04 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Elsa Martínez

Clara y Oriana

Esta es una de esas columnas que se escribe desde la piel, de esas que fluyen entre los dedos, cuando escribes, con la música de Michael Nyman de fondo, con ese Piano que me recuerda a la gran mujer que protagonizaba la historia, esa mujer valiente, esa mujer con el coraje de salir viva en una isla, de amar con cero miedo, esa mujer que en pleno siglo XVIII es capaz de cruzar un océano y vivir la aventura de su vida… pues bien, hoy en nuestro dia, en el dia de la Mujer en todo el mundo, en el de las mujeres… hoy hay dos  figuras femeninas que quiero resaltar: Clara Campoamor y Orianna Fallaci, con vidas ciertamente paralelas. Esa Clara que vivió su vida amorosa, entonces tan prohibida, como pudo, y la de Orianna, otra mujer icono de mujeres potentes, periodista indómita; ambas dos literatas, cuya vida personal también estuvo marcada por la impotencia ante la historia viva que se desarrollaba a su alrededor.

Hoy, más que nunca, entre los coros de gritos absurdos, de mis amigas, compañeras, congéneres, mujeres todas, reivindico para este 8 de marzo a mujeres como ellas, como Jane Fonda, que a los 85 sigue siendo una tía de bandera, reformista, como  lo era Clara Campoamor, que no revolucionaria, libre, liberal, creyente en un mundo global , no en la autarquía tan de moda en los EEUU hoy; discutidora de las razones con más razón, no con prepotencia, y sobre todo una luchadora desde la cultura, la mesura, el celo de la voz, alzada al mundo con inteligencia y no con soflamas tan absurdas  y carentes de entidad en el fondo, como el “sola y borracha..” , que no dejando de entender, no estimula precisamente que estudiemos Medicina o Ciencias Politicas…

Esta columna es un grito para Clara ( Campoamor), y Orianna (Fallaci) que nunca dejaron de ser unas grandes mujeres; que se hicieron a sí mismas, que lucharon en guerras, patearon campos de Vietnam, entrevistaron a Henry Kissinguer, o fueron las primeras mujeres en política o en periodismo, en ser reivindicativas, o bien la primera parlamentaria en el Congreso de los diputados de España ( Clara ) y estudiaron con esfuerzo para ser Licenciada en Derecho o  trabajaron en todo para ser una pequeña contribución a la vida y con ello al verdadero espíritu del AVANCE FEMENINO.

Hoy las grandes marcas de cosméticos, de ropa, de accesorios o de hasta champús, desearían tener en sus back de publicidad el rostro y el empuje de mujeres que escribieron frases como esta: “"Confío en que seas un hombre como siempre lo he soñado, dulce con los débiles, feroz con los prepotentes, generoso con quien te quiere, despiadado con quien te manda". Oriana Fallaci. 

Hoy son ellas las que me inspiran a mí y a cientos de mujeres que NO creemos en la eliminación del hombre, ni en la aniquilación de ciertos principios, que no necesitamos corear en tetas nada de nada, que queremos ser profesionales, que queremos ser madres, que queremos dejar de ser víctimas pero NUNCA VERDUGOS, que queremos libertad y seguir siendo nosotras sin perder la magia de un cuadro de El Prado por la estupidez de un inculto que los señale, que no queremos UNA INQUISICION puritana que me deje sin mi escote, sin mi minifalda, o sin ser yo, sin sexo, sin libre vida afectiva y sin identidad, o me construya otra alejada de mi feminidad, adoro esa feminidad… y me gusta contonear mis tacones,  mi cadera, mi pecho, mi cintura y mi sexualidad con cortesía… porque no soy hembrista, sino femenina y feminista, por eso siempre he luchado y lucharé por los derechos de un  mundo a dúo mas justo, donde la universalidad de principios también acabe con los BURKA y donde el mundo construya un paraíso en la tierra para todos, ahí radica la izquierda de verdad, y no en la eliminación histérica del mundo masculino, que, por cierto, me da la vida, me encanta y sin ellos, francamente, no sé qué haría. Feliz Día de la Mujer.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: