29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL VÍNCULO DE ESTA COMPAÑÍA CON GOLDMAN SACHS, QUE CONSIGUIÓ LA FINANCIACIÓN DEL 'ESPAI', HABRÍA DEJADO EN LA ESTACADA A LAS ESPAÑOLAS FCC Y FERROVIAL

Los negocios del Barça con Limak Holdings, la constructora turca que renovará el Camp Nou

Imagen del proyecto del nuevo Camp Nou
Imagen del proyecto del nuevo Camp Nou
Pese al concurso de Ferrovial y FCC para la renovación del Camp Nou, la obra ha sido adjudicada a la constructora turca Limak Holdings. Una de las claves del acuerdo es la estrecha relación financiera que existe entre la compañía y el banco de inversión Goldman Sachs, encargado de conseguir los 1.500 millones de financiación del nuevo Espai Barça. También se han comprometido a realizar las obras en 18 meses frente a los 36 que aseguraban los demás aspirantes.

Varios eran los consorcios que se disputaban la oportunidad de construir el nuevo Camp Nou, pero ni Ferrovial ni FCC –empresas españolas que lideraban las listas– han sido las elegidas para renovar el estadio para el FC Barcelona. Quien finalmente se encargará de levantarlo será Limak Holdings, un grupo familiar turco poco conocido que está presente en numerosos negocios. Este grupo posee desde una cadena de hoteles y zumos de fruta hasta cementeras. Gran parte de su expansión en las actividades internacionales procede de Rusia. Además está en los países del Golfo Pérsico, los Balcanes, África, Kosovo y Ucrania, donde construyó el metro de Dnipro. Junto a Limak se ha presentado la pequeña empresa familiar catalana Vopi4.

Según fuentes cercanas a las negociaciones, "una de las claves del acuerdo es la estrecha relación financiera que existe entre la constructora y el banco de inversión Goldman Sachs", encargado de conseguir los 1.500 millones de financiación del nuevo Espai Barça, o lo que es lo mismo, para la transforma­ción de todas las instalaciones que el FC Bar­celona tiene en el barrio de Les Corts, en Bar­celona, y el Estadi Johan Cruyff, en la Ciudad Deportiva Joan Gamper de Sant Joan Despí.

Dos días después de que se adjudicase la construcción a Limak Holdings, el jueves 12 de enero, Jordi Llauradó dimitió de su cargo como director responsable del Espai Barça, según anunció el FC Barcelona. En el comunicado del club se subrayaba que Llauradó ha solicitado dejar su labor en el Espai Barça para "poder dedicar más tiempo a sus compromisos empresariales". Ahora Llauradó continuará en la junta y se centrará en la Fundació FC Barcelona.

Spotify Camp Nou | Canal Oficial FC Barcelona

Camp Nou

Se da la circunstancia de que Llauradó es el único constructor de la junta y no participó en la reunión del lunes donde se votó la elección de Limak. 

Otra causa que ha dado el triunfo a Limak es su compromiso, bajo garantías, a realizar las obras en 18 meses frente a los 36 meses que aseguraban los aspirantes españoles. Para ello, emplearán logística ensamblando fuera y trayendo el nuevo estadio a trozos a Barcelona. El objetivo del club es poder comenzar a jugar en el nuevo estadio el 29 de noviembre de 2024, pese a que la obra tardará un año más en completarse del todo.

El último motivo para su triunfo va de la mano de lo económico. Limak ajusta el precio a un máximo de 900 millones mientras que los otros proyectos superaban los 1.000

El resultado de esta operación será clave para que Limak Holdings se posicione en el mercado de la construcción en Europa Occidental. Y aunque el único campo de fútbol que ha construido Limak es un estadio en la población de Mersin, Turquía, con capacidad para albergar a 25.000 aficionados, cuenta en su haber con construcciones notorias.

Una de ellas es el puente suspendido más alto del mundo, 1915 Çanakkale, sobre el mar de Mármara, que separa la parte turca europea de la asiática. Otra importante y actual construcción es el aeropuerto de Estambul, con un valor de 22.000 millones de euros y cuya adjudicación fue investigada por posible corrupción. Esta investigación implicaba al Gobierno presidido por Recep Tayyip Erdogan pero nunca fue probada.

La evolución de Limak Holdings


La presidenta de Limak Holdings es Ebru Özdemir, licenciada en ingeniería civil, que es una importante figura empresarial en Turquía. Ebru ha tratado de situar a Limak como una de las patrocinadoras de la cumbre de Davos, que reunirá a líderes empresariales, financieros y políticos mundiales en la semana del 16 de enero en la ciudad de Davos. Además, como fiel defensora de los derechos de las mujeres, aspira a desarrollar desde la fundación Limak las carreras profesionales de las mujeres turcas en ingeniería y ciencia. 

Últimos pasos para terminar el Puente de Çanakkale entre Europa y Asia -  Hispanatolia

Puente de Çanakkale 1915

Limak Holdings se fundó en 1976 por dos ingenieros de Ankara, Sezai Bacaksiz y Nihat Özdemir, padre de la actual presidenta. Actualmente la compañía cuenta con 53.000 empleados y, según los últimos datos, tuvo unas ventas de 4.500 millones de dólares en 2019. La constructora turca estudió en 2011 salir a Bolsa, pero dio un paso atrás en medio de la crisis económica y la devaluación de la lira, moneda local.

Según el ránking emitido por Engineering News-Record, Limak ocupa la posición 50 entre las constructoras mundiales. Las siete primeras empresas son chinas. En octava posición se encuentra la francesa Vinci, que retiró su interés por presentarse a la reconstrucción del Camp Nou, y en décima posición se encuentra la constructora española ACS, controlada por el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez

Las otras constructoras relacionadas con el mundo del fútbol


ACS decidió no presentarse a la renovación del Santiago Bernabéu por cuestiones éticas, aunque tampoco quiso presentarse a realizar la reconstrucción del Camp Nou, pese a haber sido invitada a ello. El presidente del Real Madrid exigió que la renovación del Bernabéu estuviese a cargo de una empresa con sede en España, la elegida fue FCC

FCC gana las obras del Santiago Bernabéu por 460 millones | Construcción e  Inmobiliario

Poryecto de la reconstrucción del Santiago Bernabeu

Esta constructora centenaria, con orígenes en Barcelona ya había construido estadios como el Allianz Arena del Bayern de Múnich, el Wanda del Atlético de Madrid, el del RCD Espanyol o el Sadar del Osasuna. También se hizo cargo de la edificación de las instalaciones deportivas Joan Gamper del FC Barcelona. Además actualmente prosigue con la construcción del nuevo Mestalla, en Valencia. En 2021 sus ingresos sumaron 6.559 millones de euros y cuenta con 59.000 empleados. En Bolsa vale 4.000 millones. Junto a FCC estaba en su oferta la constructora catalana Comsa.

Ferrovial, con 18.500 millones de valoración en Bolsa, ha sido la otra perdedora del concurso. Acudió junto a Acciona y cuatro constructoras catalanas (Sorigué, Copcisa, Copisa y Rubau). Está controlada por la familia del Pino, propietaria del 25% del aeropuerto londinense de Heathrow. Cabe destacar que un 86% de su negocio es internacional. Tiene una plantilla de 63.000 personas y facturó 6.680 millones en 2021. Ha construido instalaciones deportivas de distinta índole y participó en la última remodelación del Camp Nou de 1997. 

COMPARTIR: