16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El georgiano Nikoloz Basilashvilli y el ruso Karatsev están señalados junto a su exentrenador Yahor Yatsik

Amaños en el tenis: Dos jugadores del top 50 investigados por fraude

Basilashvili, Yatsyk y Karatsev, los tres investigados por amañar partidos.
Basilashvili, Yatsyk y Karatsev, los tres investigados por amañar partidos.
La polémica en el tenis con el amaño de partidos continúa. Ahora un medio alemán ha vinculado al georgiano Nikoloz Basilashvili y al ruso Aslan Karatsev con el fraude deportivo. Dos jugadores del top 50 investigados junto con su entrenador Yahor Yatsik, como mentor. Este medio asegura que existieron encuentros con grandes apuestas a la derrota en los que los protagonistas se dejaron ganar a cambio de dinero.

El tenis, a pesar de que es uno de los deportes más atractivos y que más adeptos tienen alrededor del mundo, solo unos pocos afortunados, alrededor de los 100 mejores del mundo, pueden ganarse la vida compitiendo en él. Existiendo el riesgo de que los jugadores que no pasan por su mejor momento económico caigan en las ofertas de las mafias de las apuestas y los amaños de partidos, que aprovechan sus debilidades y acaban convirtiéndoles en sus víctimas. Este tipo de organizaciones han estado presentes siempre pero ahora se han desarrollado más con el crecimiento del juego online.

Ahora, pese a los esfuerzos de la Federación Internacional de Tenis para erradicar los amaños con duras sanciones y extensos castigos, un nuevo caso ha salido a la luz gracias a la televisión alemana, que ha publicado un informe en el que se cuenta que el georgiano Nikoloz Basilashvili, actual número 26° en el ranking mundial, y el ruso Aslan Karatsev, número 42 del ranking ATP, están siendo investigados bajo la sospecha de fraude deportivo.

Los tenistas no están solos en esta polémica, ya que les acompaña Yahor Yatsik, el que fuese entrenador de ambos supuestamente habría ofrecido dinero a los jugadores para amañar partidos en al menos dos ocasiones en el pasado según contaron los periodistas Jannik Schneider y Markus Harm.

Según los expedientes de investigación de la ITF Karatsev viajó con Yatsik por última vez entre 2018 y 2021 mientras que Basilashvilli hizo lo propio durante 18 meses desde 2013 en adelante. “Ha estado involucrado en fraudes de apuestas durante años, trabajando con personas involucradas en el amaño de partidos en Rusia y Europa del Este. Siempre tiene mucho dinero con él, está de gira y está buscando jugadores jóvenes que tengan problemas financieros o mentales. A quienes pueda convencer fácilmente con dinero”, declaró un entrenador anónimo sobre el caso.

“Yatsik trabajó de cerca con ambos jugadores y los observó durante años. Ambos son jugadores increíblemente talentosos. Pero tuvieron problemas financieros al principio y también fases importantes de debilidad y se dejaron influenciar. Cuando cada estaba en un momento crítico de su carrera, él se acercó”, añadió.

Según informó la cadena alemana ZDF “tiene los casos de cinco partidos supuestamente amañados con cambios de apuestas inusualmente altos”, en los que está involucrado el ruso Karatsev. Dichos encuentros, se tratan de un partido de dobles en Finlandia en 2019 y otro en Kazajstán en 2020. Tanta repercusión tuvieron estos que las sospechas provocaron que, el tenista junto a su entrenador fueran interrogados por la policía francesa durante Roland Garros en 2020.

Basilashvili e Karatsev nella bufera: sono accusati di partite truccate

Karatsev y Basilashvili, ambos investigados por amaños.

De la misma forma,  la última sospecha en el historial del Karatsev es del torneo ATP en Stuttgart por su partido de dobles en la primera ronda. El informe confirmó que existieron apuestas notoriamente altas a la derrota.

Además,  Nikoloz Basilashvilli está siendo investigado por su partido de dobles de primera ronda en Wimbledon 2021 junto al moldavo Radu Albot, ya que existieron apuestas muy altas a la derrota del georgiano que ascendieron hasta a medio millón de dólares.

Finalmente, no se sabe en que quedara la investigación y como puede dañar esta polémica a la carrera de dos de los jugadores más talentosos del tenis mundial, pero si algo es seguro es que la gente dude de ellos no les puede beneficiar en nada.

Seis tenistas españoles condenados por amaños

En mayo, seis tenistas españoles han recibido condenas penales por su participación “en una de las mayores tramas” de amaños de partidos que han existido. Estos tenistas, que habían reconocido los hechos ante la Audiencia Nacional, fueron condenados con penas de dos años prisión, una multa e inhabilitación para jugar o participar en este deporte por periodos de entre 7 y 22 años.

Según ha informado la Agencia Internacional de Integridad del Tenis (ITIA): "los seis jugadores fueron condenados en España como parte de un caso más amplio relacionado con la delincuencia organizada, que continúa". Esta lista la conforman Marc Fornell Mestres, Jorge Marsé y los no clasificados Carlos Ortega, Jaime Ortega, Marcos Torralbo y Pedro Bernabé Franco, que se declararon culpables de cargos de corrupción en España, lo que dio lugar a condenas penales.

La mayor pena se le ha impuesto a Marc Fornell, jugador número 236 del ranking ATP, que ha sido inhabilitado durante 22 años y seis meses y se le ha impuesto una multa de 250.000 dólares, con 200.000 dólares de suspensión.

Tenistas condenados por participar en una red de amaños.

Tenistas condenados por participar en una red de amaños.

Por su parte, Jorge Marsé fue inhabilitado durante 15 años y se le impondrá una multa de 15.000 dólares, con una suspensión de 5.000 dólares. A Carlos Ortega se le ha prohibido jugar al tenis durante 15 años y tendrá que pagar una multa de 150.000 dólares, con una suspensión de 140.000 dólares.

Jaime Ortega, sin embargo, ha sido sancionado con 7 años y seis meses de inhabilitación y una multa de 100.000 dólares, con 90.000 dólares de suspensión. Marcos Tarralbo ha sido condenado a 15 años de prohibición de jugar al tenis y a una multa de 100.000 dólares, con 85.000 dólares de suspensión. Y Pedro Bernabé Franco ha sido inhabilitado para jugar al tenis durante 15 años y multado con 100.000 dólares, con 75.000 dólares de suspensión.

Ente las sanciones, se incluye la prohibición de jugar o asistir a cualquier torneo de tenis autorizado o sancionado por cualquier organismo rector del tenis internacional o federación nacional y entrenar de manera profesional.

Jennie Price, presidenta de la ITIA explicó que "la conclusión de esta larga investigación es un momento importante para el tenis en su lucha contra la corrupción" y añadió que "aunque no nos complace ver que seis individuos reciben condenas e inhabilitaciones penales, el mensaje es claro: el amaño de partidos puede llevar a una sentencia de cárcel y puede acabar con la carrera en el tenis", añadió.

Por su parte, el director general de la ITIA, Jonny Gray, declaró que se trata de “una de las filtraciones más importantes que se ha visto en el tenis por parte de la delincuencia organizada”.

Caso de amaño en el tenis femenino

Durante esta última semana, también la Agencia Internacional de Integridad del Tenis ha sancionado a Ksenia Palkina, una exjugadora que llegó a ser la número 163 del mundo, con una suspensión de 16 años y una multa de 100.000 dólares por violar las normas del Programa Anticorrupción del Tenis. Palkina, que durante su carrera consiguió ganar once títulos individuales de ITF y 27 en dobles, reconoció haber cometido “delitos de amaño de partidos en 2018 y 2019”.

La tenista de Kirguistan fue detenida por la policía francesa en septiembre de 2019, en su habitación de hotel en París, tras la confesión de una de sus compañeras, la uzbeca Albina Khabibulina, mientras se preparaba para participar en el torneo de Clermont-Ferrand. La historia de esta sanción esconde el problema de una tenista que pasa por un mal momento económico, el oportunismo y las amenazas de las mafias.

La tenista uzbeca Albina Khabibulina, involucrada en una trama de amaños de partidos y apuestas, fue suspendida de por vida.

Khabibulina.

Khabibulina había sido detenido horas antes por “corrupción deportiva”. Los tribunales estaban investigando las elevadas apuestas anormales realizadas desde la ciudad de Londres sobre la pérdida del cuarto juego del segundo set de Khabibulina durante un partido que se enfrentó a la francesa Aminata Sall en el polémico torneo de Gonesse.

En un principio, la tenista uzbeka negó cualquier tipo de amaño en el resultado alegando que “es normal cometer dobles faltas” y explicando que su bajo rendimiento en este game se debió a que estaba bajo presión, enfadada y había perdido la concentración. Sin embargo, los investigadores no quedaron conformes con estas declaraciones sabiendo que las cuentas de los apostadores se habían creado justo antes de ese juego y que se habían hecho apuestas sobre el “resultado exacto con una apuesta máxima”. Horas después, Khabibulina confesó “tener una amiga que también jugaba al tenis” que le había ofrecido 500 euros por “perder su servicio en el cuarto game del segundo set”.

La tenista explicó además, que nunca llegó a recibir la cantidad de dinero que le habían prometido y contó, antes de desvelar el nombre de quien la había sobornado, que la escribió por Facebook el extenista y exentrenador de KaratsevYahor Yatsek y “como tenia fama de sobornar a los jugadores por dinero” no contestó, y justo después, Palkina le propuso dejarse caer en el cuarto game del segundo set. “Lo que hice pesa en mi conciencia, tengo grandes problemas de dinero, es la única vez que cedí”, concluyó la tenista.

Palkina, tras esto, confirmó las declaraciones de su amiga y se defendió expresando que no tuvo más remedio que aceptar este pacto de corrupción por miedo a que sus sobornadores atacaran a sus familiares. “Me dijeron: ‘si no lo haces, sabemos dónde viven tu hija y tu madre’. Tenían su dirección y me enviaron una foto de mi madre sacando a mi hija del colegio”, contó Palkina.

Tras sus declaraciones, ambas tenistas fueron acusadas por un juez de instrucción de Pontoise. Palkina fue acusada de “corrupción activa” y Khabibulina está procesada por “corrupción pasiva”. Además, en diciembre del pasado año, la ITIA inhabilitó a la tenista uzbeka de por vida por violar varias normas del programa anticorrupción.

COMPARTIR: