20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El club de fútbol gallego ha renovado casi todo el organigrama, pero nadie ha dado todavía explicaciones del cambio a los aficionados

Se busca a un desaparecido Paco Zas, el presidente del Deportivo de la Coruña ausente de los medios de comunicación

Paco Zas, presidente del Real Club Deportivo
Paco Zas, presidente del Real Club Deportivo

A su mentor sí se le ve (otra cosa es que no hace declaraciones públicas), incluso en lugares poco habituales, según comentan los que le conocen bien. Pero Paco Zas permanece alejado de los focos.

La prensa coruñesa dice que es imposible sacarle una declaración más allá del encontronazo en actos deportivos -y por cierto casi siempre son desafortunadas para él-. Los foros de internet echan humo. Se habla de él en todos los foros deportivistas de las redes sociales, opinan sobre todas las decisiones, e incluso las malas lenguas dicen que su relación con Tino Fernández, su antecesor en el cargo, no pasa por su mejor momento.

El silencio que le recomiendan al presidente del Deportivo de la Coruña le está pasando factura, el deportivismo se le está poniendo en contra, por eso y por muchas más declaraciones como las de algunos que han pasado por esta relación cogen credibilidad día a día.

IMG_20190927_123937

Paco Zas junto a su equipo directivo

Mientras llegan o no las respuestas estos son los nombres de los cambios que el club oficializó estos días en los que los resultados deportivos no son buenos y los pitos en la grada son cada vez más sonoros.

José González-Dans, el nuevo director general del Club, acumula, por tanto, todo el poder, incluso más que el propio Zas. Dans es milimetrado y exigente y sin duda, se caracteriza por solo servirle lo que se hace como él quiere. Tampoco hace declaraciones de manera directa, pero sin duda, es el que más está trabajando para enderezar todo de cara a noviembre, también es el que más tiene que perder con todos los cambios.

De momento efectuó una arriesgada apuesta al reducir el área deportiva en beneficio de otras áreas. De algunas ya habíamos informado como la de Rafael Martín Acero, Sergio Patiño, también son baja José Luis Devesa, David Sánchez y Ernesto Bello. Lo curioso de todo esto es que coincide con los contrarios a algunas de las disciplinas actuales de obligado cumplimiento.

Carmelo del Pozo se ha hecho más fuerte en Riazor, por el contrario de lo que pensaban algunos, pero que hace creíble la idea de que Tino (el hombre que apostó por él), es la mano que mece la cuna del Deportivo. Solo habla dentro del Club y solo defiende sus intereses, algo lógico, pero que debería de ser matizable. Zas desde el principio lo consideró intocable, aunque luego se supo entre bastidores que era solamente por una cuestión económica, criterios profesionales o de falta de afinidad es como les gustará recordar su salida si esta se termina produciendo.

Cinco nuevas áreas

En el primer equipo, Carmelo del Pozo; en el filial, el Real Club Deportivo Fabril, Ángel González Becerra (persona de total confianza de Carmelo); en el fútbol femenino, Pablo Pereiro; en el fútbol base queda dividido en dos parcelas, Albert Gil, que además de llevar el tema de convenios y campus está al frente de los juveniles y cadetes y Javier Álvarez, que se hace cargo de infantiles, alevines y benjamines y en la secretaría técnica, Carmelo del Pozo y Ángel González Becerra.

Además, en la metodología ponen al frente a Roberto Robles, como responsable médico de la cantera a Alejandro Mejuto, a Marisol Arias como psicóloga y a Dani Mallo como primer entrenador de porteros, junto a Alberto Casal, David Vidal e Iván González.

Seguiremos informando e intentando que hablen los protagonistas, que todos tienen mucho que decir y algunos, quizás, algo que ocultar. En noviembre habrá soluciones, se espera que sean idóneas y definitivas. La afición espera que en esa fecha el Depor esté al menos en puestos de salvación.

COMPARTIR: