21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La aficionada, se quemó delante de un Tribunal tras ser condenada por haber entrado al campo de fútbol haciéndose pasar por un hombre

Muere Sahar Khabazi, la aficionada iraní que se quemó a lo bonzo por no dejarle ver el fútbol en un estadio

Pancarta de apoyo hacia las mujeres que no pueden acceder a los estadios de fútbol
Pancarta de apoyo hacia las mujeres que no pueden acceder a los estadios de fútbol / Getty
Las mujeres de Irán tienen estrictamente prohibido acceder a un Estadio, lo que ha provocado que Sahar Khabazi, una aficionada del Esteghal Tehran Football Club, haya muerto tras prenderse fuego delante de un Juzgado en protesta para que las mujeres puedan entrar a los campos de fútbol.

Una mujer iraní, Sahar Khabazi, ha fallecido después de haberse prendido fuego frente al Tribunal de Teherán (Irán) el pasado 1 de septiembre tras ser juzgada por resistirse a su detención por un delito de ingresar a un estadio de fútbol haciéndose pasar por un hombre, una estrategia que utilizan muchas mujeres iraníes para poder ver el fútbol.

En Irán las mujeres tienen prohibido ingresar en los campos y ella quería acceder al estadio para ver a su equipo, el Esteghal Tehran Football Club que juega en el Azadi Stadium. Por eso, decidió quemarse a lo bonzo en protesta por todas las mujeres que no pueden acceder a un campo de fútbol.

Según la agencia de noticias Rokna, la mujer, Sahar Khabazi, fue llevada a un hospital de la ciudad con quemaduras potencialmente mortales. “La joven de 29 años sufre quemaduras de tercer grado y actualmente se encuentra bajo soporte vital”, señalaba entonces el CEO y presidente del hospital Motahari Emergency and Burns de la capital iraní, Mustapha Dehmardi. Y según ha podido saber Elcierredigital.com  gracias a la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español (FASFE), que el movimiento dedicado a acabar con la discriminación de las mujeres en irán, OPEN Stadiums, ha informado que la mujer ha fallecido.

La plataforma FASFE, una de las pocas en hacerse eco de la noticia

Un portavoz de la Justicia iraní, por su parte, señaló que la mujer “había estado involucrada en una confrontación física con las fuerzas de seguridad en febrero”, después de que se resistiera al arresto por los respectivos mencionados anteriormente, insultar a un policía y negarse a acatar los códigos de vestimenta musulmana.

La mujer en primera instancia fue detenida, pero luego la pusieron en libertad con el fin de comparecer ante el tribunal acusada de “insultar al público desafiando el código de vestimenta para las mujeres”, según recogen los documentos judiciales señalados en el diario The Telegraph.

Rokna también citó a la hermana de la víctima, la cual explicó que “detuvieron a mi hermana el 12 de marzo de 2019, cuando trató de ingresar al Azadi Stadium para ver el partido que jugaba en casa el Esteghal Thran contra el Al-Ain FC de los Emiratos Arabes Unidos”.

Según la misma agencia, los cuerpos de seguridad arrestaron a la mujer, que supuestamente tiene un trastorno bipolar y estaba bajo tratamiento, para después ser llevada a la prisión de Qarchak, en Varamin, al sur de Teherán.

Protesta por un veto que dura desde 1979

La audiencia estaba prevista para la semana pasada para la semana pasada y, según una fuente de The Telegraph, la mujer se enfrentaba a seis meses de prisión. Sahar le advirtió al juez de que pospusiera el juicio para poder asistir a su funeral. Cuando salió del edificio ella se prende fuego aprovechando el bullicio que había alrededor del tribunal.

Dehmardi señaló a Rokna también que la mujer tenía quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo debido a la gran cantidad de gasolina que había usado para prenderse a sí misma.

Mujeres_vestidas_de_hombre_accediendo_a_un_estaido_de_futbol

Mujeres haciéndose pasar por hombres para poder acceder a un estadio de fútbol

Desde la Revolución Islámica de 1979, las mujeres iraníes tienen estrictamente prohibido asistir a los estadios de fútbol, ya que el régimen clerical considera que ver a los hombres jugar a este deporte y en pantalones cortos “promueve la promiscuidad”.

Las activistas iraníes han estado luchando por el derecho de las mujeres para que puedan ingresar en complejos deportivos algo que, en los últimos años, han conseguido, pero solo a ciertos deportes. Por ejemplo, pueden asistir a encuentros de voleibol, pero solo si están acompañadas por sus cónyuges y en áreas designadas.

Problemas entre la FIFA e Irán

Prohibir a las mujeres asistir a partidos de fútbol en Irán va en contra de las regulaciones establecidas por la Federación Internacional de Fútbol (FIFA). Por eso, en el Mundial de Rusia de 2018 se pudieron ver a cientos de seguidoras iraníes animando dentro de los distintos estadios rusos donde le tocó jugar a Irán contra Marruecos, España y Portugal.

El artículo 4 del reglamento de la FIFA estipula que la “discriminación de cualquier tipo contra un país, persona o grupo de personas por motivos de raza, color de piel, origen étnico, nacional o social, género, discapacidad, idioma, religión, opinión política o cualquier otra opinión, riqueza, lugar de nacimiento, orientación sexual o cualquier otra razón está estrictamente prohibido y se castiga con suspensión o expulsión”.

Mujeres_iranies_apoyando_a_Iran_en_el_Mundial_de_Rusia

Mujeres iraníes apoyando a su selección durante el Mundial de Rusia de 2018

La FIFA le ha dado a la República Islámica de Irán hasta octubre para allanar el camino para que las mujeres puedan ingresar libremente en los estadios de fútbol y puedan ver en directo partidos masculinos. De lo contrario, Irán podría enfrentarse a la eliminación de todos los campeonatos de fútbol internacionales.

COMPARTIR: