24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Las sociedades anónimas deportivas temen por su saneada contabilidad después de la decisión de la Federación de suspender partidos los viernes y lunes

La lucha por el botín de 2.100 millones de euros entre LaLiga y la RFEF también se juega en los medios de comunicación

Luis Rubiales y Javier Tebas.
Luis Rubiales y Javier Tebas.
La guerra brutal entre Luis Rubiales y Javier Tebas o lo que es lo mismo, entre la Real Federación Española de Fútbol y LaLiga, por la disputa del calendario balompédico de la próxima temporada que se inicia el 16 de agosto, parece no terminar. El último capítulo es que LaLiga pide al CSD la inhabilitación de Luis Rubiales, Andreu Camps y Carmen Pérez tras la posible querella por parte de la RFEF al Presidente de LaLiga, el abogado javier Tebas.

La guerra por el control del fútbol en España tiene un nuevo capitulo más. Los clubes, es decir las sociedades anónimas deportivas, amparados por la Liga de Fútbol Profesional, temen que la paralización de la celebración de los partidos los viernes y los lunes, que ha impuesto la Real Federación Española de Fútbol, acabe con el modelo que les ha hecho llenar sus arcas y con el que tenían previsto reducir prácticamente a cero su deuda con Hacienda y la Seguridad Social en el año 2020, gracias a su internacionalización.

Pero para eso, según los hombre de Javier Tebas, tienen que disputarse los partidos de fútbol profesionales los viernes y los lunes. Y con esto, la Federación de Luis Rubiales no traga. ¿Por qué? Pues porque, como muy bien señala el portal lusport: según el anexo 2 del convenio firmado el 11 de agosto del 2014, la RFEF considera que es una concesión suya y que, por tanto, tiene las competencias. Entiende que, según este anexo, los partidos de los viernes y lunes son solo concesión únicamente suya.

Se niega en rotundo a la disputa de partidos los lunes y deja solo abierta la ventana de los viernes. Además, solicita a LaLiga 33 millones de euros por temporada. Casi ocho veces más de lo que se llevaba hasta ahora. LaLiga, por su parte, dice que ese acuerdo no demuestra que sea una concesión de la RFEF y que no es una competencia exclusiva suya porque cuando se firmó no estaba en vigor el Real Decreto-Ley de Venta Centralizada de abril del 2015, que regula la venta colectiva de los derechos de Primera y Segunda.

Según LaLiga, esta potestad pertenece a la propia patronal. Señalan que, además, el Consejo Superior de Deportes (CSD) reconoció en un documento firmado que LaLiga tiene las competencias en la fijación de los horarios de los partidos de fútbol a raíz, precisamente, de una propuesta desde la RFEF a la Comisión Directiva del CSD para incluir reglamentariamente unos horarios debido a las altas temperaturas que se viven desde mayo a septiembre.

Guerra de declaraciones


"Las Ligas no pagan nada por jugar los viernes, ese es el desconocimiento que tienes. Es del mismo nivel que la intoxicación que pretendías hacer hoy enviando a los medios de comunicación una entrevista sesgada que la RFEF presentó al juzgado. Terminas con tu prestigio en días", twiteó JavierTebas en referencia al presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, que ya anunciado que se va a querellar por calumnias contra el presidente de la Liga Nacional de Fútbol Profesional.

Fútbol y negocio. 

Rubiales está muy enfadado a raíz de afirmar Tebas que la Federación había presentado al juez Andres Sánchez Magro un audio “manipulado” en la vista que se celebró en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid, el pasado miércoles7 de agosto.

Todos los clubes parecen unirse en su postura contra la prohibición de la Federación de jugar los lunes y los viernes. Se unen así a LaLiga y a los operadores televisivos que adquirieron para los próximos tres años los derechos de retransmisión. estos operadores han mostrado en los últimos días su preocupación por la postura tomada por Luis Rubiales ante lo que consideran que puede derivar en graves perjuicios económicos.

Campaña Mediática


¿Pero dónde esta la gravedad que nos han creado a los aficionados, se preguntan muchos colectivos de seguidores.

Pues en que La Liga de Fútbol Profesional de Fútbol de España se ha convertido en un importante actor de la industria del entretenimiento, tras crecer un 20,6% respecto a la temporada anterior e ingresar, por un lado, 4.479 millones de euros y, por otro lado, la cifra que aportan las emisiones internacionales aumentará en otros 500 millones de euros, hasta llegar a los 2.157 millones en esta temporada que no sabemos cuándo se definirá.

En esta internacionalización tiene un papel importante la estrategia digital, aumentando la presencia en redes sociales o apostando por nuevos formatos. Como ejemplo, el acuerdo con Facebook para la emisión de los partidos en Asia.

Y tanta es la importancia de la estrategia mediatico-digital, que la Liga lo sabe. Y Javier Tebas más. Por eso no deja nada sin controlar en lo que se refiere al nivel periodístico y mediático. Y si no, sólo hay que fijarse en la campaña "Como Dios manda", de branded content (generar contenidos vinculados a una marca que permitan conectar a esa marca con el consumidor).

Javier Tebas.

Esta campaña pagada por LaLiga se está haciendo a través de potentes medios de comunicación, lo que coloca ya de entrada a Javier Tebas como claro ganador mediático. Vuelan las portadas con temas afines a los clubes, mientras (es de suponer) llevan patrocinios millonarios en contenidos  pagados por LaLiga.

En otra campaña mediática denominada “No es fútbol es la liga”, publicada en el diario El Mundo, podemos ver un ejemplo de lo que sucede. Además, los acercamientos millonarios a Prisa a través de sus diferentes medios es también notorio. Campañas mediáticas del tipo “Dime de qué equipo eres y te diré dónde ir de vacaciones”, o las declaraciones del portavoz oficioso de Tebas, el empresario del Villareal, Fernando Roig, en El País: “No jugar lunes y viernes será un desastre, una ruina”,  son señales inequívocas de por dónde van los tiros, bien pagados.

Todo por dinero



LaLiga no puede ceder en este momento. Considera que la prohibición de jugar los lunes y los viernes pone en peligro los contratos firmados con los operadores que reportarán a los clubes ingresos por valor de más de 2.000 millones de euros. Los clubes (sociedades anónimas) ya han contabilizado como ingresos fijos estas cantidades para el próximo trienio. Todo fruto de la comercialización de los citados derechos televisivos, que incluían encuentros de Primera y Segunda División los lunes y los viernes.

También alegan que cuando salieron a concurso los contratos, la Real Federación Española formaba parte del órgano de control del Real Decreto que regulaba la venta de los derechos de retransmisión del fútbol y no se opuso a la disputa de los partidos los lunes y los viernes.

Luis Rubiales.

El juez Andrés Sánchez Magro, titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid, debe decidir en un plazo ya muy corto si la Federación de Rubiales puede prohibir los partidos de los viernes y los lunes. O gana LaLiga de Tebas. Pero nadie hoy imagina un año sin fútbol en España.

COMPARTIR: