25 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Lucio Séneca

Un tsunami de españolismo

Pues en el caso que nos ocupa el refrán "no hay mal que por bien no venga" parece ser que se está cumpliendo. El mal, en este caso está claro que son las humillaciones y las concesiones que el Presidente Sánchez Castejón está haciendo a los Independentistas catalanes y las traiciones a España. El bien, el resurgimiento del "españolismo" que yace en el alma  de España fruto de los posos acumulados  durante los últimos 500 años. Porque si malo es lo que está haciendo por pura ambición política y por mantenerse en la Moncloa el señor Sánchez Castejón, mejor es la ola, más que ola ya un tsunami, que esas humillaciones y traiciones ha puesto en marcha en el resto de España.
 
Señores, esto ya está claro, cuanto más daño haga el señor de la Moncloa a España,  más España se encontrará en las próximas Elecciones, desde las Municipales a las Generales. Les aseguro que los "tsunamis" esos que siembran la tragedia en el Oriente lejano serán poca cosa para lo que le va a suceder al PSOE si el partido que hicieron grandes hombres como su fundador Pablo Iglesias, Julián Besteiro, Indalecio Prieto, Alfonso Guerra y Felipe González, no lo remedian antes de caer al abismo.
 
Y este es el "milagro" de VOX. Un pequeño grupo de españoles biennacidos, que ha sabido subirse a la ola y cabalgar con su fuerza. Por eso, y aunque no les guste a los independentistas, ni a los nacionalistas, ni a los terroristas, ni a los comunistas, ni al señor Rivera, el fenómeno VOX es imparable. Tanto que si yo fuera de VOX me olvidaría de los demás problemas que tienen los españoles y me centraría en acabar con los separatismos y defender a ultranza la Unidad de España. Sólo con eso pueden llegar a La Moncloa... y entonces sería el momento de resolver  en serio, y no con parches para la galería, los otros problemas.
 
Así sucedió cuando aquel histórico Alcalde de Móstoles lanzó el grito contra los invasores franceses.
 
                          "Españoles, la Patria está en peligro. Madrid perece 
                víctima de la perfidia francesa. ¡Españoles, acudid a salvarla!.
 
Pues, algo parecido es lo que están provocando las traiciones del Presidente Sánchez Castejón. Hasta el punto de que cada concesión que  hace a los Independentistas catalanes, millones de españoles salen de sus casas con la bandera española en las manos. Y la verdad es que la España de hoy está tan en peligro como estuvo entonces ( 1808), sólo con una diferencia, que en aquel caso el enemigo venía del exterior, y en éste que el enemigo está dentro. Pero como dice la propia Constitución en vigor, los máximos poderes del Estado no sólo tienen la obligación de cumplirla sino también de hacerla cumplir. ¡ Tanto si el enemigo viene de fuera o está dentro!. (De lo contrario algún día podrían ser acusados de Alta Traición a la Patria).
 
Y ese es el error ( el ¡inmenso error! ) que Albert Rivera está cometiendo con VOX. Nadie  se explica que el Presidente de un partido que ha sido encerrado en un "cordón sanitario" por los independentistas catalanes trate de encerrar a VOX y sus 400.000 votantes en otro "cordón sanitario" ( y ni siquiera la invalorable Inés Arrimadas lo entiende, pues la bella andaluza-catalana no entiende que "Ciudadanos" esté protestando lo que están haciendo con ellos en Cataluña y hasta el propio Presidente Sánchez Castejón y ellos traten igual a los de VOX). En mi criterio no se ha enterado aún que VOX más que un Partido es el jinete que ha sabido subirse a las olas inmensas del "tsunami de españolismo" que han provocado los nacionalismos ( catalán y vasco) y que amenaza con acabar con todos los que quieran romper la Unidad de España e incluso con los "centristas" que no la defienden a ultranza. El señor Rivera no se ha enterado, por lo que se ve, que los españoles han dicho basta al independentismo y están ya dispuestos a dormir, incluso,con la bandera de España.No se ha dado cuenta de que los españoles están ya hasta el gorro de lazos amarillos, embajadas en el extranjero y puyoles corruptos y consideran que es una pesadilla y no quieren vivir así.
 
Al señor Rivera le puede gustar más o menos VOX, pero está demostrando que no es tan listo como él mismo se cree, ni tan inteligente como para permitir sentarse con los comunistas (y en una estación perdida y casi a escondidas) y no con los de VOX. No entienden, no entendemos, que se siente a negociar con los comunistas y solicite casi de rodillas que los independentistas catalanes le reciban y cuente con ellos. Tal vez porque ha olvidado aquello de que ¡Roma no paga traidores!. No se puede defender una cosa en Cataluña y en Andalucía otra.Muchos pensamos que sus "jugaditas" son el reflejo del miedo, pensando en las urnas que se avecinan, que se está apoderando de él. Porque una cosa está clara, si el señor Rivera sigue en la línea que se ha marcado en Andalucía el camino ascendente que llevaba se verá truncado en el resto de España. Muchos pensamos que estando en Andalucía dependientes de VOX los trate como si fueran leprosos. Lo normal, lo inteligente, si de verdad lo que quiere es acabar con el "cortijo socialista" que ha sido Andalucía estos últimos casi 40 años, sería,cuando menos sentarse con los tres partidos que pueden hacer posible el "gran cambio" y negociar, las exigencias de VOX ... y se le ha visto el plumero cuando ha dicho que estaría dispuesto a pactar con la mismísima Susana Díaz la abstención con tal de no necesitar los votos de VOX. ¿Cómo es posible que no entienda algo tan democrático?, él que se llama a sí mismo "constitucionalista" y hasta está dispuesto a dar carnets de "constitucionalistas".
 
Está claro que si el señor Rivera no recapacita su porvenir político se lo tragará el "tsunami de españolismo" que ya ha entrado por las playas andaluzas.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: