22 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El futbolista del Getafe, en su momento más dulce después de haberse quedado a las puertas de un ascenso hasta en cinco ocasiones

El cuento de la Cenicienta de Jaime Mata: de sufrir impagos en la Preferente madrileña a la Selección Española

Jaime Mata con la Selección Española
Jaime Mata con la Selección Española / YouTube
España comienza su andadura hacia la Eurocopa 2020 y entre las novedades de Luis Enrique hay una historia que destaca. Es la del delantero del Getafe Jaime Mata, quien ha caminado una larga travesía anteponiéndose a dificultades y a los constantes cambios de equipo durante su carrera que comenzó en la División Preferente madrileña con el Galáctico Pegaso y ha terminado en la selección absoluta.

Este sábado 23 de marzo España comienza su andadura en la fase de clasificación que da acceso a la Eurocopa de 2020. En las filas del combinado nacional dirigido por Luis Enrique hay, entre otras, una nueva cara, la del delantero madrileño del Getafe, Jaime Mata, un jugador que ha vivido una odisea desde que comenzara a dar patadas al balón en campos de la División Preferente de Madrid.

Jaime Mata se ha ganado la convocatoria a pulso, ya que actualmente es el mejor delantero español del campeonato con trece goles en su casillero, dos por delante de Borja Iglesias del Espanyol y Raúl De Tomás del Rayo Vallecano. Además, el atacante del conjunto azulón lleva seis asistencias, algo que destaca lo polivalente que es este futbolista, ya que no solo tiene en la cabeza el gol, sino la manera de actuar de sus compañeros sobre el verde.

Aunque no es oro todo lo que reluce para Mata. El madrileño precisamente no ha tenido un camino de rosas, ya que ha tenido que hacer frente a las adversidades desde que empezara jugando con el Galáctico Pegaso, un equipo que sufrió constantes vaivenes con recesos económicos e impagos a los jugadores.

El Galáctico Pegaso fue un equipo de la Comunidad de Madrid muy conocido por su paso por Segunda División B y Tercera División. Conocido primeramente como Unión Deportiva Pegaso (1962-2000) fue cambiado a Galáctico Pegaso, nombre que le duró hasta 2008.

Mata_en_el_Pegaso

Jaime Mata, el segundo por la derecha, con el Pegaso en tiempo difíciles.

En ese año, estando en Preferente, los jugadores sufrían los impagos de sus nóminas, por lo que Jaime Mata tuvo que salir. “Siendo de Tres Cantos, nada. A la gente de fuera le pagaban la gasolina, pero yo al ser de casa...”, comentó durante una entrevista para El Partidazo de la COPE. El equipo volvió a cambiarse el nombre para denominarse Tres Cantos Pegaso, nombre que solo le duró hasta el año 2010 cuando desapareció.

Andanzas por Tercera División

Después de salir del Pegaso, la suerte quiso que Mata siguiera en Madrid y acabó fichando por el Rayo Vallecano en el invierno de la temporada 2009/10. El jugador llegaba a un equipo cuyo entrenador era José Ramón Sandoval para suplir a Pape Diamanka, futbolista que juega actualmente en el Numancia.

El delantero sufrió un nuevo revés. Tuvo que salir cedido al UD Socuéllamos del grupo XVIII de Tercera División de Castilla-La Mancha debido a que la Federación no permitió su inscripción. El equipo de Ciudad Real no atravesaba un buen momento y estuvo a punto de descender.

Mata_en_el_Socuellamos

Jaime Mata con el Socuéllamos | ABC

En verano de 2010 vuelve al Rayo, pero termina saliendo de nuevo, aunque no muy lejos, ya que ficha por el CD Móstoles del grupo VII de la Tercera División de Madrid. En este equipo tuvo una vida más tranquila ya que terminó a mitad de la tabla y además fue Pichichi de la Comunidad de Madrid con 25 goles.

Tiempos en Segunda División B

Tras hacer un buen papel en el Móstoles, regresa a la entidad vallecana donde juega toda la temporada 2011/12 que le vale para hacer nueve goles. Pero era demasiado mayor para un equipo filial, ya que “tenía 22 o 23 años. Yo iba al filial a hacer de veterano, a hacer equipo”, explicaba.

Aun así, Mata tuvo que hacer las maletas otra vez. Se fue a Cataluña, donde estuvo jugando cuatro temporadas. En el año 2013 aterrizó en el Lleida Esportiu del Grupo III de Segunda División B.

Jaime_Mata_con_el_Lleida

Jaime Mata con el Lleida | Lleida Esportiu

En el conjunto ilerdense volvió a desatarse su faceta goleadora. Durante la primera campaña hizo catorce goles jugando contra equipos como Alavés o Eibar, ahora en Primera División. Además, estuvo a punto de conseguir el ascenso a Segunda, algo que finalmente se le resistió.

En la segunda temporada realizó quince tantos y volvió a quedar en puestos de ascenso, pero una vez más la suerte no estuvo ni de su parte ni de su equipo. Aun así, llegó a Segunda gracias al Girona que le echó el lazo.

De menos a más en Segunda División

En el Girona jugó en las temporadas 2014/15 y 2015/16. Su rendimiento bajó, ya que su entrenador Pablo Machín no le concedió muchas oportunidades. En la primera temporada hizo diez goles, pero la desgracia se volvió a cebar con Mata y su equipo. En el último minuto del último partido se escapó el ascenso directo. Un gol del Lugo mandaba al Sporting a Primera y al Girona a posiciones de playoffs, donde se quedó a las puertas de ascender. En la segunda campaña metió nueve goles y el Girona volvió a terminar en puestos de playoffs, pero, una vez más, el destino quiso que Jaime Mata no ascendiera. Cuatro veces en cuatro años su equipo se quedaba a las puertas de ascender de división.

En el año 2016 recala en el Valladolid. Su primera temporada estuvo a la sombra del actual delantero del Rayo Vallecano, Raúl De Tomas. En el curso 2016/17 el delantero madrileño solo hizo cinco goles. Además, el gafe volvió. El Valladolid iba ganando en el último partido y el Huesca perdiendo en casa del Levante, líder y ya ascendido, algo que servía para que el equipo pucelano entrara en playoffs. El equipo oscense remontó y dejó fuera de las eliminatorias de ascenso al Valladolid. La mala suerte había golpeado de nuevo a Mata.

Jaime_Mata_con_el_Valladolid

Jaime Mata celebra un gol con el Valladolid | Twitter @realvalladolid

En la temporada 2017/18, Jaime Mata dejó boquiabiertos a los aficionados. El madrileño rompió a patadas la puerta del Pichichi. El atacante hizo 33 goles en 29 partidos, el tercer mejor registro de la historia de Segunda División. Por si fuera poco, ayudó a su equipo en las eliminatorias de ascenso con dos goles y, por fin, a la sexta consiguió el ansiado ascenso. El maleficio se había ido.

Getafe y Selección Española

Jaime Mata, ya con 30 años, decidió volver a su hogar, a Madrid, para fichar por el Getafe. El jugador comenzó como suplente por detrás de Jorge Molina y Ángel, pero finalmente se ha ganado la titularidad a pulso con su buen hacer sobre el terreno de juego con goles y asistencias.

Poco a poco ha ido superando a todos los delanteros españoles en la clasificación de goleadores hasta terminar en la primera posición. Si la temporada terminara hoy, Mata tendría en su posesión el Zarra (trofeo que se le obsequia al máximo goleador español).

Jaime_Mata_con_el_Getafe

Jaime Mata celebra un gol con Jorge Molina | Twitter @GetafeCF

Esta buena actuación no ha pasado desapercibida para Luis Enrique, que ha pensado que Mata, a pesar de tener 30 años, es bien válido para jugar con La Roja. Ahora, habrá que esperar a ver si Mata cumple el deseo y debuta con España. Sería un broche bonito a la historia de este gran delantero.

COMPARTIR: