09 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Más de 10.000 aficionados tuvieron que ser reubicados en otras zonas del campo de fútbol de A Coruña

Otro estadio bajo la sombra de la sospecha, Riazor: El partido entre el Deportivo y el Granada se jugó con una grada en peligro

Los andamios en la gradas de Riazor
Los andamios en la gradas de Riazor
El Estadio del Deportivo de La Coruña, conocido como Riazor, tuvo que cerrar una parte de sus instalaciones debido a las reformas de protección que necesita. Unos 10.000 aficionados tuvieron que ser recolocados en otras zonas del campo

Las obras en el Estadio del Deportivo de La Coruña, Riazor, se han retrasado tanto en el tiempo, que el encuentro entre el conjunto gallego y el Granada tuvo que jugarse con uno de los fondos del feudo blanquiazul lleno de andamios.

Ya en el entrenamiento del equipo, las gradas Marathón y Pabellón quedaron a la intemperie y sin cubiertas. El técnico del Dépor, Natxo González, reconoció la incomodidad de no poder trabajar y entrenar en Riazor.

El entrenador vitoriano aseguró en una rueda de prensa previa al choque que tanto él como los jugadores iban a tocar el césped lo justo, ''pero sí que es importante adaptarte al escenario donde vas a competir, y más como local’’.

Casi 10.000 aficionados fueron reubicados

Las reformas en las cubiertas del estadio obligaron al equipo coruñés a reubicar a casi 10.000 aficionados en el partido que disputaron el lunes por la noche el Deportivo y el Granada.

Los andamios provocan que los aficionados tengan que ser recolocados

Las puertas 4, 5, 6, 7 y 8 de la grada Marathón estuvieron aún cerradas, por lo que los socios accedieron por las puertas 9, 10, 11, 12 y 13. Además, el tránsito de los aficionados entre el estadio y la Casa del Agua estuvo cortado desde la calle Manuel Murguía, por lo que los espectadores que tenían que entrar en la zona Marathón tuvieron que llegar a sus puertas desde la Avenida de La Habana.

Por otro lado, en la grada Pabellón solo la puerta 21 estuvo cerrada. Al resto de esta zona los aficionados pudieron llegar por los accesos peatonales de los costados del Palacio de los Deportes de Riazor.

La ‘casi totalidad’ del aforo, disponible el 7 de octubre

El alcalde de La Coruña, Xulio Ferreiro, prometió el domingo, en declaraciones para Radio Coruña, que el 7 de octubre, en el encuentro que disputará el Dépor contra el Málaga, el estadio de Riazor tendrá ‘’casi la totalidad del aforo’’.

Ferreiro anunció que, para ese día, toda la cubierta debería estar colocada, aunque todavía podría haber recolocación de socios. En cuanto al encuentro del 12 octubre entre el Deportivo y el Elche, el alcalde ha sido tajante y ha confirmado, que para ese partido todos los aficionados podrán estar en sus respectivas localidades.

Sobre el incumplimiento de las obras, el alcalde no asumió la demora de los trabajos, que arrancaron en el mes de mayo. ‘’El retraso es evidente, 15 o 20 años’’, dijo, en relación con la necesidad de hacer posible la renovación de las cubiertas del deudo coruñés antes de que el Gobierno local, finalmente, asumiera en este mandato las obras.

Según Ferreiro el proyecto es de "importante envergadura" y la inversión es más de siete millones de euros por parte del Concello.

COMPARTIR: