales, que se iban a celebrar a finales de año, al próximo 23 de julio. Sánchez ha asumido "en primera persona los malos resultados" y cree "necesario convocar elecciones". Este adelanto electoral aparecerá en el BOE del 30 de mayo. Esta mañana el presidente del Gobierno se lo ha comunicado al rey Felipe VI, y hará el llamamiento en un Consejo de Ministros extraordinario y la  posterior disolución de las Cortes.

Sánchez ha señalado que "el sentido del voto traslada un mensaje que va mas allá de la convocatoria municipal y autonómica". Asimismo, ha hecho referencia a la presidencia de la Union Europea que corresponde a España en el segundo semestre del año y ha aconsejado una clarificación de la voluntad de los españoles sobre las políticas a seguir y también sobre las fuerzas políticas que deben liderar esta fase. "Lo mejor es que los españoles tomen la palabra", ha señalado el actual presidente del Gobierno.

La pérdida de credibilidad del Gobierno Sánchez ha sido una de las claves de estas elecciones municipales y autonómicas y uno de los motivos que han dado lugar a este adelanto de las elecciones generales. El mandato del presidente del Gobierno ha estado marcado de 'tachones', como que jamás pactaría con los independentistas, con quien acabó formando una coalición.

Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez.

Durante su mandato se puso en marcha la Ley del solo sí es sí, una apuesta de la ministra de Podemos Irene Montero, que ha beneficiado a más de 1.000 abusadores sexuales. También Sánchez durante estos meses agravó la situación con Marruecos y Argelia, negoció la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CPGJ), que ha estado casi cuatro años en funciones, negándose a estudiar la posibilidad de cambiar el proceso de nombramiento de los miembros e indultó a los condenados por el procés catalán. Estos solo son varios ejemplos de los criticados pasos que ha dado Pedro Sánchez durante su mandato.

En el duelo particular con su principal opositor el Partido Popular el PSOE ha perdido 400.000 votos respecto a las anteriores elecciones municipales y ha pasado a la segunda plaza por detrás del PP. Los escándalos de la compra de votos y las polémicas surgidas en torno al PSOE en los días previos a las elecciones han dañado al partido de Sánchez y han debilitado su situación en gran medida. 

Este 28M así lo ha ratificado. El Partido Popular ganó de forma rotunda las elecciones municipales y autonómicas que se celebraron sin incidentes relevantes en la jornada de ayer. La formación que lidera Alberto Núñez Feijóo apunta ya a La Moncloa tras conseguir unos extraordinarios resultados. 

Precisamente, Pedro Sánchez presentó las municipales y autonómicas  como si se tratara de un plebiscito sobre su gestión, echándose la campaña sobre sus hombros. Y ayer fue corneado con una debacle insólita en la última década en el PSOE.

Pedro Sánchez hunde al PSOE

El presidente del Gobierno pierde opciones para revalidar su sitio en La Moncloa tras una polémica campaña marcada por las irregularidades de su formación en localidades como Mojácar (Almeria).

La caída socialista se produjo en lugares tan insospechados como Extremadura, tradicional granero de votos del PSOE, Aragón o Baleares. También se desgastan en Asturias, que salvan por la mínima, al igual que en Castilla-La Mancha, que sigue en manos de Emiliano García-Page por un puñado de votos. 

España se tiñe de azul

Especialmente positivos fueron los resultados del PP en la Comunidad de Madrid, donde Isabel Díaz Ayuso alcanza la mayoría absoluta, y en la capital, ciudad que seguirá en manos de José Luis Martínez-Almeida, que también conquista mayoría. 

Los populares retienen la Región de Murcia y recuperan la Comunidad Valenciana, Aragón, Baleares, Extremadura, La Rioja y Cantabria. También se hacen con Valencia, Valladolid y siete de las ocho capitales andaluzas, ya que el PSOE solo podría salvar Jaén si pacta con una nueva formación independiente. 

Los socialistas solo salvarían Asturias y Castilla-La Mancha, pudiendo retener con pactos Navarra. La formación que lidera Pedro Sánchez no consigue el triunfo en Barcelona, pero Jaume Collboni podría conquistar la alcaldía si recibe el apoyo de Barcelona en Comú y ERC

El vencedor en Barcelona fue Junts bajo el liderazgo de Xavier Trías, que mostró su satisfacción por el triunfo: "Somos conscientes de los resultados que hemos obtenido nosotros y el resto de fuerzas, tendrán un alcalde que colaborará estrechamente con todos". 

Los socialistas no obtienen los números esperados en Canarias, donde Coalición Canaria dio la sorpresa, se mantuvo en el segundo lugar y Fernando Clavijo podría recuperar la presidencia con el apoyo del PP tras una legislatura marcada por los escándalos del Gobierno regional con el caso de las PCR que destapó Elcierredigital.com. 

Feijóo, Ayuso y Almeida. 

Vox, previsiblemente, entrará en varios gobiernos regionales tras consolidarse como tercera fuerza. Su secretario general, Ignacio Garriga, dice que su formación "va a ser decisiva para desalojar a la izquierda de numerosos ayuntamientos y muchas comunidades autónomas"

Malas noticias para Podemos, que se queda fuera del Parlamento de la Comunidad Valenciana y del Ayuntamiento y Comunidad de Madrid. La formación morada, además, no podrá seguir en los gobiernos de Baleares, La Rioja o Aragón. 

Ciudadanos, por su parte, confirma su desplome y desaparece de todos los parlamentos regionales y de prácticamente todos los ayuntamientos. Su última esperanza parecía ser Begoña Villacís, que no ha conseguido los números exigidos para obtener el acta de concejal en Madrid. 

A nivel regional cabe destacar la subida del BNG en Galicia, el desplome del Partido Regionalista de Cantabria de Miguel Ángel Revilla, la bajada de Geroa Bai en Navarra de la expresidenta Uxue Barkos, y la de Nueva Canarias.  

Cambio de ciclo político

El 28M hace barruntar un cambio de ciclo en España, deja atrás los aires del 15M que cambiaron el país hace doce años y cambiará de rumbo de la mano del PP, previsiblemente con el apoyo de sus nuevos socios de Vox. 

El PSOE, por contra, intentará encauzar el rumbo antes de las próximas generales mientras a su izquierda se abre un socavón entre Sumar y Podemos, que no tienen prácticamente nada que celebrar en la jornada de ayer. 

Especialmente doloroso, e inesperado, fue la caída de la mayoría de barones socialistas: Guillermo Fernández Vara, Javier Lambán o Ximo Puig, amén de Ángel Víctor Torres, Francina Armengol o Concha Andreu. 

EH Bildu al alza y Compromís a la baja

EH Bildu consigue el primer triunfo para la izquierda abertzale en Vitoria tras la debacle del PNV, que cae hasta el cuarto puesto. La formación que lidera Arnaldo Otegi, en Navarra, alcanza el tercer puesto tras superar a Geroa Bai pero se queda a las puertas de recuperar Pamplona, que podría seguir en manos de UPN si no hay pacto progresista en la capital navarra. 

El yolandismo no obtiene buen resultado: Más Madrid no recupera la alcaldía, Compromís pierde Valencia y se marcha a la oposición en la Comunidad Valenciana, y la Chunta Aragonesista también sale del Gobierno de Aragón. 

Tampoco consigue buenos resultados Esquerra Republicana de Catalunya, tal y como admitió Oriol Junqueras. "No hemos sabido movilizar. No son los resultados que desearíamos y nos gustaría que fueran mejores y nos alejan del objetivo de la independencia", aseguró. 

COMPARTIR: