16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Elsa Martínez

Y se hizo la luz

Una tarde de otoño recogí mis cosas, coloque bien mi “baúl de la Piquer” y cambie de nuevo de vida, como tantas veces me ha tocado y me sigue sucediendo en la actualidad. Así que bien, “no problem”, volví a caminar por los senderos de la empresa privada mientras en el horizonte de mi coche, un todo terreno lleno de trastos veía a lo lejos caer la noche sobre la Ciudad de la Luz, metáfora real de lo que después ocurrió en los estudios.

Hoy, que me da exactamente igual, recuerdo aquel momento de grave injusticia cerniéndose sobre mi definitivamente, porque amagos previos hubo durante todo mi periplo entre dagas florentinas políticas y envidas habituales por estos preciosos estudios internacionales que han tenido tan mala suerte... Por eso cuando se deslizó por primera vez que los estudios más brutales de Europa iban a ser de nuevo dedicados al cine (no sin antes una gran gestión de los actuales responsables y del presidente Puig en este tema), la ilusión me embargó de cabo a rabo “again”.

Tanto, que volví a soñar con que en Alicante se rodara otro “IMPOSIBLE” a las órdenes de Bayona, una nueva peli de Ridley Scott, algún “Tarancón” con Antonio Hernandez o una serie española como El Barco con la magnífica Macarena Rey en la producción o los mejores productores como Kiko Martinez, Enrique Lavigne, Gerardo Herrero, Fernando Bovaira, Denis Odell, Gonzalo Salazar, Miguel Molina o Chimo Perez… y muchos más. Porque, de repente, y algunas veces, las cosas se destuercen y la vida encuentra caminos nuevos gracias al trabajo de otros detrás de ti, como Antonio Rodes, su director general, que es el ejemplo de esa constancia que ha dado, finalmente, sus frutos; reabriendo por fin los estudios para el cine y el audiovisual cuyo impacto, como ya lo fue en su momento, repercutirá directamente sobre el tejido económico de Alicante y Valencia, y por supuesto de España.

El cine volverá a tener un estudio en condiciones en el que los “service” perfectos de Fernando Vitoria de Lecea o de Peter Welter de Fresco Films, puedan pelear en igualdad de condiciones en el Mundo para traerse proyectos a España generando más oportunidades, a todo un país de cine, España. Por eso , la alegría es máxima cuando empresarios culturales y audiovisuales audaces como Fermín Senabre, uno de esos que no tiene límite, se ha lanzado a crear una de las mejor escuela de actores y actrices de España aprovechando las antiguas instalaciones de la Escuela en el nuevo Distrito Digital y la Ciudad de la Luz; y en la que cientos de actores y actrices se formarán para ser las estrellas futuras de las grandes superproducciones que aterricen en los Estudios y en la Comunidad valenciana. Ese hub privado que tiene que ofrecer nuevos servicios auxiliares técnicos, empresas de animación, postproducción y etalonaje, delegaciones de las principales distribuidoras de cine , productoras audiovisuales, escuelas y equipos enteros de maquillaje y peluquería ( efectos especiales mediante también) y sin dudarlo los mejores creativos y compositores de otro elemento fundamental en el cine: la MUSICA.

Una buena banda sonora levanta un proyecto y un guion, y una mala música destroza un proyecto cinematográfico hasta la ruina total. Por eso, trabajar con gente de mas de 40 años de trayectoria como Manuel Pacho, con WIWI MUSIC, supone ahorrar horas de repetir planos y acoplar sonidos a actuaciones, o levantar escenas recurriendo a la música porque la calidad dramática de esa escena no era la deseada.

La realidad es que la música es vital en cualquier película que quiera llegar a algo, y últimamente estamos recurriendo demasiado a cualquier musiquita de “biblioteca” de internet que nos salga casi gratis, abandonando algo tan importante como es la creación original y el valor publicitario también de una buena sintonía en un anuncio de impacto. Ese impacto que he podido disfrutar durante años en la tela con los spots más brutales como los de Toyota en todo el mundo, un impacto que se traduce en la venta y el marketing de las compañías y que, por ahora, en España hay pocas veces que se valora hoy.

Por cierto, y hablando de coches, no quiero dejar esta columna cerrada sin hablar de Audi y el pedazo de experiencia que me hicieron vivir esta semana pasada conduciendo su alta gama por las carreteras de La Sella y Alicante, donde la belleza del paisaje y la emoción aumenta al volante de un Audi de gran cilindrada o el increíble último modelo eléctrico deportivo RS E-Tron GT, cien por cien eléctrico una maravilla en todos los sentidos. Hacía tiempo que no disfrutaba de un evento de marketing de una compañía como lo hice el viernes con Motor Pacifico Premium, gracias por darnos momentos tan bellos una mañana de Julio.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: