20 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Mario Arias

La vuelta al cole

Niños en clases
Niños en clases / OCU

No hemos aprendido nada. En la primera oleada del virus, ningún responsable político vio lo evidente, permitiendo las manifestaciones del 8 de marzo. El 8-M en si mismo era un problema, pero el problema mayor fue que para mantenerlo también había que seguir con el resto de los eventos multitudinarios: conciertos, partidos de futbol, etc.

Sirva ese artículo para alertar de lo que va a pasar ahora con la vuelta al colegio. Empecinados en que debemos recuperar la normalidad a toda costa, y habiendo malgastado los meses de tregua con un incalculable coste económico, nos llevan de nuevo hacia otro desastre. El sistema educativo, como el resto de las instituciones sociales y económicas, debían aprovechar la tregua de la pandemia para prepararse.

Gobierno central y autonómicos deberían haber invertido recursos y esfuerzos en: (1) tecnología y sistemas para la docencia online, (2) elaborar y/o comprar contenidos docentes digitales, (3) hacer un plan de formación del profesorado para el escenario 100% online,  (4) pensar como salvar la brecha digital para los alumnos sin recursos tecnológicos en casa (Internet y dispositivos) y (5) diseñar alternativas para las familias que no puedan conciliar y deban llevar a sus hijos a clase.

Un plan con estos 5 puntos es lo que tenían que haber presentado mejor en mayo que en junio. Pero lo que han presentado apenas hace una semana antes de comenzar las clases es un plan que dice que hay lavarse las manos, poner hidrogel abundante, ventilar las aulas y evitar aglomeraciones; sin tan siquiera definir quién y cómo se tomará la de decisión de cerrar un centro. Esto lo podría haber sugerido cualquiera de mis alumnos de grado. Lo importante, planificar la educación online, no lo han hecho.

Para no abrumar con informes y datos, me ceñiré a unos breves pero precisos indicadores. La OMS recomienda para la apertura de colegios un máximo 5% de test positivos en los últimos 14 días,  en España tenemos 20% y creciendo. La OMS también considera que la pandemia se considera descontrolada con una tasa de incidencia acumulada (casos confirmados con infección activa / 100.000 habitantes) por encima de 120, estando la media española en 183, y algunas comunidades como Madrid, en 342 (con algunos de sus barrios por encima de 1.000). Ashish Jha, director del Instituto de Salud Global de Harvard, señala que la seguridad en la reapertura de los colegios está más vinculada al éxito en el control epidemiológico de la comunidad que en las acciones de prevención que puedan implantar los centros. En la misma línea, Mike Ryan, director del Departamento de Emergencias Sanitarias de la OMS, señala que la vuelta al colegio en contextos de transmisión intensa en la comunidad es muy difícil. Por último aprendamos de otros países, en los que con mejores cifras, han tenido que cerrar los colegios tras su apertura. Este es el caso de Israel, que con 17 casos al día, reabrió las escuelas. El mismo día de la apertura apareció el primer del positivo, llegando a 977 infectados y 22.520 estudiantes en cuarentena antes del cierre.  

Con esta situación el plan es de sentido común, en función del número de contagios de cada zona. En ciudades con pocos contagios localizados y controlados, vuelta a las aulas presencial. En ciudades con un elevado contagio sin controlar, el plan debería ser el siguiente: (1) Comenzar 100% online. (2) Evaluar cada 15 días la situación, y cuando se modere el contagio, pasar a semipresencial. (3) Tras al menos dos semanas en semipresencial con contagios contenidos y controlados, volver a las aulas con todas las precauciones debidas. 

Enviar a los niños al colegio en un barrio con una tasa acumulada de 1.000 es la crónica de una muerte anunciada, acelerará la pandemia. Por favor, cuanto tengan que tomar medidas más drásticas, no digan que esto no se podía prever. Quizás los envían porque no saben que otra cosa hacer, no tienen alternativa alguna que ofrecer. No han presentado plan online alguno,  permitiéndose además amenazar a los padres con sanciones si no lleva a sus hijos al colegio.

Muchos de los colegios privados han invertido en tecnología y sistemas, formado a sus profesores en docencia online y obteniendo certificaciones de tratamiento de instalaciones anti-COVID. Además, las familias que envían a sus hijos a estos colegios no tienen problemas de acceso a la tecnología y poseen de más recursos para conciliar ¿Qué han hecho los responsables en la educación pública? La brecha que se abrirá durante la pandemia entre educación pública y privada será enorme. Nunca un Gobierno en España, ni de izquierdas ni de derechas, ha hecho tanto daño a la educación pública como el actual.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: