20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

Donde la luz alcanza la plenitud

Antes de visitar el Vaticano, al fondo.
Antes de visitar el Vaticano, al fondo.

Roma es una de las ciudades donde la luz alcanza la plenitud. 
Cuna de civilizaciones.

Sus huellas patrimoniales ilustran la riqueza cultural e histórica.
La cultura tiene nombre propio. Entenderla por el arte que acumula.

Esta ciudad te seducirá desde el primer momento. Donde la realidad y los sueños se unen a la inspiración, y su enigmática belleza se manifiesta de diversas formas.

La experiencia italiana se presta a ser vivida de múltiples maneras.
Nos sorprenderá a cada paso su grandiosidad artística.

Los contrastes de color crean una impactante postal.

Concebida bajo el prisma que une la luminosidad al tiempo. Conquistará cada uno de nuestros sentidos.
La luna se mimetiza a la perfección.

Sumergirse con sus gentes en el entramado de sus calles y descubrir su particular toponimia.

Allí puedes encontrar el equilibrio perfecto entre el cuerpo y el alma.

Es un destino con un atractivo inigualable.
En cada uno de sus rincones nos aguardan para sorprendernos, sus iglesias, que cada una es un tesoro escondido en mitad de la ciudad.

Su majestuosidad se puede apreciar desde lejos, y nos brinda la posibilidad de descubrir los secretos de sus impresionantes palacios y castillos. 
 
La imponente Fontana di Trevi, considerada una de las más bellas del mundo. Es un himno a la vida y al agua que también es imprescindible para la misma. 

O el impresionante Castillo de Sant,Angelo, fortificación invencible.
Aunque inicialmente fue concebido como mausoleo del Emperador Adriano. Después fue habilitado como palacio, más tarde como cárcel y desde 1925 acoge al Museo Nazionale del Castel Sant,Angelo.

El Coliseo, icono de la Roma Imperial. Foro Romano y Palatino.
Es más que una construcción.
Donde los desahuciados latidos de muerte renuevan la libertad en estado puro.

Roma atesora un espacio donde la fe vertebra la vida, El Vaticano. Mostrándonos su diálogo con la cultura. Donde se respira espiritualidad, contemplación para las almas nómadas.
Deslumbrantes son los Museos Vaticanos.

Imponentes son  los frescos de la Capilla Sixtina, prodigio del Renacimiento.
En ella, la herida sedienta y con los ojos vendados intentará descifrar los mensajes ocultos de Miguel Ángel. Los secretos desnudos de palabras, acotan y marcan el paso, anclados a un pasado remoto.

Imprescindible visitar las obras maestras del Renacimiento:  La Piedad, El Moisés, El David.
El espejismo aliado al exilio ausculta la multiplicidad de detalles.

La voz de sus ojos crean una narración sobre nuestra propia vida.
Indomable fascinación.
La escultura como forma de convivencia.

Fascinada quedé en Siena, con la Catedral de Santa Catalina de Siena.

Vale la pena conocer La Toscana. Hay ciudades y pueblos con encanto y por los que es un lujo pasear, Grosseto, Massa Marittima.

Recomiendo una ruta cultural por Asís, lugar donde nacieron Santa Clara de Asís y San Francisco de Asís.

La iglesia de Santa Clara, donde esta ubicada la tumba de la Santa.

La Basílica de San Francisco de Asís, declarada Patrimonio de la Humanidad.

Iglesia de Santa María la Mayor, la más inmemorial de las que se conservan.

La Basílica de Santa María de los Ángeles, en extensión destaca por ser una de las más grandes del mundo. 

La Catedral de San Rufino, sobresale en la historia de la orden franciscana.

"Hablar de la antigua Roma es hablar de gloria, de fuerza, de garra por parte de los guerreros más despiadados y estrategas que ha llegado a conocer la tierra, pero también es hablar de sabiduría y conocimiento." (julio César).

Pilar Redondo. Escritora. Córdoba.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: