27 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Francisco Mercado

Madrid no vale un fake sobre muertos, Gabilondo

Gabilondo y Sánchez.
Gabilondo y Sánchez.

Ángel Gabilondo ha dicho que “el riesgo de fallecer por COVID es en Madrid, hoy, un 54% mayor que el riesgo medio de España”. Lo dijo en un acto del partido el 11 de abril en Madrid, y en una entrevista el 12 de abril en TVE. Añadió que “es un dato oficial del Ministerio de Sanidad”. Falso. Sale de un análisis realizado por la Generalitat Valenciana a partir de los datos del Instituto de Salud Carlos III e indica la probabilidad de haber fallecido desde el inicio de la pandemia. Atrás queda su inicial alegato en pro de una campaña limpia. "No quiero un clima de confrontación, de extremismo. No quiero eso, sinceramente".

Pero Gabilondo no precisa tirar de muertes probables de un estudio teórico que computa el periodo donde la gestión sanitaria de Madrid estuvo controlada por Sánchez en los meses más sangrientos de la pandemia. Unos meses durante los cuales la probabilidad no, la certeza estadística, mostraba que España superaba a todos los países del mundo, incluido EEUU bajo la suicida gestión de Trump, en muertos por millón de habitantes.

 ¿Sus fuentes sanitarias no le han dado esas estadísticas de los muertos estatales, y madrileños, de la gestión de Illa?  El récord mundial de muertos españoles de la primera ola más vale que no lo saque del cajón. Pero si lo hace, invite a compartir actos de campaña a Illa. ¿Para cuando la serie qué fue de Illa? Nadie mejor para explicar los muertos madrileños por una enfermedad que iba a tener un par de casos. El copyright es de su partido, de su gobierno.

Ángel Gabilondo en campaña.

Que analice lIla la incidencia en los muertos de la primera ola en Madrid del colapso de ese sistema sanitario público que dijo que era robusto y soportaría el embate del virus. Que detalle la incidencia del 8M que elevó un 1.200% los casos una semana después y que toleró cuando estaba bajando la tasa de contagio. Que afronte la repercusión en muertos por la tardanza y falta de compras de material preventivo por el Gobierno. Que cuantifique el peso de los pasajeros de Italia que llegaron enfermos a Madrid de esos 20.000 viajeros que aterrizaban al día sin control alguno en toda España y que suponían el 83% nacional de los casos de coronavirus. Que justifique por qué se saltó la hoja de ruta de UE para desconfinar (exigía test masivos, seguimiento absoluto de contactos, recuperación del sistema sanitario, aplicaciones en el móvil para controlar la pandemia…).

Pero volvamos al hoy madrileño, a la campaña. No es difícil verificar la probabilidad de muerte en Madrid por coronavirus. Mejor aún: está al alcance de cualquiera, incluido el candidato socialista, conocer la certeza de las muertes. Gabilondo puede medir las cifras de muertes definitivas en Madrid y en el resto de comunidades. Basta con leer los informes reales del ministerio de Sanidad que controla su partido. Y los más recientes arrojan que la letalidad madrileña está por debajo de la media española. O Gabilondo se ha equivocado de país o de informe. O le han metido un gol redondo.

La tasa de muertes española es del 1,5%. La madrileña es de sólo un 1,0%. Madrid tiene más muertos, obvio, tiene más población. Pero su tasa de muertos por enfermos dista de ser la primera. Está entre las cuatro más bajas. Con Baleares, Canarias, y Melilla. Le superan comunidades menos pobladas y regidas por el PSOE como Aragón (2,3%), Comunidad Valenciana (1,8%), Extremadura (1,8%) y Castilla-La Mancha (1,7%). La realidad es que a Ayuso se le mueren menos enfermos de coronavirus. Madrid no ha hecho bandera de tal hecho. Sería infame. Como lo es arrojarle datos en sentido contrario y, para colmo, falsos. Mejor favor haría a los muertos Gabilondo si indagara por qué han fallecido 100.000 españoles. En Madrid, claro. Y en toda España.

Buena parte de esas 100.000 muertes se produjeron en residencias, cuyas cifras el gobierno de Sánchez ocultó meses. Como opacó también las cifras de excesos de muertes sobre 2019, cuando se resistía a admitir que los españoles no se estaban muriendo por causas dispares, ni por un accidente de tráfico. Sólo había una causa capaz de disparar hasta un 200% en algunas comunidades las muertes: el coronavirus. Si entra en este juego macabro Gabilondo, le auguro que sus probabilidades de muerte electoral superan el 54 por ciento.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: