27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

José Ignacio Herce Álvarez

La tauromaquia sí es cultura, Sr. Urtasun

Corrida de toros en España.
Corrida de toros en España.

Como por desgracia cabría esperar, el Ministerio de Cultura que dirige Ernest Urtasun ha hecho gala del sectarismo de este gobierno contra todo aquello que no este acorde con su ideología, independientemente, en este caso, de los valores culturales que se menoscaben con ello.

El ministerio acaba de anunciar la eliminación del Premio Nacional de Tauromaquia para 2024, iniciando los trámites para su anulación definitiva. Pretende terminar así con un premio creado en 2011, precisamente por el entonces presidente socialista del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, y que se empezó a conceder en 2013, con la finalidad de reconocer “los méritos extraordinarios de un profesional del toreo, en todas sus diferentes manifestaciones”, enmarcándose dentro del espíritu de los premios que, con carácter general, pretenden “reconocer el trabajo individual y colectivo de aquellas personas físicas o jurídicas que contribuyen a la mejora y desarrollo culturales de España”, algo en lo que la tauromaquia encaja a la perfección.

Y es que según dijo el pasado mes febrero en el Senado, el ministro estima que hay “una gran mayoría de españoles con cada vez más sensibilidad por los derechos de los animales y que no comparten el maltrato animal”. Y después de estas declaraciones, ¿qué se podía esperar? Pues lo que ha pasado, y no es otra cosa que lo que ocurre siempre que un sectario llega al poder, asegurarse de llevar a cabo todo aquello que le demandan sus compañeros de ideología y cuando antes, por si no duran mucho… e ir en contra de la tauromaquia es algo que está entre las prioridades de SUMAR y aledaños. Por supuesto, todo basado en sus propias apreciaciones al respecto.

Y es que no hay que olvidar que el hoy ministro de Cultura ya afirmó que la tauromaquia “es una actividad injusta, sádica y despreciable que nada tiene que ver con la cultura”. Por lo menos consecuente sí es… Aunque quizá se le olvide que es ministro de Cultura del Gobierno de España y, por tanto, de todos los españoles, no solo de sus correligionarios.

Ernest Urtasun.

Pero es que esta no es la primera actuación de este ministerio en contra de la tauromaquia, porque en 2023 dejó fuera de los premios de las Bellas Artes a representantes del sector como primer paso de lo que se nos está viniendo encima.
Premiados con este galardón en los diferentes años desde su instauración, Francisco Manuel Ojeda González, Francisco Cano Lorenza “Canito”, la Escuela de Tauromaquia de Madrid “Marcial Lalanda”, Victorino Martin Andrés, Enrique Ponce, Juan Jose Padilla, el Foro de Promoción, Defensa y Debate de las Novilladas, la Fundación del Toro de Lidia, Morante de la Puebla, la Casa de la Misericordia de Pamplona y el que parece ser que será el último, Julián Lopez “El Juli”, todos ellos representantes de la cultura nacional tanto o más como lo pueden ser los premiados de otras artes, aunque algunos no estemos de acuerdo con alguno de ellos, pero nosotros lo asumimos porque no somos sectarios.

Ya son muchos artículos los que llevo escritos sobre los valores sociales, culturales, económicos e incluso como valor medioambiental de la tauromaquia y no quiero volver a repetir lo ya es sabido, pero quizá hay que recordarle al Sr. ministro que detrás de una corrida de toros está el mantenimiento de la Raza Autóctona 100% Lidia —declarada como tal por el Ministerio de Alimentación y Medio Ambiente en 2013— de las dehesas donde vive. Sin esto se perderían miles de puestos de trabajo que generan las ganaderías de bravo, miles de puestos de trabajo que genera la lidia o beneficios económicos que genera en todo el territorio nacional, desde los municipios mas grandes a los más pequeños y para el turismo.

Y, sobre todo, que no olvide lo que significa para esos municipios y sus pobladores la fiesta nacional como manifestación de sus tradiciones populares más arraigadas y que han llevado a nuestro país al mundo entero siendo, en muchos casos, un símbolo de identidad nacional a lo largo de los tiempos. Por eso le pregunto al Sr. ministro: ¿Todo eso no es cultura? Pues parece ser que grandes artistas de todos los ámbitos de la cultura nacionales e internacionales sí que han reconocido a la tauromaquia como tal y algunos, aunque le pese, de los “suyos”.

Y es que la cultura son muchas cosas Sr. ministro, aunque algunas de ellas no le gusten a usted.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: