25 de febrero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Gabriel Araceli

"Somos hijos de Lénin"

Pioneros  comunistas desfilando y cantando Somos hijos de Lénin
Pioneros comunistas desfilando y cantando Somos hijos de Lénin

Señores, fuera máscaras. La socialdemocracia de Felipe González ha muerto y el eteocles Pedro Sánchez ha resucitado el marxismo-comunismo de Largo Caballero y los Podemitas de Iglesias se han quitado la careta y ya han presentado su tarjeta de identidad: "SOMOS HIJOS DE LÉNIN". O sea, que volvemos a 1936.

Unos días antes de las elecciones de 1936 le preguntaron a Unamuno lo que pensaba sobre la situación política y sin dudarlo respondió: "¿Y qué quieren ustedes que les diga, si las Izquierdas, o eso que llaman Izquierdas, se han vuelto locas y las Derechas, o eso que llaman Derechas, están ciegas...y caminamos entre locos y ciegos?. Me temo lo peor.". ¡Y lo peor llegó¡. Así llegamos al momento actual, al estreno del primer Gobierno de Coalición socialista-comunista, con independentistas, nacionalistas separatistas y demás ralea a precio de mercado y con unas derechas que no se entienden, que no saben qué hacer, que no han entendido lo que se les ha venido encima y además están ciegas. Por tanto ¿qué puede pasar aquí y ahora?. De momento, y para que no haya dudas el Gobierno ya ha puesto en el campo de batalla la propiedad de los hijos... ¿De quién son los hijos?. Según la Ministra Celaá los hijos no pertenecen a los padres y según el Ministro Ábalos los hijos no son de los padres porque no figuran en los Registros de la Propiedad...y las Derechas ciegas se preguntan ¿y si tus hijos no son tus hijos entonces de quién son? ¿del Estado? ¿del Gobierno?¿ de la Ministra de Igualdad?. "Mis hijos son míos" (Casado) y en plan cachondo y con ingenio "Don Inda" les dice a sus hijos: "Hijos míos, os tengo que decir que vuestra madre es Isabel Celaá y vuestro padre no soy yo, es Don Pedro Sánchez, el Presidente del Gobierno".

Y llegado aquí me fui a la Memoria Histórica y del baúl de mis recuerdos salieron las primeras medidas adoptadas en materia de educación por los comunistas de Lénin en cuanto se apoderaron del Poder. O sea, éstas. 1. Creación urgente del Comisariado Popular para la Educación y barrer drásticamente el sistema educativo y los planes de estudio vigentes...2. Poner en marcha la "Likbez" (Guerra contra el analfabetismo, un 77 por ciento de los rusos lo eran). La "Rusificación" (implantación forzosa de la lengua rusa) y los "besprizornii" (orfanatos y escuelas para niños sin padres y sin hogar). 3. El "Plan de Adopción" de los hijos y  la “igualdad de las mujeres". Los revolucionarios, con Lénin a la cabeza, comprendieron enseguida que para el triunfo total de la Revolución era fundamental  que el Estado controlase, desde la infancia, la adolescencia y la juventud, a todos los que nacieran desde ese momento y en base a eso decretó que los hijos fuesen entregados a los dos meses (¡2 meses!) de nacer a las autoridades educativas para criarlos y formarlos en las Guarderías y los Jardines de la Infancia estatales, primero y luego a los 8 años pasaban a depender de la “Organización de Pioneros Vladimir Lénin”, que tenían hasta sus "Palacios de Pioneros". Y además los niños y las niñas, para conseguir "la igualdad de la mujer" desde el principio, seguirían los mismos programas de formación y la convivencia común. y 4. Y no quedó ahí la cosa. Porque Lénin y más tarde Stalin se dieron cuenta muy pronto que para la mejor aplicación de los niños y los jóvenes era bueno introducir en los planes de estudio dos cosas:  el Ajedrez, como juego obligatorio, y la música y el canto patriótico y rápidamente impusieron ambas cosas. Así nació el primer himno para los pioneros, cuyos primeros versos y el estribillo eran:

" NACIDO EN LA URSS

Ucrania y Krimea, Biolorusia y Moldavia,

¡Ese es mi país!

Sajalín y Kamchatka y los Montes Urales

¡Ese es mi país!

El territorio de Krasnadarsk, Siberia y el Volga,

Kasajstan y el Caúcaso y el Báltico también.

Yo nací en la Unión Soviética

¡Soy hijo de la URSS!

Yo nací en la Unión Soviética

¡Soy hijo de la URSS !

Los Riurik, los Romanov, Lénin y Stalin

¡Ese es mi país!

Pushkin, Tolstoy, Dostoyeski, Lermontov

¡Ese es mi País!

Las iglesias destruídas y los nuevos templos,

La Plaza Roja, el Kremlin, y la Rusia eterna.

Yo nací en la Unión Soviética

¡Soy hijo de la URSS !

Yo nací en la Unión Soviética

¡Soy hijo de la URSS ! "

(Tras la muerte de Lénin cambió el estrIbillo y en lugar de ser "Hijos de la URSS" los recién nacidos pasaron a ser "Hijos de Lénin" y ya en la cumbre de la DICTADURA "Hijos de Stalin").

Y aquel himno, canción o copla fue el que Moscú "exportó" para que lo cantasen todos los jóvenes comunistas del mundo... incluyendo a los españoles. Y parece ser que fue el Joven Santiago Carrillo, ya líder de las Juventudes Socialistas Unificadas, quien lo impuso al regreso de uno de sus viajes a la Rusia soviética. Y así comenzaron a desfilar los "unificados" por las calles de Madrid, Barcelona y todas las ciudades: "Yo nací en España. ¡SOMOS HIJOS DE LÉNIN!. Yo nací en España. 'SOMOS HIJOS DE LÉNIN!".

Como lo recogió el obispo Pla y Deniel (luego cardenal y Primado de España) en su famosa pastoral "Dos ciudades" del 30 de septiembre de 1936:

“Este año señalará época, como piedra miliar, en la historia de España. Se abrió con presagios de tempestad, y se desencadenó bien pronto huracanada; y comenzaron a arder templos y casas de vírgenes del Señor; y acá y allá iban cayendo víctimas, cada vez en forma más trágica y desaforada. A la justicia sustituía la venganza; los órganos estatales no lograban, ni aún con medios extraordinarios, la normalidad del orden ciudadano. Los vencedores en una lucha de comicios desbordaban al Gobierno por ellos mismos impuesto y amenazaban con una próxima revolución comunista. Aun a los niños convertían en pioneros de la misma, poniendo en sus tiernos labios el fatídico canto ¡SOMOS HIJOS DE LÉNIN!» (vol. II, págs. 95, 96.)…Al apuntar la revolución ha suscitado la contrarrevolución; y ellas son las que hoy están en lucha épica en nuestra España, hecha espectáculo para el mundo entero, que la contempla, no como simple espectador, sino con apasionamiento, porque bien ve que en el suelo de España luchan hoy cruentamente dos concepciones de la vida, dos sentimientos, dos fuerzas que están aprestadas para una lucha universal en todos los pueblos de la Tierra: las dos ciudades que el genio de Hipona, padre de la Filosofía de la Historia, San Agustín, describió maravillosamente en su inmortal “Ciudad de Dios”: dos amores hicieron dos ciudades: la terrena, el amor de sí hasta el desprecio de Dios; la celeste, el amor de Dios hasta el desprecio propio”.

Ea, ahí tenéis la respuesta a vuestras timoratas inquietudes, señores de las Derechas: vuestros hijos, antes de que termine el "Primer Quinquenio" serán ¡HIJOS DE LENIN! (o de STALIN, según los clasifique Pedro o Pablo). Así que seguid discutiendo eso del "pin parental". ¡Ciegos! ¡Ilusos! ¡Torpes! ¡Pardillos!... ¿Creéis que se van a conformar con la educación de vuestros hijos? Os aconsejo que leáis las Memorias de Jesús Hernández, el primer ministro comunista que tuvo España: “Yo fui un ministro de Stalin” y “En el país de la Gran Mentira”… y así sabréis mejor la que os espera. A vuestro lado Kerenski fue Einstein.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: