11 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El futbolista internacional tiene una deuda con la Hacienda brasileña de unos 2,3 millones de euros

Ronaldinho acorralado y embargado: la Justicia le quita 57 propiedades y dos pasaportes

El astro brasileño acumula problemas después de que el impago de una multa de 2 millones de euros, impuesta en 2012, le trajese un proceso judicial que pondría en juego el nivel de vida del que había disfrutado hasta ahora. El exjugador del Barcelona ha acumulado una deuda con el fisco brasileño que le impide salir del país y ha provocado la incautación de 57 de sus propiedades.

La información ha sido desvelada por el diario local Folha de Sao Paolo: el futbolista internacional tiene una deuda con Brasil de 9,5 millones de reales, unos 2,3 millones de euros al cambio actual.

La multa se originó en un proyecto del futbolista y su hermano, el empresario Roberto de Assis Moreira, que construyó un molino para triturar olivas y caña de azúcar en un área protegida de Porto Alegre. La cruzada judicial contra la empresa 'Reno Construçoes e Incorporaçoes' del hermano del astro se inició en 2009 por parte de las autoridades de aquel Estado.

En el año 2012, los hermanos recibieron el primer varapalo judicial, cuando el Juzgado Civil de Porto Alegre ordenó la demolición de la infraestructura y los condenó por "daños medioambientales". Además agregó una sanción diaria por cada jornada  de trabajo. En 2015, una segunda sentencia aumentó la carga de la multa hasta los 2 millones de euros.

Palacio de Justicia de Porto Alegre.

Cuatro años después, ninguno de los dos se ha hecho responsables por el pago de la multa, por lo que la justicia ha procedido a retirar los pasaportes de ambos, en el caso de Ronaldinho le han sido retirados los documentos brasileño y español.

Después del impago, la justicia optó por tomar el dinero de las cuentas del futbolista, pero para sorpresa de los juzgados, las cuentas corrientes del astro brasileño solo contaban con seis euros.

Finalmente, han sido retenidos 7 millones de reales (1,9 millones de euros) y 57 propiedades, con las que el Tribunal pretende negociar con los condenados. El abogado del exjugador del Barcelona ha apelado la decisión para recuperar el pasaporte español, ya que lo considera una “retención abusiva, arbitraria e infundada”.

COMPARTIR: