18 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El hostelero ceutí comenzó una relación con la 'pareja' del exalcalde de Marbella en 2004 con quien participó en el programa 'Supervivientes'

Fernando Marcos, el 'tercero en discordia' en el matrimonio de Mayte Zaldívar y Julián Muñoz

Fernando Marcos y Mayte Zaldivar.
Fernando Marcos y Mayte Zaldivar.
Este pasado 30 de enero Mayte Zaldívar y el exalcalde de Marbella, Julián Muñoz, diagnosticado de una grave enfermedad, contraían matrimonio. Este enlace ha convertido al hostelero Fernando Marcos, pareja de Zaldívar, en el 'tercero en discordia'. Marcos guarda un discreto segundo plano frente a los medios de comunicación y, junto a su pareja, se encuentra al frente de sus negocios en hostelería ubicados en la localidad malagueña.

El pasado 24 de mayo el programa de Telecinco 'De Viernes' se hacía eco de una de una noticia que revolucionó la crónica social. El exalcalde de Marbella, Julián Muñoz, quien se enfrenta a un "cáncer galopante", y su expareja, Mayte Zaldívar, han contraído matrimonio. Según ha trascendido, volvieron a unirse el pasado 30 de enero, aunque no como pareja en el sentido tradicional pues ambos tienen una vida sentimental separada. Así, Maite Zaldívar sigue enamorada del hostelero Fernando Marcos, con el que mantiene una relación desde el 2004.

Ante el revuelto provocado en los medios de comunicación al conocerse la noticia y el interés que despierta su persona, el hostelero ha querido pronunciarse: "No tengo nada que ver con los medios ni con sus especulaciones. No voy a pronunciarme ni a participar en este tipo de contenidos. Después de 21 años escuchando barbaridades sobre mi persona, decidí apartarme". Y ha pedido que "los medios que se olviden de mi número, de mi nombre, de mi cara y de que existo". 

Ha sido este 2024 cuando la pareja ha cumplido veinte años de relación y así lo ha reflejado el empresario ceutí en su perfil personal de la red social Instagram. "20 años ya y sumando… se dice pronto. Pero han pasado muchas cositas. Gracias por aguantarme. Siempre serás mi campeona. Juntos hemos recorrido el camino que nos ha deparado la vida y la vida nos dirá lo que nos espera. Cerrando bocas en silencio", concluía el mensaje que acompañaba la publicación. Pero, ¿cómo comenzó la relación entre Mayte Zaldívar y Fernando Marcos?. 

Fernando Marcos, Mayte Zaldívar y Julián Muñoz

Mayte Zaldívar comenzó una relación con el hostelero ceutí Fernando Marcos en 2004, poco después de haber anunciado su ruptura con el exalcalde de Marbella, Julián Muñoz. Desde entonces, han consolidado su relación a lo largo de los años. Fernando ha jugado un papel fundamental en la vida de Maite, especialmente en momentos críticos, como cuando estuvo recogiendo firmas para demostrar que su pareja estaba completamente rehabilitada, lo que resultó esencial para que a Maite le concedieran el tercer grado penitenciario.

En 2017, y tras salir de la cárcel de Alhaurín de la Torre donde cumplía condena, Maite y Fernando se embarcaron en una aventura empresarial. Se trataba de un negocio en el Mercado de Abastos del municipio malagueño de Marbella. Un negocio al que denominaron 'Puesto 85', un gastrobar en el que Maite se desempeña como cocinera y Fernando como gestor.

Fernando Marcos y Mayte Zaldívar.

Fernando Marcos y Mayte Zaldívar.

Sin embargo, la crisis del coronavirus les obligó a cerrar temporalmente el gastrobar hasta que la flexibilización de las restricciones se impusieron en el ámbito de la hostelería. En 2018, Maite y Fernando decidieron dar el salto a la pequeña pantalla y participar en una de las ediciones del programa 'Supervivientes' junto a otros personajes como Raquel Mosquera, el Maestro Joao, María Jesús Ruiz o Sofía Suescun.

Aunque Fernando y Maite fueron el primer y segundo expulsado de la edición, después de dos abandonos y una expulsión disciplinaria, lograron disfrutar de una experiencia que duró 28 y 35 días, respectivamente. Su paso por 'Supervivientes' no solo les permitió vivir situaciones extremas como las que se dan en el programa, sino también fortalecer aún más su vínculo como pareja.

Además del gastrobar, Maite y Fernando han emprendido en otros proyectos. Por su parte, Maite se ha involucrado en una agencia de marketing online y una escuela de formación online. Fernando sigue en sus negocios de hostelería y en 2018 se lanzó al mundo de la moda y fundó su propia firma de calcetines.

Fernando Marcos practicando deporte en una de sus imágenes de la red social Instagram.

El hostelero es una figura muy activa en las redes sociales. Es en su perfil personal de la red social Instagram, donde se define como creador de contenido, en la que acostumbra publicar instantáneas sobre el deporte, que practica con bastante asiduidad. También es muy familiar y lo demuestra publicando fotografías junto a sus padres, su pareja o su entorno más cercano. 

Según refleja este perfil, Fernando 'alardea' de algunos de los enclaves de la localidad malagueña al igual que de la buena gastronomía o la música. Es más, tanto él como su pareja suelen asistir a conciertos de Juanes, El Langui o Francisco, entre otros. 

Mayte Zaldívar junto a Francisco y Fernando Marcos. 

A pesar del amor que se profesan, ahora Mayte Zaldívar vive con su expareja y está volcada en su cuidado. Al igual que sus dos hijas, Elia y Eloísa. Sin pretenderlo, Zaldívar ha vuelto a la palestra mediática tras haber contraído matrimonio con el exalcalde de Marbella. Un matrimonio que ha generado un gran revuelo mediático. 

Las sospechas tras el nuevo matrimonio entre Muñoz y Zaldívar

Ante las dudas que ha generado el recién desvelado matrimonio entre el exalcalde de Marbella y la que fuera su primera mujer, elcierredigital.com ha contado con la opinión del abogado matrimonialista Alberto García Cebrián para conocer más detalles sobre los posibles ‘intereses ocultos’ tras esta unión.

En este sentido, el letrado ha explicado que en nuestro país los matrimonios por conveniencia o falsos pueden castigarse por la vía administrativa con multas de hasta 10.000 euros. De igual manera, ha definido un matrimonio de conveniencia como “aquel enlace matrimonial de carácter fraudulento que se contrae principalmente con la intención de conseguir beneficios, ya sean puramente económicos o de ámbito jurídico o social”.

Sobre si el matrimonio de Julián Muñoz y Maite Zaldívar puede ser declarado fraudulento, Alberto García Cebrián sostiene que “después de ser ambos condenados en el marco del ‘caso Malaya’, el hecho de que vuelvan a convivir y casarse está en el centro de la actualidad mediática y la Fiscalía, de oficio o a instancia de comunicación o denuncia de particular, podría iniciar investigaciones".

"La situación es muy atípica, pues Maite estaba manteniendo una relación sentimental desde hace años con Fernando Marcos, quien incluso se ha unido a las celebraciones familiares del matrimonio recientemente formado por Julián y Maite”, explica el abogado matrimonialista.

Así es Isabel, nueva 'amiga' de Julián Muñoz con la que trabaja | El Cierre  Digital

Mayte Zaldívar y Julián Muñoz.

En este sentido, el letrado García Cebrián ha recordado que el Tribunal Supremo dispone que los matrimonios de conveniencia pueden castigarse con sanciones administrativas o constituir ilícitos civiles. Solo podrían ser delitos penales si concurre ánimo de lucro, usurpación de estado civil o falsedad documental. “Podría ser delito en el caso de que se acreditara que se estaba instrumentalizando el nuevo matrimonio para simular un matrimonio que no es deseado en sí mismo, sino como medio de un beneficio”, incide Cebrián.

En este sentido, surgen muchas preguntas como: ¿Existirá ánimo de lucro en el matrimonio de Julián y Maite? ¿Qué intereses podrían existir? ¿Cobraría Maite Zaldívar pensión de viudedad? La respuesta a esta última pregunta según García Cebrián es sí. “A pesar de lo cual el importe sería en función de la pensión de Julián Muñoz, que estaría en torno a 400 o 600 euros a lo sumo”.

El abogado matrimonialista ha expresado en su análisis que en este tipo de matrimonios, en el que uno de los contrayentes padece una grave enfermedad, se aplican especialidades. Si el fallecimiento es derivado de enfermedad común anterior al matrimonio, el cónyuge superviviente deberá acreditar una de estas obligaciones: Que existan hijos comunes o que el matrimonio se hubiera celebrado con un año de antelación al fallecimiento. “En ese caso, no se exigirá esta duración si se demuestra un período de convivencia como pareja de hecho que, sumado al de duración del matrimonio, hubiera superado dos años”.

Tal y como ha trascendido, Mayte Zaldívar y Julián Muñoz han contraído matrimonio. Un hecho por el que Fernando Marcos se ha convertido en el 'tercero en discordia' de una 'pareja' que, durante muchos años, parecía imposible volver a ver junta. 

COMPARTIR: