22 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El polaco de 43 años abandonó la bici para convertirse en futbolista en el equipo de su ciudad y una tarjeta roja mientras jugaba le cambió la vida

La otra vida de Szymon Marciniak, el árbitro del Madrid-Bayern: De su inicio en el ciclismo a su pasión por el esquí

Szymon Marciniak
Szymon Marciniak / Árbitro profesional de Europa y FIFA
Szymon Marciniak dirigió la segunda semifinal de la Champions League que disputaron el Real Madrid y el Bayern Múnich. El trencilla polaco ha dirigido partidos de máxima importancia como el Argentina-Francia del pasado mundial de Qatar 2022 y es considerado uno de los mejores árbitros del mundo. Marciniak despuntó en ciclismo ante la insistencia de su padre, pero lo abandonó para ser futbolista. Tras recibir una roja directa cambió su vida decidiendo ser árbitro profesional.

Este pasado miércoles tuvo lugar la segunda semifinal de la Champions League que disputarán el Real Madrid y el Bayern Múnich, la cual finalizó con una victoria histórica para el club merengue y la eliminación de los alemanes en un reñido encuentro que ha llevado a los de Carlo Ancelotti hasta la ciudad de Londres en la que se celebrará la final este próximo 1 de junio en el estadio británico de Wembley .  

Este fue uno de los partidos europeos más importantes de la temporada y este pasado lunes la UEFA decidió poner al frente del encuentro a Szymon Marciniak, considerado como el mejor árbitro del mundo.

Marciniak es un viejo conocido del Real Madrid al haber dirigido sus encuentros en siete ocasiones. Los resultados no han favorecido a los blancos con el polaco como árbitro, ya que se saldaron con tan solo dos victorias. Los blancos buscarán en el partido de este miércoles revertir la situación negativa que completa el balance, con dos empates y tres derrotas, con una nueva victoria que les lleve a la final de Champions de Londres 2024.

El conjunto madridista tiene dos precedentes dolorosos con Marciniak, al dirigir la final de la Supercopa de Europa de 2018 que perdió por 2-4 contra el Atlético de Madrid, y la goleada que sufrieron por 4-0 ante el Manchester City, que les privó de alcanzar la final del año pasado. Sin embargo, también guardan buenos recuerdos del polaco tras dirigir el partido de cuartos de 2022 ante el Chelsea, que supuso el pase a semifinales y con el que posteriormente finalizaría el campeonato levantando 'La Decimocuarta'.

Marciniak nunca imaginó que llegaría a la cúspide cuando su padre se empeñó en que su hijo alcanzase el éxito deportivo subido a la bicicleta y cuando él lo buscó en los campos de fútbol, pero no como árbitro, sino como futbolista.

Trayectoria de Szymon Marciniak

Szymon Marciniak nació el 7 de enero de 1981 en Płock (Polonia), y actualmente es considerado uno de los mejores árbitros de fútbol del mundo y el mejor de Europa. Comenzó en el ciclismo, y con tan solo 12 años cubría etapas de más de 100 kilómetros ante todo tipo de adversidades y siempre recuerda cómo le protegía su madre del frío colocándole periódicos en el pecho y en los pies. Su familia estaba convencida de que se convertiría en una estrella de la bicicleta. Su padre siempre fue muy exigente queriendo que llegase a lo más alto.

Sin embargo, todo cambió cuando el joven Szymon, con 15 años, decidió abandonar el ciclismo, cansado de las exigencias y las formas con las que le trataba su familia, de las que él mismo ha hablado alguna vez. Pese a la bronca de su padre, el asombro por parte de sus entrenadores por su nivel y sus resultados ganando carreras, Marciniak decidió bajarse la bicicleta para dedicarse al fútbol.

Sus inicios en el fútbol no empezaron como árbitro, sino como jugador. Fue futbolista del equipo de su ciudad, el Wisla Plock. En el terreno de juego era un leñero y siempre se encaraba con todos, hasta que un día se encaró con un árbitro que le mostró una tarjeta roja. Marciniak le dijo que era el peor árbitro que había visto, ante lo que el este le respondió que si pensaba que podía hacerlo mejor que lo intentara. Este día marcó un antes y un después en la vida del polaco.

Con 21 años decidió hacer el curso de árbitro, y le sirvió para darse cuenta del desconocimiento que tenía sobre las reglas del fútbol. En 2009 debutó como árbitro en la primera división polaca. Dos años más tarde decidió graduarse en el Centro de Excelencia en Arbitraje de la UEFA (CORE) convirtiéndose a su vez en árbitro de la FIFA.

Leo Messi y Szymon Marciniak durante la final del mundo de Qatar 2022 entre Francia y Argentina.

En 2014 dirigió por primera vez un encuentro de la Champions League en un cómodo partido con 2-0 entre Juventus y Malmo en la fase de grupos. Desde entonces, ha dirigido partidos de Europa League, Eurocopa, Conference League, Mundial Sub-20 de 2017, Supercopa de Europa, Mundial de Rusia 2018 y también el Mundial de Qatar 2022, en la que fue el responsable de dirigir la final disputada entre Francia y Argentina. También ha dirigido la pasada final del Mundial de Clubes entre Manchester City y Fluminense.

Polémicas y lado personal

Marciniak también fue el encargado de dirigir la final de la Champions de la pasada edición entre Manchester City e Inter de Milán, pero estuvo cerca de no dirigirla tras una polémica relacionada con la política. Unos días después de confirmarse que dirigiría la final fue visto en Katowice en una la manifestación del grupo Everest organizada por el líder del partido de extrema derecha Konfederacia con ideales xenófobos, homófobos y racistas. Ante la polémica pidió disculpas alegando que no conocía la naturaleza del evento y que en el caso de conocerla explicó que “habría rechazado categóricamente la invitación”. Disculpas que le sirvieron para pitar la final.

El polaco tuvo un pequeño incidente con el español Sergio Busquets en un partido entre España e Inglaterra de la UEFA Nations League, que finalizó con 3-2 para los ingleses. Tras pitar final del partido, Busquets tiró un pelotazo contra el trencilla por el cual, inmediatamente, le pidió disculpas y la cosa no pasó a mayores.

Marciniak de vacaciones en México junto a su hija y su mujer Magdalena.

En cuanto a su vida personal, Szymon Marciniak está casado con Magdalena Marciniak, con la que que tiene una hija de 12 años. En sus redes sociales comparte sus hobbies, como viajar por lugares exóticos del mundo, principalmente costeros, con su familia. En su día a día se mantiene muy cercano a la ciudad que le vio nacer y crecer. Su hermano también es compañero de profesión y ha arbitrado partidos de primera y segunda división en Polonia.

Además de ser aficionado al fútbol, también lo es al resto de deportes como el tenis, acudiendo a partidos oficiales (principalmente de la número 1, la polaca Iga Swiatek), y le gusta mantenerse en forma para su trabajo practicando deportes como el esquí.

COMPARTIR: