22 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su aventura empresarial le costó más de dos millones de euros

‘Game Over’ de Piqué para su empresa de videojuegos

El sueño de ser empresario de Videojuegos ha costado 2 millones de euros a Gerard Piqué
El sueño de ser empresario de Videojuegos ha costado 2 millones de euros a Gerard Piqué

El pasado 16 de agosto el futbolista del FC Barcelona, Gerard Piqué, rebosaba de alegría. La Copa Davis cambiará su formato para 2019. El torneo de países por excelencia del tenis dejará de ser como se ha conocido hasta ahora y tendrá varios cambios introducidos por el grupo inversor Kosmos de el que él es su cara más visible. Y es que, aunque muchos señalan que es su empresa, lo cierto es que el peso financiero no lo llevará el jugador (se habla de una inversión de casi 3.000 millones de dólares en 25 años), si no Rakuten, la multinacional japonesa con la que tiene una excelente relación, de momento beneficiosa para ambos. Piqué y su entorno proponen proyectos y los nipones aportan capital. Sea de una forma u otra, este proyecto le ha servido para disimular el revés de otra aventura empresarial que sí lideró él y que acabó en rotundo fracaso: su empresa de videojuegos Kerad Games.

Crónica de un desastre anunciado

Gerard Piqué acaba de perder su primera gran partida empresarial y no una partida cualquiera. El defensa del FC Barcelona comenzó hace 7 años su andadura en la industria del videojuego con la creación de ‘Kerad Games’ convirtiéndolo en su negocio más visible. Así, el futbolista estuvo afirmando, hasta los  últimos meses, que su proyecto no sólo seguía con vida, también que era exitoso. Pero lo cierto es que desde hace años se veía claramente que estaba abocado al fracaso. Todo ha sido confirmado hace escasos días con el anuncio de cierre de una empresa que parecía más a un capricho que a un verdadero negocio, y que le ha costado más de dos millones de euros en pérdidas.

Kerad Games contaba con una plantilla formada por 35 trabajadores y tenía a Joan Piqué, padre del futbolista, como único administrador de la empresa desde la "huida" de su último gestor. Su primer lanzamiento fue 'Golden Manager', un simulador con el que el jugador podía dirigir un club en todas sus áreas. Era un producto completamente desfasado, según expertos del sector consultados por El Cierre Digital. Aunque llegó a anunciar que alcanzó los diez millones de usuarios, muy pocos continuaron más allá del proceso de alta y conllevo que los beneficios que obtenía fueran mínimos.

Como se gestó la disolución

El año 2017 fue desde luego muy negativo para los intereses empresariales de Gerard Piqué. Kerad Games SL, la empresa que fundó en 2011 con el objeto social de “diseño, producción, ejecución, desarrollo y comercialización de juegos on-line para todo tipo de redes y dispositivos, tanto de manera directa como a través de participaciones en otras compañías”, vio cómo se esfumaba uno de sus activos principales, su Consejero Delegado, Alberto Guerrero. Fichado por la multinacional Riot Games en julio de 2017, su marcha generó desconcierto, más aún cuando lideraba también la última apuesta de la compañía, eFootball.Pro, la plataforma de eSports, (deportes electrónicos), ideada por el futbolista del FC Barcelona en el año 2016 y de la que nunca trascendió mucha información. De hecho, los productos que más publicitó fue, además del manager de jugadores de La Liga, un juego de preguntas y respuestas sobre el fútbol. Unos proyectos para nada rompedores.

Ampliaciones de capital y pérdidas millonarias

La primera evidencia de esta falta de rumbo empresarial se veía claramente en que el único acto publicado en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME), fue la revocación de los poderes del anterior Consejero Delegado y nombramiento como apoderado de Gerard Piqué. Ni siquiera, a la fecha de publicación de este artículo, se han presentado cuentas del año 2016. Un ejercicio, en el que todas las pistas indican que multiplicó sus pérdidas.

De hecho, lo que si consta que realizó ese año es una nueva ampliación de capital. En julio de 2016 elevó el capital de la sociedad un 8,57% (157.800 euros), hasta alcanzar el mismo los 2 millones de euros.

Todo esto para intentar amortiguar una trayectoria financiera más que delicada.Cerró el ejercicio 2015 con unas pérdidas de 671.389,60 euros, debido en su mayor parte a unos gastos de personal que alcanzaron los 934.639 euros, y según los datos publicados estas pérdidas se habrían multiplicado hasta los 2 millones de euros en la actualidad.

Pero es en el balance donde se muestra su principal debilidad. Sus activos se elevan hasta los 2,32 millones de euros, pero de esta cifra, 2,21 millones, el 81,4% del total son inmovilizados intangibles; es decir, lo que valora la empresa a su propia marca o desarrollos que realice. Algo difícil de entender si tenemos en cuenta el escaso éxito económico de sus proyectos. En el lado contrario, su pasivo se sostenía por los dos millones de capital y con préstamos con otras empresas propiedad del jugador (Kerad Games es filial de Kerad Holding), que llegaron a superar los 736.000 euros. Todo llevó al cierre de la empresa. De los 35 trabajadores con los que contaba Kerad Games hasta el anuncio de su disolución, la gran mayoría han sido reubicados de forma paulatina en otros proyectos empresariales de Piqué, muchos de estos, también con malos resultados económicos.

Más del 80 % de las empresas españolas publicaron dos o menos juegos en 2016, lo cual según los expertos pone en riesgo su viabilidad futura. Es en esta coyuntura donde siempre se movió este capricho empresarial de Gerard Piqué, que ha cerrado sus puertas.

Hoy su reto es otro, el nuevo formato de Copa Davis donde no sólo él, también el mundo del tenís ha puesto muchas esperanzas en que sea un éxito.

COMPARTIR: