11 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO
Patio de columnas

Patio de columnas

Felicísimo Valbuena

¿Derrotó de verdad España a ETA?

Francisco Javier García Gaztelu, 'Txapote', y Irantzu Gallastegi durante el juicio.
Francisco Javier García Gaztelu, 'Txapote', y Irantzu Gallastegi durante el juicio.

Escribí mi última columna en Elcierredigital.com teniendo presente a Miguel Ángel Blanco, aunque era imprescindible ofrecer el ambiente en que eta le asesinó.  A la vista de las dudas que plantea este lector sobre la derrota de eta, tengo que lanzar el sedal aguas arriba y contar algunos episodios históricos muy importantes. En resumen: si hubiéramos tenido jueces y políticos inteligentes y valientes, las cosas serían muy distintas.

Ya hace tiempo dije que iban a ganar las elecciones del domingo pasado aquellos contra los que estaba Miguel Ángel Blanco en política. También expuse cómo, en 2001, el PP y el PSOE estuvieron a punto de desbancar a los nacionalistas del Gobierno Vasco. Y cómo, inmediatamente, un zascandil de la política española, Juan Luis Cebrián, logró desbancar a Nicolás Redondo Terreros de la Secretaría del Partido Socialista de Euzkadi (PSE). También, de cómo Arzallus se alió con Herri Batasuna en el llamado «Pacto de Estella». Y la gran responsabilidad de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría en la casi desaparición del Partido Popular en la Comunidad Autónoma Vasca. Más adelante, ampliaré este punto.

«Operación Sokoa» y «Operación Bidart»: Los jueces no quisieron investigar

 En cuanto a las victorias de la Guardia Civil: En primer lugar, la Operación Sokoa (1983). Dejemos aparte ahora cómo se concibió y llevó a cabo. El resultado fue que la Guardia Civil asesoró a la Policía Francesa para que ésta se apoderase de un gran arsenal de armas en una cooperativa de muebles de Sokoa, en el Sur de Francia. Hasta ahí, podía parecer una operación más. Lo importante fue que la Policía Francesa pasó a la Guardia Civil toda la contabilidad de eta.

Sobre todo, los amenazados a los que eta exigía la exacción reaccionaria, a la que los etarras llaman "impuesto revolucionario". Y muy, pero que muy interesante, allí constaban todos y cada uno de los empresarios y profesionales del Partido Nacionalista Vasco (PNV) a los que eta había exigido la exacción… y eta les había perdonado. ¿Por qué? Porque Xavier Arzallus y Luis María Retolaza, encargado del Interior de entonces, se habían entrevistado en Francia con José Luis Arrieta Zubimendi, Azkoiti, encargado de Finanzas de ETA, y con Domingo Iturbe Abásolo, líder supremo de eta desde finales de 1978 hasta abril de 1987, cuando murió en un accidente en Argel. Había ordenado 300 asesinatos.

Lo más importante es que la Guardia Civil entregó la documentación a los jueces y estos no investigaron lo que esa documentación contenía.

Si lo hubieran hecho, habrían averiguado que Arzallus y Retolaza se entrevistaron con Txomin porque Azkoiti era del mismo pueblo que Arzallus, se conocían y se llevaban muy bien. Los jueces hubieran debido poner de manifiesto el trato de favor de eta al PNV a cambio de que este partido interviniese en Francia para que las autoridades francesas no extraditaran a etarras a España.

Una de las causas por las que los votantes vascos apoyen tanto al PNV es porque sus dirigentes han logrado que los Presidentes del Gobierno español de todos los colores han logrado que el llamado «cupo vasco» sea algo tan secreto para los contribuyentes como la fórmula de la Coca-Cola. Sí, aquí está la madre del cordero. Los contribuyentes vascos reciben muchos más fondos que los del resto de España. Y esto, ¿va a seguir siempre así? Con este Gobierno, sí. ¿Y con otro de distinto color? También, si necesitan los votos del PNV.

 Sólo hay que ver el comportamiento tan fenicio de Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso. Y no digamos el de Andoni Ortúzar, el mandamás del PNV. Mírenle ustedes fijamente: ¿A que se parece al carnicero que les vende a ustedes ternera de Ávila o chuletones? ¿A que es clavado al pastelero al que compran ustedes el tocinito de cielo? Sobresale por su sentido del tacto; del tacto para el dinero, claro está.

 La «Operación Bidart» fue una brillantísima operación de la Policía Francesa, cuyo mérito fue de la Guardia Civil española en un 95%. La gran Operación Bidart, de 1992 tuvo lugar cuando se celebraban los Juegos Olímpicos y la Expo de Sevilla. Eta pensaba que iba a poner de rodillas a España. Pues fue exactamente lo contrario: en una operación muy brillante, que también algún día llegará al cine, la Guardia Civil condujo a la Policía Francesa a un chalé en la localidad de Bidart donde estaba la cúpula de eta. Los franceses detuvieron a los tres dirigentes que ordenaban los atentados en España: Francisco Múgica Garmendia, Pakito; José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, y a Joseba Arregi Erostarbe, Fitipaldi. Siguen en la cárcel.

El Gobierno de Rajoy y su seguidismo de la política de Zapatero

ETA iba teniendo cada vez menos fuerza y los asesinos eran detenidos y aumentaba mucho su número en la cárcel. Entonces, ¿por qué duró eta nueve años más, hasta que anunciaron que no atentarían más, en 2011?

Por los políticos. Primero, y sobre todo, por Zapatero. Después, por Rajoy. El profesor Rogelio Alonso, un gran estudioso sobre cómo se logró la Paz de Belfast y sobre el proceso final de eta, revela en su gran libro La derrota del vencedor  (2018) la decisiva responsabilidad que Mariano Rajoy y el ministro del Interior Jorge Fernández Días tuvieron entonces y siguen teniendo ahora en la situación de la Comunidad Autónoma Vasca.

 "El 10 de enero de 2012, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero acudió a la sede del Ministerio del Interior para entrevistarse con el nuevo titular, Jorge Fernández Díaz. Era un hecho sin precedentes y sorprendente, pues el interlocutor natural de aquél debía ser el nuevo presidente del Gobierno. Algunas fuentes aseguraron que durante la conversación se abordó la «hoja de ruta» que eta y el Gobierno socialista habían establecido a través de los «mediadores»  internacionales, incluidos compromisos como la conferencia de Aiete, la legalización de la «izquierda abertzale», la desaparición de la «doctrina Parot» y el acercamiento de los presos etarras. El mantenimiento de esa «hoja de ruta»  que el PP asumió, aconsejaba la continuidad en el entorno del nuevo ministro de tres asesores de su predecesor. Aunque los tres eran miembros de la Guardia Civil, su asesoría era considerada por algunos de sus compañeros como «no técnica» sino «política» y «dañina para la política antiterrorista», de ahí que se propusiera su relevo, a pesar de lo cual fueron confirmados en sus cargos….

"En una de las notas internas manejadas por los asesores de Rubalcaba se llegaba a reconocer el fracaso de su política al admitir que «la Izquierda Abertzale» ha logrado hacerse con la iniciativa política en el País Vasco y ha rentabilizado electoralmente el “final de la violencia”, sin asumir la derrota de su anterior estrategia y sin hacer autocrítica de su connivencia con la violencia" (Documento inédito, enero de 2012). (Alonso, 2018, Págs. 248-249)

Rogelio Alonso detalla en su Capítulo «El final sucio»  (Págs, 247- 299) la gran responsabilidad del Ministro del Interior Fernández Díaz y de Mariano Rajoy en todo este asunto. Examina cómo el ministro mintió en el «caso Bolinaga». Invito a leer en ese libro a quienes estén interesados en uno de los asuntos más importantes que han tenido lugar en la política española. Todas las peripecias que ocultaron la gran cobardía del Gobierno Rajoy pueden dar también para varios capítulos de una serie.

Es fácil imaginarse por qué el PP en la Comunidad Autónoma Vasca ha perdido el favor de la inmensa mayoría de sus electores. Si han comprobado las veces que el Jorge Fernández Diaz de turno les ha traicionado, seguro que han pensado: «Mis padres se expusieron a que les pasase algo muy grave por apoyar a ese partido. ¿Por qué tengo yo que caminar doscientos metros para votar a un partido que no sólo nos ha traicionado varias veces sino que no ha pedido perdón? Algunos de los principales dirigentes del PP prefirieron irse a cómodos puestos en Madrid que si en esos doscientos metros tropiezo y acabo en el hospital. ¿Qué motivos tengo yo ahora para votarlo?»

 De nuevo, los jueces

No solo Zapatero y Rajoy. El Tribunal Constitucional jugó un papel decisivo en la marcha de los acontecimientos que ha llegado hasta hoy.

Miguel Ángel Blanco. 

"En junio de 2012 se produjo la legalización de Sortu por parte del Tribunal Constitucional en contra del criterio del Tribunal Supremo. Se completaba así la recomposición de la izquierda nacionalista radical que los representantes de eta deseaban, tal y como habían trasladado a los Gobiernos de Zapatero y Rajoy. Como sucedió con Bildu, el Tribunal Constitucional se excedió de nuevo en sus funciones con una sentencia que contradecía su propia jurisprudencia, valorando cuando no tenía competencia para ello, las pruebas que llevaron al Tribunal Supremo a sentenciar que Sortu obedecía a «una estrategia diseñada por el entorno ETA/Batasuna con el objetivo de burlar la Ley Orgánica 6/2002, de 27 de junio, de partidos políticos".

Los jueces no pegaron apenas golpe, como suelen decir los estudiantes que no se preparan los exámenes, para investigar en la documentación de la Operación Sokoa. Por el contrario, los magistrados del Constitucional sí se esforzaron en lograr una sentencia favorable a los herederos de eta. Menos mal que cinco magistrados presentaron votos discrepantes. Con argumentos mucho más sólidos que los que votaron a favor de los separatistas.

Los asesinos de Miguel Ángel Blanco

 Me pregunta el lector que dónde están los asesinos de ETA. Uno de ellos, Jose Luis Geresta Mújica, se suicidó en marzo de 1999.

El autor material del asesinato de Miguel Ángel Blanco, fue Francisco Javier García Gaztelu, «Txapote», uno de los asesinos más sanguinarios que ha tenido eta.  Irantxu Gallastegui Sodupe, que completaba el trío criminal, era y es pareja de «Txapote». Han estado en varias cárceles, se ven en el turno de visitas, no tienen trato con el resto de la población reclusa y han procreado a una criatura.

Comprenderás, amigo lector, que acabe aquí mi respuesta.

 

La situación demográfica de la Comunidad Autónoma Vasca

El otro texto ofrecí datos sobre la situación económica real de la Comunidad Autónoma Vasca. De hecho, es lo que más ha preocupado a los candidatos, más que la cuestión nacional. Sin embargo, hay otro asunto muy importante: el hundimiento demográfico.

Alejandro Macarrón el director de Fundación de Renacimiento Demográfico, un gran experto que informa regularmente del problema demográfico en España, me envió el 16 de mayo, es decir hace dos meses, la siguiente información:

 "Nueva caída de los nacimientos en el País Vasco en 2019. Según Eustat (Instituto Vasco de Estadística), el año pasado nacieron 4,3% menos niños en total en Vascongadas, siendo del 6,8 por ciento la disminución del número de bebés de madres españolas. Desde 2014 a 2019, las caídas acumuladas de nacimientos han sido del 20,5 por ciento en total y del 29,3 por ciento en el caso de las madres españolas. Los nacimientos de madres extranjeras, en cambio, siguen aumentando, alcanzando un 27,3 por ciento del total, desde un 18,3 por ciento en 2014. Se ve que los planes pro-natalidad del gobierno vasco solo los aprecian/aprovechan los inmigrantes, pero no los vascos de pura raza euskárica o de tipo españolazo, que tuvieron en 2019 un 73 por ciento menos bebés en total que en 1976, justo antes de que el PNV empezase a cortar el bacalao en Bilbao y en toda Euskadi".

Iñigo Urkullo del PNV actual Lehendakari del País Vasco.

Fernando Múgica, en El Mundo, del domingo próximo pasado, afirmaba que en los debates de los candidatos estuvo ausente el gran problema demográfico que tiene la Comunidad Autónoma Vasca. Él extrae las siguientes consecuencias:

 "El hundimiento demográfico vasco ha sido el mayor de España desde 1976, por la peor combinación de descenso de la natalidad y aumento del envejecimiento. Sin olvidar a los expulsados del País Vasco a partir de entonces, principalmente por los crímenes y extorsiones nacionalistas que obligaron a marcharse a alrededor del 10% de su población adulta. 

La progresión es vertiginosa. La estrategia le está resultando mal a los nacionalistas. En los años siguientes veremos una acelerada disolución de la raza vasca y cabe dudar de la sustentación de su lengua… ¿Qué quedará? Tras 40 años de nacionalismo, Euskadi está deshecha desde adentro.

¿En el futuro se mantendrá la hegemonía nacionalista? ¿Solo por el concierto económico que permite a Euskadi sostener un 75 por ciento más de gasto social por habitante sobre el promedio de España? La seguridad de los nacionalistas parece la certeza en su autodestrucción. En la actual pirámide de población del País Vasco, los grupos quinquenales más numerosos corresponden a personas entre 45 y 59 años de edad. Y por cada nueve vascos de 40 a 49 solo hay cinco menores de 10 años. ¿Quién pagará las pensiones? El resto de los españoles cubre ya con sus cotizaciones sociales cerca del 40 por ciento de las pensiones vascas." (Elecciones en su bucle nacionalista. 11-7-2010).

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: