05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La victoria del gran maestro estadounidense contra Magnus Carlsen pone a la disciplina en el punto de mira por la falta de control de su juego desleal

Hans Niemann y las 'trampas' en el ajedrez: De las perlas anales a los engaños online

/ El Gran Maestro del ajedrez Hans Niemann.
El joven Hans Niemann ha ganado contra todo pronóstico a Magnus Carlsen en el torneo de San Luis de forma sospechosa ya que aparentemente era el rival más fácil del campeonato. Entre varias de las teorías que se barajan, se cree que el estadounidense Niemann pudo utilizar unas perlas anales para comunicarse con un ordenador manejado por un asistente externo que le habría transmitido los movimientos que debía hacer mediante vibraciones de código morse.

La derrota del gran maestro Magnus Carlsen frente a Hans Niemann sigue dando de qué hablar en el mundo del ajedrez. El noruego cayó en tercera ronda contra el joven estadounidense, una derrota que sorprendió a muchos ya que Carlsen solamente ha perdido cinco partidas en los últimos cinco años y que ha desencadenado multitud de especulaciones y teorías.

Niemann respondía a los mejores movimientos de Carlsen en cuestión de segundos, algo que hizo levantar todas las sospechas. A raíz de esto Carlsen ha intentado dejar en evidencia a Niemann acusándolo de hacer trampas en el en el torneo de San Luis y dejando correr el rumor de que podía llevar unas bolas anales inalámbricas que le avisaban de los movimientos del rival.

Muchas teorías apuntan a que podría haber hecho trampas con las perlas anales comunicándose con un ordenador manejado por un asistente externo, que le habría transmitido los movimientos que debía hacer mediante vibraciones de código morse. De ser cierto supondría una polémica sin precedentes para el mundo del ajedrez.

Más acusaciones a Niemann

Además de Carlsen, el estadounidense Hikaru Nakamura, también lo acusó. De hecho la primera plataforma mundial de ajedrez en línea, Chess-com, prohibió la cuenta de Niemann después de que hiciese trampas, algo que el propio estadounidense reconoció haber hecho en su adolescencia, aunque aseguraba haber cambiado por completo.

Quién también quiso dar su opinión fue el CEO de Tesla, Elon Musk, que habló vía Twitter sobre la sorprendente treta del joven estadounidense: "El talento alcanza un objetivo que nadie más puede alcanzar, el genio alcanza un objetivo que nadie puede ver (porque está en tu trasero)".

El joven de diecinueve años está tan seguro de su inocencia que incluso aseguró desnudarse si era necesario: "Si quieren que me desnude por completo, lo haré. No me importa. Porque sé que estoy limpio. Estoy aquí para ganar y ese es mi objetivo a pesar de todo".

Asimismo afirma que para enmendar su error ha jugado 260 partidas en un año y ha entrenado durante 12 horas al día porque quería demostrarse a él mismo y a los demás que era capaz de ganar una partida por él mismo.

Aunque ha recibido muchas críticas también están los que le defienden. Figuras como Kasparov o grandes maestros como el español Miguel Illescas han explicado que es bastante probable que Niemann pudiese ganar a Carlsen sin tener que recurrir a trampas o ayudas externas.

De hecho el legendario ajedrecista ruso quiso poner la responsabilidad en Carlsen que abandonó el torneo sin dar una explicación: “No profundizaré en las feas insinuaciones del asunto ahora, pero debo comentar lo que sí sabemos: el campeón mundial de ajedrez Magnus Carlsen se retiró del torneo más importante del mundo en San Luis, un acto sin precedentes en los últimos 50 años, y se requiere su explicación”.

Otras teorías

Frente a la surrealista teoría de las bolas anales, los expertos también sospechan que Niemann se pudo hacer con el plan de juego de Carlsen antes de tiempo, anticipando así su apertura sorpresa.

Carlsen ha sido uno de los hombres que ha devuelto al ajedrez el prestigio y la atención. Su modo de jugar y su personalidad hicieron que todos los ojos se volvieran hacia él. Pero hasta ahora no había protagonizado una polémica como ésta. Es de las pocas veces que se enfrenta a un problema grave y ha demostrado muy poca madurez para enfrentarse al conflicto.

COMPARTIR: