28 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Elsa Martínez

Y el gran blanco nos depredó

Quien iba a imaginar que esto sucedería una semana después de iniciarse el nuevo y “alucinante” 2021. Ya sabía Kubrick que hay años que merecían discutirse en guiones durante siglos, pero lo que nunca imagino el creador de “Odisea en el Espacio” es que sería Kar-Wai Wong estrenando sus 20 años de “In the mood for Love” el que tendría el privilegio de compartir con la inmensa nieve su cartelería en mupis y carteles por toda la ciudad de Madrid. Este fin de semana ha dado muestras de ser, tras la antesala de la semana de vaivenes con asalto al Congreso Americano, El Capitolio, incluido con tropa tipo Braveheart en cutre desfilando por sus pasillos de honores, y armados con fusiles y banderas confederadas…. Impresionante. Pero la cosa no podía quedar ahí. Este 2021 es un año de variaciones, cambios, alternancias y mucha vida en evolución.

Esta clarísimo que la pandemia no iba a quedar en agua de borrajas y mientras, armados de mascarillas (ojo de las buenas..) veremos un curso nuevo ir adelantando, seguramente, los cambios estructurales de un futuro que ya está entre nosotros, pero que todavía solo ha asomado la punta del iceberg. Por eso, esta nevada impresionante, pura, blanca y diáfana, ha dado una nueva lección de la Naturaleza y nos ha colocado un poco a todos en nuestro sitio de nuevo. El Gran Blanco, porque se asemeja a la voracidad de un gran escualo, ha invadido literalmente con su manto homogéneo ciudades, calles, vías, autovías y todo tipo de vida… incluso hasta propiciar que una familia de corzos bajase de la sierra al jardín de un adosado (fotos incluidas) de lujo de las afueras de Madrid… ricamente. La gente se ha lanzado a sonreír, a liarse a bolazos de nieve, con sus peques y a contemplar un espectáculo que le ha hecho olvidar durante horas y dos días que mañana lunes volverá a tener que pelearse por cobrar el ERTE , luchar por su trabajo con uñas y dientes, tratar de pagar la salvaje e injustificada subida de la luz ( la más cruel que en plena ola de frio se ha planteado jamás, y menos consentido) o sobrevivir al sistema hospitalario como tenga la desgracia de tener cualquier enfermedad que no sea Covid ( ya hay autonomías que han cerrado de nuevo los quirófanos para lo que no sea “urgente”, y ¿Qué es urgente? O ¿Quién lo decide?).

Y así todo y cada día. Mientras esta novela por entregas digna de una burguesía decadente que prefiere que te pudras en tu casa, so pena de que contagias ( joder que bien le ha venido a todo el mundo esa pretendida insolidaridad y egoísmo conductual humano y social para sacar el Goebbels que llevaban escondido en el caparazón “bondadoso”), pasea su cuerpo serrano por Twitter, hay familias que no podrán “quedarse en casa” porque no tienen casa normal en la que “quedarse”, con luz, agua, calefacción y , lo peor, ni comida. Miles de ciudadanos que llevan esperando cobrar un ERTE ni se sabe, algunos desde el inicio de la pandemia , mientras un montón de asalariados públicos dice que se queda en casa por si en la ofi publica le contagian ( genial oye, que los bomberos te manden instrucciones por teléfono y la manguera la fabriques por el kit del chino de alado de casa, que se contagian también…) … pues mientras algunos no saben ya como acceder a la paga esa que solo tiene un 1 por cien ahora mismo, y no hablemos el sector cultural, que parece que sobran porque no se come… o los autónomos, castigados como nunca, y la hostelería y restauración…  va a ser un misterio divino como lograrán pagar siquiera lo básico (no digamos ya los impuestos crecientes y las tasas impresentables de muchas ciudades).

Pero no ocurre nada, “quédese en casa” que lo único que importa es que no se contagie… eso si, ha desaparecido el cáncer, las pancreatitis, el sida, la temible tuberculosis en aumento social, la neumonía vírica o la hepatitis A , que se contagia con mirarte casi y que esta muy sueltecita en los últimos años… y por favor, básicamente sea “solidario” y no moleste, no pregunte, no cuestione, no opine y callése, que hasta para morirse hay que hacerlo con estilo y sin joder a nadie, que queda muy feo hombre… Ni Bertolt Brecht lo habría descrito mejor en una de sus grandes obras. Por eso, cuando la nieve ha hecho reír a la gente un ratito, sacar gratis total a sus niños con la tapa de la basura como trineo, cuando ha hecho retumbar la alegría por la vida misma en cada esquina… es impresionante que los de “siempre” ahora justificados en el supuesto bien común, salgan a decir LO DE SIEMPRE una vez más.

Pero mire, mientras, y para terminar, hemos logrado por un día ser felices, se ha suspendido SALVAME (descanso cultural para la tele y la mente..) por una vez en la Historia y , ojo sin quitarnos la mascarilla y con guantes, gorros y sin un centímetro de piel , y a tres bajo cero, hemos tirado bolas y hasta niños y perros por trineos y esquís… Blanca Navidad en la ciudad. Por cierto, con mascarillas buenas, porque manda bemoles que tanto dar por saco con cada cosa y todavía NO SE HA PROHIBIDO EL USO DE MASCARILLAS DE TELA SIN FILTRO, que es como contaminarte el triple encima y a los demás, ni te digo. Feliz Domingo, no dejen por favor de ser felices, se lo dice Groucho y yo también.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: