27 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Es su primer segundo puesto en su fulgurante carerra dentro de la Fórmula Uno y el segundo pódium de su palmarés

Carlos Sainz realiza una gran demostración en el Gran Premio de Italia y queda a 32 metros de su primera victoria

Carlos Sainz ha logrado el pasado fin de semana el mejor puesto de su cuenta personal en el Mundial de Formula 1. Esto ha sido demás por partida doble, tanto en la tanda clasificatoria del sábado como en la carrera disputada en el mítico Autodromo de Monza, la catedral de la velocidad.

Subido a bordo de su McLaren-Renault logró clasificar tercero con tan solo los imbatibles Mercedes por delante. En la octava carrera del exótico calendario cerrado por la Formula 1 a cuenta de la pandemia y provenientes de la carrera de Spa-Francorchamps, los Renault parecían en una excelente forma propulsados por el mismo motor. Algo ocurrió entre las dos carreras, que con básicamente el mismo coche y condiciones dinámicas similares en las dos pistas, los clientes McLaren dejaron atrás al futuro equipo de Fernando Alonso. Sainz colocó su coche en segunda línea de parrilla en los entrenos del sábado, y en la salida mejoró aún más esa posición de privilegio, con una salida fulgurante en la que adelantó al finlandés Valteri Bottas.

Ahí se mantuvo durante casi media carrera hasta que dos Safety Cars consecutivos por abandono del Haas de Kevin Magnussen y un espectacular accidente del Ferrari de Charles Leclerc hicieron detener la carrera. Una batería de sanciones y decisiones estratégicas se cebaron con el madrileño y le remitieron a una zona fuera del pódium en la repetición de la salida. Tras mucho pelear e ir dejando atrás a otros participantes logró acabar segundo a 4,15 décimas del ganador, Pierre Gasly. Este corredor ganó por primera vez una carrera y registró la segunda victoria en el historial a su formación, Alpha Tauri (anteriormente Toro Rosso) Sainz cruzó la meta tras él con una diferencia de 32 metros con respecto a su predecesor. Justo al caer la bandera y aún subido en su coche se dolía por radio de que ojalá la prueba hubiera durado dos o tres vueltas más, con espacio suficiente para haber dado caza al galo. Para Carlos Sainz hubiera sido su primera victoria, aunque es su primer segundo puesto y segundo pódium de su palmarés.

 Cerrando bocas

Poco a poco el madrileño está cerrando muchas bocas que le tildaron de ser poco dotado y que se aprovechaba del apellido de su padre. Carlos ha corrido para Toro Rosso, Renault, McLaren y el año próximo lo hará vestido de rojo Ferrari tras un sorprendente fichaje. Su trayecto deportivo ha ido de menos a más y hasta hoy nunca ha dado un solo paso atrás, con visibles mejoras en su rendimiento y resultados para acabar ganándose el respeto de una parrilla donde comienza a ser un peso pesado. Serio, trabajador, siempre templado, jamás polémico, trata de forma excelente a sus compañeros, medios, y los que le rodean. En silencio ha ido escalando los rocosos peldaños de la Formula 1 en las que muchos han patinado. La gestión de su carrera deportiva resulta modélica y está siendo un ejemplo de cosas bien hechas que conducen a resultados claros y evidentes.

Carlos Sainz ha conseguido su primer segundo puesto y segundo podio en la Formula 1

Carlos Sainz ocupa la novena plaza en la tabla clasificatoria de pilotos y con los dieciocho puntos acumulados tras su segundo puesto en Monza impulsa a McLaren al tercer puesto en el Mundial de Constructores. En esta escudería recibirán a Daniel Ricciardo la temporada próxima pero ya parecen empezar a echar de menos al madrileño, no en vano es el hombre que más alegrías les ha dado en el último lustro.

Noticia en el mundo de la Formula 1 esta semana ha sido la venta del equipo Williams y la salida de la familia del mismo nombre con efecto desde el Gran Premio de Italia. Sir Frank Williams y su hija Claire, la única directora de equipo femenina de la parrilla, dejan paso al grupo financiero Dorilton que se hará cargo de la formación en lo sucesivo, aunque de momento no está previsto que abandonen su denominación.

Otros que dicen adiós, quedándose, son los contratistas de Alonso: Renault. La marca del rombo, con el nuevo CEO Luca di Meo a la cabeza, han decidido dar continuidad a la escudería pero con un cambio de denominación. Renault F1 pasará a ser Alpine F1 a partir de 2021. Esta jugada apunta a un movimiento estratégico para dar vida a una submarca de los del rombo que el año pasado vendió apenas 5.000 coches, de los que dos tercios fueron despachados en Francia. No hay nada oficial pero con toda seguridad, y con la figura de Alonso como embajador de marca, llegarán novedades con miras a un futuro híbrido, eléctrico y con motorizaciones avanzadas y altas prestaciones. Renault quiere aplicar el viejo mantra de “ganas el domingo, y vendes el lunes”. Ahora solo les hace falta vencer, o al menos hacer lo que Sainz: pelear por ello.

Próxima parada: Gran Premio de la Toscana a disputarse el fin de semana que viene en la pista de Mugello, un trazado que no se visita desde hace décadas. Por cierto, es propiedad de los pupas del momento: Ferrari. Ya les iría bien si al menos acabasen la carrera. La primera carrera con público será en Italia, pero no va a ser una fiesta roja…

José M. Zapico

@VirutasF1

COMPARTIR: