19 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Uno de sus grandes objetivos para la próxima temporada es renovar su título de campeón de España en la disciplina de natación con atletas y salvamento

Edu Blasco, deportista de élite: "Nadar es educación y cultura"

Edu Blasco se está preparando en Fuerteventura para sus próximos compromisos.
Edu Blasco se está preparando en Fuerteventura para sus próximos compromisos.
Eduardo Blasco Álvarez es uno de los nadadores más destacados de nuestro país en la disciplina de natación con aletas o salvamento. Actualmente, en medio de la incertidumbre por la crisis sanitaria, este destacado atleta se prepara en Fuerteventura para sus próximos compromisos sin saber si quiera si estos tendrán lugar finalmente. En este sentido, elcierredigital.com se ha puesto en contacto con él, para saber cómo está viviendo estos meses.

Nada parece frenar el deseo del laureado nadador Edu Blasco por seguir colgándose metales y compitiendo al máximo nivel. Su determinación no puede ser más firme. Este donostiarra nacido en 1994, como todos los grandes deportistas de nuestro país, se encuentra actualmente a la espera de lo que suceda la próxima temporada, preparándose para estar listo cuando llegue el momento, si es que llega.

Y es que la pandemia de coronavirus amenaza desde la sombra las competiciones de la siguiente campaña. Por tanto, lo deportistas viven sumidos en un sempiterno estado de incertidumbre que deben compaginar con el rigor del entrenamiento diario.

Edu Blasco es uno de nuestros deportistas más destacados. 

El caso de Edu Blasco no es una excepción. Este fenomenal atleta, que acumula infinidad de medallas estatales e internacionales de natación con aletas o salvamento, ha decidido trasladar su centro de operaciones fuera de la península. Concretamente, el destino elegido ha sido la preciosa isla de Fuerteventura, situada en el archipiélago canario.

Hoy, Blasco atiende amablemente a elcierredigital.com, y explica cuál es su visión sobre el futuro próximo en este contexto tan extraño. Como es habitual en sus entrevistas para este medio, el nadador responde a las preguntas con franqueza. En sus respuestas, se advierte un amplio conocimiento del mundo del deporte, por el que siente una sincera pasión.

¿Cuáles son tus objetivos para la próxima campaña?

En principio, mi objetivo es renovar mi título de campeón de España y tratar de ir con la Selección Española, pero ahora la cosa está muy complicada. Las federaciones dependen de lo que decida el CSD (Consejo Superior de Deportes), y el CSD de lo que decida el gobierno. Por lo tanto, yo tendría que competir en un evento en noviembre, el campeonato de España de invierno, pero luego te lo pueden cambiar, te lo pueden cancelar o lo que ellos consideren. Esto tiene una repercusión negativa, sobre todo con los patrocinadores, que al final no se deben a ningún tipo de reglamentación. Entonces, estamos un poco con esa incertidumbre. Sí, preparamos campeonatos, pero tampoco sabemos ni la categoría que van a tener, ni si van a ser clasificatorios para campeonatos internacionales, ni que van a suponer.

Actualmente estás entrenando en Fuerteventura, ¿cuál es el nivel de la natación canaria?

No creo que la natación canaria esté en su mejor momento, no por falta de talento, sino por falta de apoyo institucional. En Canarias hay clubes históricos que han tenido campeones toda la vida, pero creo que hace falta un poquito más de apoyo. Es verdad que es un deporte que no tiene un atractivo particularmente grande en sí mismo. En mi caso, la cosa ha ido bien por tema de redes sociales y publicidad. Si queremos que haya un poco más de nivel, hay que trabajar de manera atractiva para intentar hacer de lanzadera para los chavales.

¿Por qué entrenar en Canarias? Imagino que, en ese sentido, también habrá sido importante la calidad de las instalaciones.

Considero que Canarias es el lugar ideal para entrenar. No solo por el clima, que es bueno todo el año, sino también porque aquí se puede correr, se puede nadar, se puede utilizar el mar… en definitiva, se puede hacer deporte al aire libre mejor que en cualquier otro sitio. Además, tiene unas buenas instalaciones. De hecho, en Fuerteventura, que es una isla que solo tiene 100.000 habitantes, su calidad es muy alta. En el sur tenemos Las Playitas, que son un foco de deportistas internacionales de todas las disciplinas. Además, en la capital hay buenos gimnasios, buenas piscinas. Me he venido aquí porque tengo casa y porque considero que es el lugar ideal para pasar toda esta locura de coronavirus. Aquí no hay tantos infectados. Estoy encantado de la decisión que he tomado. Quizás no tengo a mi equipo, que me ayuda de manera telemática, pero tengo todo lo demás. Lo que más voy a echar en falta es mi fisio (risas), pero seguro que él es capaz de trasladar a un fisio conocido que tengo aquí lo que necesito y podemos hacer una buena campaña, si es que hay campaña (risas).

Hablando del Covid-19, ¿cuáles son las medidas concretas que tiene que adoptar un deportista de élite?

Yo creo que un poco lo que tiene que hacer todo el mundo, pero con más cuidado. Si me contagiara, mi trabajo estaría en peligro porque no me podría entrenar. Y como personaje público, lo que tengo que hacer es dar ejemplo. Ponerme la mascarilla todo lo que pueda, intentar no interactuar con la gente que no sepa si está contagiada o no y, dentro de lo que cabe, entrenar en una calle yo solo, desinfectar bien las cosas antes de usarlas y ya está, tampoco puedes vivir con miedo. Luchar contra un virus es muy complicado.

¿Cómo es la preparación mental para afrontar competiciones que no sabes si se acabarán celebrando?

Yo me tengo que preparar igual. Mentalmente me protejo diciéndome eso. Si tú eres responsable, eres diligente y te entrenas a conciencia independientemente de si se va a hacer el evento o no, tienes una ventaja sobre el resto. Para mí, es una situación de incertidumbre más. He vivido otras de lesiones, de cambios de equipo o viajes a países con una situación política inestable. Al final, cada año te enfrenta a dificultades que tienes que solucionar mentalmente. En este caso, es muy evidente. Si no es en noviembre será en enero y si no es enero será en marzo, pero en algún momento va a haber que dar el do de pecho. Yo estoy haciendo un entrenamiento genérico que me mantiene bastante bien y a cuarenta días vista del evento, haré una pequeña carga de 10/15 días y después una bajada para llegar fresco. Lo he hecho otras veces. Entonces, no se sale mucho de mi planificación.

Cambiando un poco de tema, ¿qué respaldo habéis recibido los deportistas por parte de las instituciones?

Habría que ir por partes. Desde el CSD prácticamente no se nos está apoyando de ninguna manera. Imagínate, la medalla que gané en septiembre del año pasado me la acaban de pagar ahora, con eso creo que te he respondido. A nivel de Canarias, creo que ya tienen bastante con el turismo, que representa un 70% de la economía canaria. En Euskadi siempre se ha protegido muchísimo el deporte y aun así se ha notado mucho en las subvenciones. Han tenido que pagar menos. A nivel local, creo que San Sebastián va a seguir igual y Fuerteventura está aguantando como buenamente puede. En resumen, todas las instituciones están desprotegiendo el deporte, pero unas por necesidad y otras por elección. Para mí, el deporte es cultura, y detrás de la sanidad y la educación es lo más importante. No lo podemos desproteger. Hay miles de millones que se han puesto a disposición del estado español y desde el estado español a disposición de las Comunidades Autónomas para que se los gasten exclusivamente en sanidad y no estoy viendo contrataciones de médicos. Me parece bien que se nos pague menos, pero que sea para contratar médicos y profesores.

¿Qué proyectos tienes más allá del deporte? Eres una persona activa en redes sociales…

Creo que es importante estar actualizado y no cerrar la mente a nuevas plataformas. En redes sociales, principalmente uso dos perfiles, uno en Facebook y otro en Instagram. El primero tiene casi 600.000 seguidores y el segundo 41.000. Ahí es donde informo a la gente que me quiere seguir de las novedades que van surgiendo y de los resultados que vaya teniendo. Lo que menos utilizo es Twitter. Considero que está más enfocado a opiniones políticas y medios de comunicación. Quizás lo tendría que manejar un poco más. Es verdad que sí me he planteado hacer oposiciones a un cuerpo u organismo que valore mi trayectoria deportiva, pero, más allá de eso, seguir con las redes como lo estoy haciendo y agradecer su apoyo a las personas que me siguen, que por suerte cada día son más. Poco más. Tampoco soy influencer. Entreno, compito, subo cosas, a la gente le gusta, me sigue. Mientras eso siga así perfecto. Si cambia, igual sí que había que plantearse cambiar de estrategia.

COMPARTIR: