05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

'EL NEGRO' NARRÓ EL MUNDIAL DE FÚTBOL DE ALEMANIA 2006, EL MUNDIAL BALONCESTO DE JAPÓN 2006, NUMEROSOS PARTIDOS DE LA NBA Y DOS EUROBASKET

Trece años de la muerte de Andrés Montes, el jugón de la locución deportiva y padrino del "Tiki Taka"

Andrés Montes
Andrés Montes
Andrés Montes fue uno de los mejores narradores deportivos de este país, durante más de una década puso voz a la narración de la NBA en España. Con un estilo desenfadado y cercano atraía la atención del público, el narrador contaba con innumerables muletillas que con el tiempo se convirtieron en frases célebres para la sociedad española. Narro el Mundial de fútbol de Alemania 2006, el Mundial de baloncesto de Japón 2006, varios partidos de la Liga y dos eurobasket

El 16 de octubre en el año 2009 falleció Andrés Montes, figura icónica del periodismo y de la locución deportiva. Andrés Montes Gonzalez nació el 27 de noviembre de 1955 en Madrid, durante más de una década puso voz a la narración de la NBA en España, con una manera única de contar los partidos. Montes aplicó el uso de términos poco utilizados como la expresión “ratatata” que significaba un triple o el término “jugón”, otra de sus frases más típicas era “la vida puede ser maravillosa”, que hacía referencia a su manera de vivir.

Desde 1980 trabajó para la COPE, Radio Cadena Española, Radio Voz, Radio Marca y Antena 3 Radio. A partir de 1995 narró junto a Antoni Daimiel y Santiago Segurola, la retransmisión de los partidos de la NBA en España para Canal +. En abril de 2006 fichó por La sexta, donde narró los partidos del Mundial de fútbol de Alemania de 2006, también comentó el Mundial de baloncesto de Japón 2006. Al año siguiente retransmitió el Eurobasket y también narró el de 2009, en la final de este último campeonato Andrés anunció que dejaba La Sexta. Durante este periodo retransmitió partidos de la Liga española de fútbol y de la selección española de baloncesto.

Con un estilo desenfadado y cercano atraía la atención del público, el narrador contaba con innumerables muletillas que con el tiempo se convirtieron en frases célebres para la sociedad española. Su creatividad era fascinante, muchos jugadores poseían motes creados por Andrés Montes. A Pau Gasol le establecieron el mote de “ET”, a José Manuel Calderón lo llamaba “Mr. Catering” y Michael Jordan lo denominaba “aerolíneas Jordan”. En el fútbol cuando la selección española hacía gala de su juego Andrés lo denominaba el “Tiki Taka” y al Puyol lo llamaba el “Tiburón”.

Los motes y las expresiones que Andrés Montes usaba para narrar el deporte a su manera eran innumerables. Cuando se hablaba mucho de algo que para él “no era para tanto” decía "Boule bou chau chau", si un jugador hacía un mate Montes soltaba un “Brrrrrr” y luego gritaba “¡Aterrizó!. Si un equipo vapuleaba a otro Montes exclamaba, “esta tarde vi llover” mientras que si un jugador trataba de hacer todo gritaba “Juan palomo yo me lo guiso, yo me lo como”.

Andrés Montes era un hombre elegante, coqueto y presumido, que siempre aparecía con una pajarita. Se dio cuenta de la realidad de que el periodismo deportivo era “una gran mentira”, a los novatos de la profesión les contaba, “hay que vender el pollino y estirar el chicle”, aunque al hablar de su papel explicaba “ yo no cuento milongas, vengo, hablo de lo mío y me voy”.

La vida dejó de “ser maravillosa” para Andrés el 16 de octubre de 2009, ese día su pareja encontró su cuerpo sin vida en su domicilio de la madrileña calle de Espronceda 31. Montes había superado un cáncer, le faltaba un riñón, era diabético y llevaba un bypass, Andrés Montes falleció a sus 53 años a causa de un infarto de miocardio.

Tras su muerte, el 27 de abril de 2010 el Consejo Superior de Deportes le concedió a título póstumo la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo como reconocimiento a su difusión y promoción del deporte. En 2019 Montes fue uno de los 18 miembros elegidos para la primera promoción del Hall of Fame del Baloncesto Español.

La muerte de Montes consternó al mundo del deporte y recibió incontables comentarios lamentando su muerte y honrando el gran trabajo que “el negro” había realizado para el periodismo de este país.

COMPARTIR: