18 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El actor, que podría estar negociando con la Fiscalía, se enfrenta a 27 años de prisión mientras que a Duato se le piden 32 años y no pretende pactar

Comienza el juicio contra Imanol Arias y Ana Duato por delitos fiscales: Así se fraguó la famosa ‘Operación City’

El Cierre Digital en Arranca el juicio contra Ana Duato e Imanol Arias por varios delitos fiscales
Arranca el juicio contra Ana Duato e Imanol Arias por varios delitos fiscales
Los actores Imanol Arias y Ana Duato, junto con otros 30 acusados, serán juzgados este martes por presunto fraude fiscal a través del despacho Nummaria, que utilizaba estructuras opacas para evitar impuestos. Arias enfrenta seis delitos fiscales y Duato siete, con posibles penas de hasta 27 y 32 años de cárcel respectivamente. Ambos niegan conocimiento de las acciones fraudulentas y, al parecer, Arias está en negociación con la Fiscalía, aunque Duato defenderá su inocencia.

Los actores Imanol Arias y Ana Duato, estrellas de la serie ‘Cuéntame cómo pasó’ de TVE, serán juzgados este martes 4 de junio en la Audiencia Nacional por presuntamente defraudar a Hacienda 2,7 millones y 1,9 millones de euros respectivamente, a través del despacho de abogados Nummaria.

Junto a ellos, otras 30 personas, incluyendo el esposo de la actriz, Miguel Ángel Bernardéu, y la hermana del actor, Ana Isabel Arias, están acusadas en el caso. Se espera que el juicio se extienda hasta el próximo mes septiembre con unas 24 sesiones aproximadamente.

El fraude investigado implicó la utilización de estructuras societarias opacas diseñadas por el despacho Nummaria para evitar la tributación correspondiente en España por ingresos generados en el país. Ana Duato y su esposo, Miguel Ángel Bernardéu, supuestamente ocultaron parte de sus ganancias como actriz y productor de la serie ‘Cuéntame cómo pasó’, mientras que a Imanol Arias se le acusa de transformar una renta de su trabajo como actor en una renta vitalicia.

EuropaPress_5608092_ana_duato_imanol_arias_posan_photocall_previo_premiere_ultimo_capitulo

Ana Duato e Imanol Arias / Foto EuropaPress

Según la sentencia del Juzgado Central de Instrucción número 2 de Madrid, se determinó que el despacho Nummaria estableció una serie de empresas con el único propósito de evitar el pago de impuestos sobre los ingresos generados por su actividad profesional y mantener en secreto el patrimonio acumulado a partir de estos beneficios. El propietario del despacho, Fernando Peña, junto con sus colaboradores, creó una compleja estructura societaria para evadir impuestos, utilizando al personal contratado a través de distintas sociedades para prestar servicios a los clientes.

El Ministerio Público acusa a Peña de haber establecido al menos 22 sociedades en España y otras 200 en países como Costa Rica, Inglaterra, Canadá, Uruguay y Luxemburgo. Se le imputan seis delitos contra la Hacienda Pública, mientras que a sus colaboradores, se les imputan siete delitos fiscales. Las penas solicitadas para Peña y sus colaboradores ascienden a 27 y 32 años de prisión respectivamente, además de multas millonarias. 

La investigación se inició en 2016, cuando se registró el despacho encargado de la contabilidad de los actores de 'Cuéntame cómo pasó'. Después de casi cuatro años de instrucción, Imanol Arias y Ana Duato fueron procesados por delitos fiscales cometidos entre 2009 y 2015. Por su parte, a Imanol Arias se le imputan seis delitos fiscales y se enfrenta a 27 años de prisión, mientras que a Ana Duato se le imputan siete delitos y se piden 32 años de cárcel. Las penas solicitadas por la Abogacía del Estado suman aproximadamente 16 millones de euros en multas.

La pareja de actores ha defendido que desconocían las acciones fraudulentas del despacho. Por otra parte, en los últimos días ha trascendido que Arias estaría en negociaciones con la Fiscalía Anticorrupción para evitar entrar en prisión. Se rumorea que se declararía culpable a cambio de una condena más baja. Ana Duato, por su parte, está considerando rechazar cualquier acuerdo ofrecido y demostrar su presunta inocencia en el juicio, que tiene previsto alargarse hasta el próximo mes de septiembre.

El origen de la investigación a Nummaria y la ‘Operación City’

Como ya informó este medio, Manuel María Arias Domínguez, más conocido por su nombre artístico, Imanol Arias, lleva bajo la lupa de los inspectores de la Agencia Tributaria desde abril de 2016, cuando se puso en marcha la ‘Operación City'. Denominada así por la relación de empresas españolas con otras domiciliadas en el centro financiero londinense, conocido como City. Esta investigación policial y judicial se centraba en el despacho de abogados Nummaria, dedicado a la asesoría fiscal y situado en el corazón de la capital de España, muy cerca del Congreso de los Diputados.

Este conocido bufete, liderado por el abogado Fernando Peña, se dedicaba supuestamente a crear estructuras societarias muy sofisticadas que permitían a sus clientes evadir impuestos. Para ello se basaba en una operación compleja, que en su momento sorprendió, incluso, a los propios Inspectores de Hacienda.

El abogado Fernando Peña

El despacho creaba una serie de Agrupaciones Europeas de Interés Económico (AEIE), una alianza societaria entre empresas de dos Estados miembros de la Unión Europea, en la que los beneficios tributan en proporción al país en el que se generan. Esta figura es muy utilizada en grandes proyectos conjuntos, como en el caso de la unión de empresas británicas y francesas en la construcción del túnel del Canal de la Mancha; o de empresa de Italia y Francia para la realización del túnel del Mont Blanc. Pero nunca para mejorar la fiscalidad de sociedades que deberían pagar sus impuestos en su país de origen.

Las ‘ramificaciones’ del despacho Nummaria

El despacho Nummaria contaba con una cartera de sociedades radicadas en el Reino Unido que, a su vez, eran controladas por otras empresas en Costa Rica, país considerado paraíso fiscal en algunas listas, aunque no para España.

Estas sociedades extranjeras se asociaban con otra sociedad limitada española en una ficticia Agrupación Europea de Interés Económico y así trasladaba alrededor del 80 por ciento de los beneficios que deberían ser declarados en España a la sociedad británica, y posteriormente acababan en Costa Rica o en la isla Mauricio, donde se les perdía el rastro.

EuropaPress_4189850_i_d_actor_imanol_arias_actriz_ana_duato_posan_photocall_presentacion

Ana Duato e Imanol Arias / Foto EuropaPress

Esta estrategia de los abogados de Nummaria ha llevado a que esta semana  la Audiencia Nacional impute a Imanol Arias por delitos fiscales durante los ejercicios comprendidos entre los años 2010 y 2014, por los que se le reclama unos 2,1 millones de euros. Y, aunque habían prescrito los delitos fiscales por los años anteriores, se estimó que los impuestos impagados entre los años 2005 y 2009 sumaban otros 2,7 millones de euros más. Imanol Arias ya habría hecho, desde entonces, al menos dos ingresos al Fisco español por valor de 4,8 millones de euros.

La sociedad 11 T'ai Creaciones SL de Imanol Arias

Arias consiguió el dinero para la Fiscalía gracias a su única sociedad, 11 T'ai Creaciones SL, el principal activo del actor. Esta empresa fue creada en el año 2010, apenas cuatro meses después de que anunciara su separación con la conocida Pastora Vega, con el objeto social de la promoción y representación de artistas y la realización de producciones audiovisuales o sonoras para el ejercicio de sus actividades artísticas y profesionales, se encuentra domiciliada en la Avenida de Alfonso XII de Madrid. Imanol Arias es el administrador único de esta sociedad en el que su hermana Ana Isabel figura como apoderada.

Al parecer, esta sociedad fue parte de el entramado societario, en concreto de la AEIE llamada Leitmotif Projects junto a la mercantil británica Rosedale Limited que a su vez estaba participada por las costarricenses Aljayma Holding SA y Landon Corporation SA. Su hermana Ana Isabel llegó a ser la administradora de esta AEIE.

1466076958609k

Ana Isabel Arias, hermana del actor Imanol Arias

De hecho, durante el interrogatorio al que fue sometido el actor en el año 2016, Arias reconoció que en 2012 usó 290.000 euros que tenía en Suiza para ampliar capital de su empresa 11 T'Ai Creaciones, un dinero que justificó a una inversión que había hecho años antes, pero que según un informe de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) de Hacienda procedían de otra sociedad británica, Winfield Limited, que los depositó mediante la compensación de un préstamo concedido en marzo de 2012.

Esta empresa pasó de formar parte del entramado opaco a ser su salvavidas a pesar de una evolución negativa en puntos importantes. Estos últimos años, con tributación exclusiva en España, ha visto reducir la facturación y hasta el número de empleados. Si en el ejercicio 2014 informaba en sus cuentas anuales la existencia de 3 trabajadores, en 2016 tan sólo tenía 1. También pasó de facturar 835.881,59 euros en 2015 a bajar más de un 27% esta cifra hasta los 607.870 euros en 2016.

Con esta caída apenas consiguió un beneficio de 6.615,98 euros, una cantidad insuficiente para hacer frente a las reclamaciones de la Agencia Tributaria. Pero a falta de beneficios, lo que si atesoraba esta sociedad es un importante patrimonio. En concreto, en el año 2016 se contabilizó inmovilizado material por valor de 1.925.207 euros y otros 180.800 euros en inversiones financieras.

Unas garantías importantes que ahora le pueden ayudar a avalar los pagos a Hacienda que eviten cualquier pena de cárcel, pues tal y como han avanzado algunos medios de comunicación, Arias se encontraría negociando con la Fiscalía Anticorrupción para rebajar su pena, lo que podría conllevar una declaración de culpabilidad. A la espera de que comience el juicio este martes, las miradas también se fijan en Duato, que defenderá su inocencia en un proceso que pretende alargarse hasta el próximo mes de septiembre.

COMPARTIR: