24 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

Prendiendo fuego...

Soleá Morente y Pilar Redondo en Madrid, febrero 2020, Museo Nacional, Centro de Arte Reina Sofía.
Soleá Morente y Pilar Redondo en Madrid, febrero 2020, Museo Nacional, Centro de Arte Reina Sofía.

la noche encuadernada vende sueños, echa raíces, sabe a caramelo, prende fuego.
La música se enfrenta al tiempo que busca y esculpe cuidadosamente un lenguaje y sus heridas programadas, que dibujan el incinerado deseo, que busca, persigue, me salva...

Soledad es su nombre propio, aunque ella se presenta como: Soleá, elegir un palo flamenco como signo identificativo ya es una declaración de intenciones.
Soleá Morente, nombre vinculado estrechamente al flamenco, es la hija del gran Enrique Morente.

Ella no se considera cantante pero sí flamenca. Empezó a estudiar filología inglesa, le pareció que era demasiado difícil y se pasó a hispánica, donde tuvo de profesor a Luis García Montero, etapa que recuerda con mucho cariño. De ahí que conjugue a la perfección la palabra y la música, que forman parte de su estado interior.

Sobre el escenario hechiza al público.

Sus canciones al igual que ella están cargadas de vitalidad y luminosidad, se nutre del flamenco, en su repertorio no faltan tangos, fandangos, etc.
Aunque le gusta indagar y profundizar en la mezcla de estilos musicales. En sus letras se aprecian influencias de pop rock e incluso rock alternativo.

Siente pasión por Federico García Lorca. Admira a Bambino, María Jiménez, Dolores Vargas (La Terremoto).

La guitarra afila sus cuerdas, desnuda y purifica su alma en perfecta soledad, buscando más allá de lo escrito en cada esquina de las letras sin redención, desafiando al silencio.

Desde su más tierna infancia participó en los coros de múltiples discos de su padre y su hermana. Su primera colaboración fue en el disco: Misa flamenca, de Enrique Morente.
En el año 2010, bajo la imprescindible supervisión de su padre preparaba su disco de debut en solitario, con la muerte del patriarca de la familia Morente este proyecto quedó paralizado.

Lagartija Nick y Los Planetas, dos grupos granadinos se unen en 2011 y forman Los Evangelistas, y en el año 2012 publican el disco Homenaje a Enrique Morente, en el que Soleá canta las composiciones: "La estrella" y "Yo poeta decadente".

En 2013 presentaron E P Encuentros con Soleá como voz principal. Lagartija Nick, Los Planetas y La Bien Querida colaboran en su primer disco en solitario, titulado, "Tendrá que haber un camino", donde están incluidas dos letras póstumas de Enrique Morente.

En 2020 ha visto la luz su tercer album titulado "Lo que le falta". Según la autora, este es su disco más completo.

"Prendiendo fuego", esta canción ha salido el día 5 de junio, en ella han colaborado: Aron Piper y Maximiliano Calvo.

El dolor con los ojos abiertos me obliga a crecer. Sobrevivir a cada mirada que por un instante se vuelven infinitas, ligadas a la geografía de la memoria, que juega a la vida en su propio infierno vocacional.
La luna célibe prende fuego al recuerdo que desarrolla las utopías, que asigna culpas...

Sus proyectos laborales desde sus comienzos se han sucedido a ritmo supersónico.
Su trabajo va precedido e impulsado de la dedicación y profesionalidad con la que aborda cada oferta laboral.

Su incursión en el mundo del teatro le vino de la mano de Miguel Narros, en la adaptación de Yerma. En la que ella representa a la lavandera número 5.

Es la intérprete de: Sangre y Alquitrán, que es la banda sonora de la película: Toro, protagonizada por Mario Casas, también participan, Ingrid García Jonsson, Luis Tosar, José Sacristán. 

 Junto a Marina Carmona ha colaborado en la campaña de apoyo por la igualdad de las mujeres gitanas, que promueve la Fundación Secretariado Gitano, denominada: "Gitanas En Estéreo".

Magnífico es el trabajo realizado junto a Prado Negro. Musicalización de bellos poemas, cargados de sensibilidad. Sonido pulcro.

En el año 2019  fue galardonada con el prestigioso premio: El Ojo Crítico, en la modalidad de música moderna. En el año 2009 lo recibió su padre, el Premio Especial y ella le acompañó a recogerlo.

La pasión envasada al vacío emite un cheque sin fondo. La acariciada espera es el retrato de mi lucha, código subyacente que será nuestro secreto.
La poderosa feminidad de la niebla criogeniza al fuego envuelto en hielo.

Soleá es afectuosa, cercana, espontánea, cordial, desprende energía creadora.
Entre sus escritoras de cabecera están: Ángeles Caso, Virginia Wolf, Cristina Morales.

"Lo grande del flamenco es su contención. No explota, pero hay una energía descomunal, sensualidad y erotismo que vibra todo el tiempo, pero también están la austeridad, el ascetismo". (Antonio Gades).


Pilar Redondo. Escritora. Córdoba.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: