16 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Recibí una oferta del programa Supervivientes, pero finalmente no me he decidido, aunque la sopesé"

Edu Blasco: "Está muy bien que nos fijemos en el deporte femenino pero hay mucho de 'postureo' en las instituciones"

Eduardo Blasco
Eduardo Blasco / Facebook
Eduardo Blasco (Donosti-San Sebastián, 1994) acumula en su palmarés 29 veces campeón de España en la disciplina deportiva de salvamento y socorrismo y natación con aletas. Ha obtenido 52 medallas en Campeonatos de España Absolutos y ha batido 33 récords de España, no para de recibir honores en distintos puntos de la geografía nacional.

La directora de Deportes de la Diputación Foral de Guipúzcoa, así como el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, lo felicitaron por sus éxitos deportivos. Más lejos de su tierra, también ha recibido reconocimientos, en Canarias. El Presidente del Gobierno Canario, Fernando Clavijo (CC) y el Director General de Deportes, José Francisco (CC), recibieron al donostiarra en Santa Cruz de Tenerife en un acto oficial. Además, el municipio de La Oliva, solicitó al nadador que dejara su rúbrica en el libro de Honores del municipio; en el evento estuvieron el Alcalde y la Concejala de Deportes. A esto hay que sumar que ha recibido la máxima distinción de Fuerteventura, así como reconocimientos en 7 municipios de las islas.

Lo tuyo no deja de ser llamativo, te reclama la prensa de un montón de lugares y tienes más de 150.000 seguidores en redes sociales, pero parece que la prensa a nivel nacional se hace la sueca. ¿Qué les pasa contigo?

En mi caso se da una coincidencia extraña. En los últimos cuatro meses más de 150 publicaciones o me han entrevistado o se han hecho eco de alguno de los éxitos que he alcanzado. Es decir, en cinco o siete comunidades autónomas me he hecho bastante conocido y eso es casi la mitad de España sin que casi ningún medio nacional se haga eco. No deja de ser curioso y hacerme cierta gracia. En Madrid se piensan que lo que no pasa por ahí no existe y resulta que sí, que más de lo que allí se creen. De eso pecan a veces los medios nacionales. Tú vas a Asturias y la gente lee La Nueva España o en Euskadi El Correo Vasco. El Mundo, el ABC o El País allí se asocian con medios locales porque es lo que se vende. Ves los medios nacionales y, muchas veces pecan de no tener en cuenta que España no se acaba en Madrid. No piensan que a un señor de Vigo lo que pase en la Castellana le importa un carajo.

Por cierto, ¿cuál es tu vinculación con Canarias?

Vivía en Canarias siendo muy joven, con 17 años. Al inicio de mi carrera deportiva. Viví en Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura. Y la relación no se ha perdido nunca. Sigo visitando cada vez que puedo las islas y ahí he dejado muchos amigos. Cuando me llamó Fernando Clavijo [Presidente de las Islas Canaria] me hizo mucha ilusión. Me han dado mucho cariño en Canarias.

"Sé perfectamente cuando un político me reconoce porque cree que es necesario y cuando lo hace porque le viene bien a nivel de imagen"

No es el único territorio en el que te ha pasado…

Soy muy respetuoso con los sitios en lo que he estado y me une a ellos mucho cariño. De hecho, la relación se mantiene siempre. Yo me siento muy donostiarra, pero eso no es contradictorio con el sentimiento que me une a los lugares donde he estado. Eso hace que ellos también me sientan como algo propio y eso está muy bien. De hecho, en la prensa asturiana siempre hablan de mí como “vasco formado en Asturias” porque en Gijón estudié Salvamento y Socorrismo.

La última vez que hablamos me contaste que estabas preparando proyectos relacionados con la moda ¿Sigue en pie?

Pues sí, el mundo de la moda me sigue interesando. Ha sido en Canarias donde más cobertura me han dado en este sentido. Ha sido gracias a Pedro Palmas y su marca moda cálida. También estoy pendiente de un contrato de imagen con una firma de San Sebastián.

¿Qué ha pasado con las ofertas televisivas que has tenido?

Siempre he tenido ofertas y la verdad es que la de Supervivientes sí que la sopesé porque dentro de lo que son los programas de televisión es que el más se acerca a lo que me gusta. Finalmente, no me he decidido.

Recibiendo el Premio Fuerteventura al Mérito Deportivo. 

En estos últimos meses el deporte femenino parece que, por fin, empieza a estar valorado y en alza. ¿Por qué ahora?

Hay una parte de realidad que está muy bien, el hecho de que la gente esté muy implicada en la promoción del deporte femenino. Luego, la verdad es que hay una parte importante de postureo por parte de la gente y de pantomima por parte de las instituciones. Y la verdad creo que esto en algunos aspectos ha llevado a que hay un interés corrompido hasta cierto punto.

¿A qué te refieres?

Me explico, me parece normal que en deportes profesionales se dé apoyo económico a las mujeres. Ahí está el ejemplo del Atlético de Madrid en su versión femenina. Deberían cobrar lo mismo. Sin embargo, en deportes no profesionales se está dando la casualidad de que ninguna institución daba ayudas y ahora sí lo están haciendo, pero sólo en modalidad femenina porque está de moda y lo hacen de formar oportunista. Eso es un agravio comparativo. La discriminación positiva no es nada bueno. Me parece igual de vergonzoso que en el deporte profesional hasta ahora no nos hayamos fijado en las mujeres que en los no profesionales solo se las ayude a ellas por política.

Todos estos reconocimientos que has recibido últimamente coinciden con la cercanía en el tiempo de varias convocatorias electorales. ¿Hasta qué punto crees que se debe a un reconocimiento sincero o a la necesidad electoralista de hacerse la foto con un deportista laureado?

Creo que en un 50% es porque sienten que lo tienen que hacer. Luego sí que hay otros que lo hacen por otros intereses sea de manera directa o indirecta, bien porque creen que es lo correcto o por redimirse por no haberlo hecho antes. Sí he de decirte que distingo perfectamente quién pertenece a cada grupo. Por ejemplo, sé que la alcaldesa de Santander [Gema Igual, del Partido Popular] lo hizo cuando tenía que ser, cuando he tenido un vínculo importante con la ciudad.

COMPARTIR: