25 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Javier Tebas (LaLiga) y Luis Rubiales (RFEF) vuelven a estar en "la picota" ya que muchos equipos denuncian una competición adulterada

Nuevo lío para La Liga tras la decisión de suspender todos los partidos que le restan por jugar al Reus en Segunda División

Los jugadores del Reus en uno de sus últimos partidos
Los jugadores del Reus en uno de sus últimos partidos / Europa Press
La opción de que el Reus acabe expulsado de la liga y no termine la competición se presenta como una de las más probable, sobre todo tras conocerse que no jugarán el resto de los partidos que le quedan en la competición de Segunda. Así lo ha ratificado el juez instructor de La Liga propone que el Reus no compita de manera profesional durante cinco temporadas además de aplicarle una multa al club de 250.000 euros.

La posibilidad de que el Reus deje de ser equipo de Segunda División podría estar cada vez más cerca, sobre todo tras la decisión tomada por el Juez Instructor de La Liga, el cual ha dictaminado la suspensión del resto de partidos que le quedan al equipo rojinegro en esta temporada. El conjunto catalán podría enfrentarse a una pena de hasta cinco años de exclusión de la competición profesional y 250.000 euros de multa podría ser la pena que le caiga al club.

Desde La Liga se piensa que el Reus no debía haber empezado la temporada, algo que finalmente sí hizo porque en aquellos momentos no había causa legal para impedirlo.

Tras conocer la situación legal del Reus, La Liga decidió tomar serias y duras decisiones en materia económica para el club. Una de ellas fue la limitación de fichajes, algo que pudo llevar al equipo a estar en posiciones de descenso.

La realidad del Reus descompensa la competición, además de llegar a producir una adulteración, ya que, en el caso de ser expulsado, los puntos que ha conseguido hasta ahora se le mantendrían, algo que no ha gustado a varias aficiones. Este viernes, tras la rescisión del contrato de varios jugadores, como son Edgar Badía, Shaq Moore, Mikel Villanueva, Tito Ortiz, Fran Carbia y Vitor Silva, el Reus sólo cuenta con once fichas y no tiene portero, lo que le sitúa en clarísima posición de desventaja sobre el resto de los equipos de la Segunda.

Joan_Oliver_del_Reus

Joan Oliver, actual dueño del Reus 

Joan Oliver, dueño del club, quiere venderlo, pero no lo tiene fácil. El Reus tiene una deuda elevada, pero según ha señalado el medio Reusdigital.cat, Oliver podría haber llegado a un acuerdo con el empresario Ángel Pérez, para que este último se convierta en el nuevo dueño y presidente de la entidad.

Los jugadores piden la suspensión de sus partidos

Al haber tan pocas fichas, los jugadores del Reus habrían pedido la suspensión de sus partidos. De hecho, el medio IUSport señala la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) habría preguntado a los dos próximos rivales del Reus, Las Palmas y Albacete, si tenían alguna objeción en no disputar sus partidos ante el conjunto catalán. Ambos equipos habrían accedido a la suspensión. 

Aun así, Las Palmas accedió a jugar contra el Reus sacando un comunicado incluso, pero el juez instructor ha desestimado esta propuesta, por lo que probablemente la entidad rojinegra no vuelva a jugar partidos en Segunda División.

Tuit de Las Palmas

La decisión de expulsar al Reus ante de que comience la segunda vuelta se consideraría como la alternativa más justa, ya que igualaría a todos los clubes en cuanto a enfrentamientos contra el Reus. Una vez confirmada la exclusión del Reus, todos los partidos se les daría por ganados a los rivales que se enfrentaran al club rojinegro en la segunda vuelta.

El lío llega en el momento de que el Reus, como club, se oponga a la solicitud de suspensión, ya que la RFEF podría no acceder y tendrían que disputarse todos los partidos.

El entrenador del conjunto tarraconense, Xavi Bertolo, en una rueda de prensa previa al encuentro contra Las Palmas, ha manifestado lo siguiente: ‘’No tengo noticias de que no se vaya a jugar este fin de semana’’. El partido entre el Reus y Las Palmas, en teoría, debería jugarse este sábado a las 20:30.

Consecuencias de la exclusión del Reus 

El club excluido de una competición por doble incomparecencia, o el que se retire de la misma, se tendrá por no participante en ella, y ocupará el último lugar de la clasificación, con cero puntos, computándose entre las plazas de descenso previstas; siendo aplicables, desde luego, en lo que proceda, las reglas que prevé el artículo 77 del presente Código Disciplinario’’, como así explica el el artículo 62 del Código Disciplinario de la RFEF.

El artículo 77 del Código indica que todas las puntuaciones obtenidas por los demás clubes se respetarán hasta el momento en partidos frente al Reus y, en el resto de los encuentros a celebrar, se dará por vencedor a los contrarios por el resultado de la media de los goles encajados por el Reus.

Reus_contra_el_AlcorcAn

El Reus celebra su victoria ante el Alcorcón | Europa Press

Esto quiere decir que los resultados obtenidos por los otros 21 equipos de Segunda División ante el Reus se quedarán como están y no podrán ser corregidos. Por ejemplo, el Numancia, último rival, sacó un empate ante el Reus, por lo que el resultado (1-1) se quedará así y no se podrá revocar.

Además de lo ya expuesto, se establece que, una vez descendido el Reus a Segunda División B, no tendrá derecho a ascender a Segunda División hasta que pase una temporada más o dos en el caso de que descienda deportivamente por estar en puestos de descenso. 

COMPARTIR: