21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El argentino, de diez años, comenzó a practicar este juego en plena pandemia y, hoy, se ha convertido en una de las grandes promesas de este deporte

Faustino Oro, el 'Messi del ajedrez': El niño que ha vencido al campeón Magnus Carlsen

Faustino Oro es apodado el 'Messi del ajedrez'. El pequeño, de 10 años de edad, ha vencido al campeón Magnus Carlsen en un torneo online de la modalidad bullet de este juego de mesa. Su andadura comenzó en plena pandemia y los expertos destacan su "alto nivel de profesionalidad" y le "auguran un gran futuro". Y es que 'Fausti' se ha enfrentado a una de las figuras más conocidas y polémicas del ajedrez pues, tal y como publicó elcierredigital.com, incluso quiso cambiar las reglas del juego.

El ajedrez es un deporte mental que está fuera de la burbuja popular si se lo compara con otras actividades como el fútbol, el baloncesto o el tenis, pero tiene muchos seguidores. Cada vez más y, sobre todo, después de que el pasado domingo el mundo del ajedrez mundial se viera impactado por Faustino Oro, un niño de 10 años al que los medios especializados ya han bautizado como el 'Messi del ajedrez', que venció nada más y nada menos que al número uno del mundo, Magnus Carlsen, en un torneo online de la modalidad bullet.

Lo que más impresiona de esta hazaña es el alto nivel de profesionalidad que demuestra Faustino en sus partidas. Un deporte que empezó a practicar hace apenas cuatro años, con el comienzo de la pandemia, y que ya desde hace un tiempo expertos del deporte le auguran un gran futuro.

“Le vi jugar por primera vez a finales del pasado año contra un Maestro Internacional en Sant Boi. Me dejó totalmente impresionado. Tiene un juego maduro y un dominio espectacular, así como muy intuitivo de los finales. Estamos hablando de un prodigio”, señala Pepo Viñas, presidente de la Federació Catalana d’Escacs. “Es muy probable que se convierta en el Gran Maestro más joven de la historia, nunca había visto un talento así”, añade.

Faustino_Oro

Faustino Oro

“Estoy muy contento. Es una gran alegría para mí porque nunca había jugado contra él”, señaló la joven promesa a los medios de comunicación tras derrotar a su ídolo Magnus Carlsen. A pesar de derrotarlo, Faustino terminó el torneo en el puesto 21 de 156 participantes, siendo ganador el gran maestro estadounidense Hikaru Nakamura, a quien Faustino ya había derrotado el sábado. 

Los sacrificios de las futuras promesas

Los padres de Faustino lo tenían claro. "Sabíamos que cuando Fausti pasara los 2.300 puntos de ELO, la única manera de progresar era jugar contra rivales más duros. Y como en Argentina hay muy pocos grandes maestros que compitan en el país, no hay otra manera que jugar afuera. En España hay muchos torneos y desde acá se achican las distancias de viajes hacia otros países”, afirmó Alejandro Oro, padre de Faustino, en una entrevista para el diario argentino Clarín.

“Nos dijimos que si no le damos las oportunidades a Fausti, nació en la familia equivocada. Allá teníamos comodidades y acá podemos prescindir de muchas cosas", añade. Y es que todo el proyecto familiar esta basado en el futuro como ajedrecista de Faustino.

ajedrez

Partida de ajedrez

Por su parte, Pepo Viñas señala que “es inviable que un niño que está codeándose con la élite mundial del ajedrez pueda compatibilizar la educación regular con el entrenamiento”. También apunta que ver a niños capaces de hacer jugadas sobresalientes de forma puntual no es tan raro, pero con tantísima técnica, como es el caso de Faustino, sí lo es.

Polémicas de Magnus Carlsen

Desde hace muchos años la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) ha sido manipulada por los campeones. En 2022, el mejor ajedrecista era Magnus Carlsen, que dijo que quería cambiar las normas del juego y llevar a cabo una revolución que, sin ser injusta, suponía una alteración fundamental de la tradición. Y amenazó a la FIDE con que, en caso de que esta petición no fuera aceptada, no participaría en el Mundial.

Su petición consistía en que el duelo por el título alternara partidas de ajedrez clásico con otros ritmos más rápidos. Y aunque su propuesta no está fuera de derecho, la forma en que la impone no gustó en la organización. Y como ya adelantó en su día elcierredigital.comel noruego no consiguió ponerse por encima de la FIDE. Sin embargo, tuvo que retirar dicha amenaza, y aseguró: "No me retiro del ajedrez, voy a ser un jugador activo".

magnus_ajedrez

Magnus Carlsen jugando al ajedrez

Desde el organismo de la FIDE, sabían que Carlsen no podía abandonar este deporte porque su fama se debe en parte a ello y, según indicaron fuentes cercanas a este sector, por ese motivo no valoraron su idea. Pero el joven noruego no se quiso quedar de brazos cruzados y cargó duramente contra la FIDE: “No soy psiquiatra ni un lector de mentes, pero entiendo que incluso un campeón del mundo necesita cambios y que quiera verlos en el mundo del ajedrez. Los necesita. La FIDE ha sido un vehículo directo e indirecto para la inteligencia rusa desde hace décadas y parece que continuará así mientras sea útil”. 

Con estas duras palabras se sobrentiende que no se llegó a un acuerdo por ambas partes para cambiar la normativa en el ajedrez. Con todo así, Carlsen decidió actuar renunciando a luchar por el Mundial pero sin cumplir del todo con su promesa, que era retirarse para siempre.

COMPARTIR: