29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

'SU MAJESTAD' FUE UN ICONO DENTRO Y FUERA DE LA CANCHA, SIENDO PROTAGONISTA DE LA PELÍCULA SPACE JAM Y CONTANDO CON SU PROPIA LÍNEA DE ZAPATILLAS

Michael Jordan, rey del baloncesto y de la NBA: Se cumplen 24 años de su sentido adiós a los Chicago Bulls

Michael Jordan
Michael Jordan
El 13 de enero de 1999 Michael Jordan decidió por segunda vez poner fin a su carrera en la NBA con los Chicago Bulls, aunque dos años más tarde volvería para jugar en los Washington Wizards hasta 2003. Jordan ganó cinco premios MVP de la temporada regular, seis campeonatos de la NBA, seis premios MVP finales de la NBA, tres premios MVP del partido All-Star y un premio al jugador defensivo del año. Para la inmensa mayoría de aficionados es el mejor jugador de la NBA de todos los tiempos.

Michael Jeffrey Jordan nació en Brooklyn, Nueva York, el 17 de febrero de 1963. Poco después de nacer, sus padres decidieron mudarse a Carolina del Norte para criar a sus hijos en una atmósfera menos inquietante que el frenético ajetreo de los barrios neoyorkinos. Desde bien joven Michael ya era un apasionado de los deportes. En un primer momento se aficionó al béisbol, pero terminó descubriendo que lo suyo era el baloncesto. En el instituto era muy superior a los demás y logró obtener una beca deportiva para jugar en la Universidad de Carolina del Norte, donde su entrenador fue la leyenda Dean Smith.

Ya en su primer año fue nombrado el 'Freshman of the Year' en la Atlantic Coast Conference, donde ayudó a su equipo a proclamarse campeón de la NCAA (la liga universitaria) de 1982. Durante los dos siguientes años fue galardonado como el Mejor Jugador universitario de la liga. A tan solo un año de graduarse, Jordan ingresó en el draft de la NBA de 1984, fueron los Chicago Bulls quienes eligieron a Michael en primera ronda, situándose el número 3 del draft.

Michael Jordan en Carolina del Norte

El resto es historia del para muchos el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Una habilidad descomunal para driblar, encestar y defender, lo que, acompañado de sus increíbles mates y canastas, le convertía en el jugador más completo visto en una cancha de baloncesto. En su primer año como ‘rookie’ fue seleccionado para el Partido de Estrellas de la NBA y nombrado ‘rookie’ del año. En los próximos años, ganó cinco premios MVP de la temporada regular, seis campeonatos de la NBA, seis premios MVP finales de la NBA, tres premios MVP del partido All-Star y un premio al jugador defensivo del año.

El 23 de julio de 1993 el padre de Jordan fue asesinado en Carolina del Norte y Michael abandonó la competición alegando que había perdido el interés por el baloncesto. Al año siguiente fue contratado como jugador de béisbol por los Birmingham Barons, equipo de las ligas menores y afiliado a los White Sox, pero nunca llegó a triunfar. En 1995 volvió a la que había sido su casa, los Chicago Bulls, donde ganó 3 campeonatos de la NBA seguidos (1996-1998). El 13 de enero de 1999 Jordan anunció su retiro de la NBA. Sin embargo, dos años después volvió a salir de su retiro para jugar con los Washington Wizards hasta el 2003, año en el que se retiró definitivamente. 

El éxito de Space Jam en la gran pantalla


La imagen de Michael Jordan se convirtió en el tesoro más preciado, hasta el punto de que fue el protagonista de la película de dibujos animados ‘Space Jam’. Este film estadounidense estrenado en 1996 combinaba acción real con dibujos animados. La parte real estaba protagonizada por Jordan y los dibujos animados eran los Looney Tunes de la Warner Bros. 

Esa unión entre estrellas reales y animadas funcionó, quizá porque Jordan, en cancha, hacía cosas que parecían imposibles en la vida real, como esas que hacen los Looney Tunes dentro de su universo. La película tuvo gran éxito, situándose en la posición decimosegunda del ranking de las películas que más dinero recaudaron en 1996, superando los 230 millones de dólares y convirtiéndose en un clásico para los aficionados al baloncesto y los dibujos animados. 

Michael Jordan en Space Jam

Michael Jordan no sólo ya era considerado un jugador histórico sino que también se había convertido en un referente deportivo. Su imagen, para grandes y chicos, se estaba posicionando como un símbolo deportivo y cultural, junto a marcas como Nike.  

La fórmula funcionó tan bien que en 2021 volvieron a probarla con el estreno de Space Jam: A New Legacy, esta vez protagonizada por Lebron James.

Michael y su marca Air Jordan, el triunfo de Nike


Michael Jordan no es solo un icono en el mundo del Baloncesto sino también del mundo del ‘streetwear’, ya que las famosas zapatillas que revolucionaron las canchas de la NBA también revolucionaron las calles de las ciudades, llegando a ser unas de las zapatillas más demandadas de la historia.

Nike quería llegar a un acuerdo con Jordan para usar su imagen. Sin embargo, Jordan no quería firmar con ellos, él prefería Adidas o Converse, ya que no le convencía el modelo de Nike. Ante su negativa, la empresa estadounidense logró convencer a Michael para crear su propia línea de zapatillas, lanzada de manera oficial en 1985 con las Nike Air Jordan 1. Actualmente su línea cuenta con 32 modelos distintos y muchas de ellas son de los modelos más exclusivos y demandados por el mundo de las zapatillas de calle.

NBA - Todos los modelos de Jordan

Las Jordan 1 salieron a la venta al público con un precio de 65 dólares, un valor de mercado que hoy se ha multiplicado por tres. Las previsiones de Nike apuntaban a vender 100.000 pares en el primer año. Sin embargo aquellas zapatillas supusieron un auténtico 'boom' y en apenas un mes habían superado los 450.000 pares vendidos.

Con este negocio el icónico jugador ha conseguido más beneficio que por sus seis anillos, sus cinco trofeos de MVP o por su legado como uno de los mejores deportistas de la historia. Desde que firmó con Nike, Jordan ha ganado más de 1.300 millones de dólares y más del 75 por ciento de jugadores de la NBA usan Nike o Jordan.

Sus zapatillas Air Jordan son las más vendidas de la historia y su imagen del Jumpman en su lengüeta es ya un símbolo universal. Gracias a esto Nike factura 3.000 millones al año. Desde que firmó con Nike en 1984 y hasta 2003, la multinacional creció en bolsa un 9.305 por ciento y las acciones de Nike han disparado su valor un 84.129 por ciento.

COMPARTIR: