19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Paco de Domingo

Brasero de cabecera

Bueno, pues ya nos encontramos inmersos en la ´estivalidad´ de lo que familiarmente conocemos como verano; a elegir: al más puro estilo del cerúleo de Mercero o bien al ciclístico de Fernán Gómez, y dicha particularidad arropa, a pesar del calor, los diferentes espacios divulgativos de información que en el planeta televisivo son y serán.

El día sábado del último fin de semana de Junio la cadena puntera Mediaset, que no para de agradecer mes tras mes la fidelidad del telespectador por el consumo de sus contenidos, le dedicó no menos de veinticinco –simpática rima de andar por casa y por los platós- minutos a los diferentes escaparates caniculares repartidos por la recalentada piel de toro.

Salvando la brasa de los agradecimientos la competencia más directa, Atresmedia, también dispone de su Brasero de cabecera; y no solamente en invierno sino durante todo el período anual, con un activo despliegue de dinamismo y locuacidad propios de un ´monologuista´. ¿Pero es noticia que haga calor en verano? Más bien podríamos pensar que sería lo contrario: transeúntes con chalecos de manga larga o bañadores de lana hasta los tobillos.

Uno de los recurridos argumentos en las anodinas conversaciones de ascensor, dignas algunas de conservaciones, se nutren de contenidos tan alimenticios como la climatología (el tiempo para los castizos). “¡Jó, qué calor!”; “Parece que está de cambio”; “¡Caramba, qué frío hace!”… parte de las perlas que se cuentan al hilo del diálogo. Uno, por no enfermar, opta por la discreta escalera.

¿Realmente es imperativo reportar que se encuentren los numerosos arenales marinos, sinuosas riveras, lacustres aguas, ´clorificadas´ piscinas y demás acuosos embalsamamientos atestados de ´bañícolas´ ávidos de ´solanacearse´? ¿No debería formar del panorama térmico de la normalidad para esta época del año?

El colateral más directo es el frío polar, que cada vez más afecta al representativo úrsido albino con el deshielo fruto del cambio climático ante el que se está doblegando hasta el mismísimo mister Trump –desconocemos si también el primo de Rajoy- que está remitiendo, así como el enfriamiento entre mandatario estadounidense y líder norcoreano Kim Jong Un.

Ambos, en un picnic de charloteo, han departido sobre suelo norcoreano por primera vez en la historia para un presidente norteamericano, un pequeño paso para el hombre y, esperemos, que un gran salto para la humanización del sentido común, un buen síntoma para el deshielo de la fría guerra generada durante décadas nada prodigiosas entre sendos países.

Por su parte, en nuestra tierra de conejos la temperatura ambiental en las negociaciones por alcanzar una potable investidura para la nonata legislatura y formación de gobiernos autonómicos por un lado parece que crece. No obstante, por otro, diríase que goza de una intranquilizadora calma chicha; en ambos casos no contenta, en el patio del desencuentro, ni a los tirios de la izquierda ni a los troyanos de derechas.

Demos tiempo al tiempo y a los tiempos de la negociación, y hagamos rogativas para evitar la borrasca de unas nuevas elecciones.

Paco de Domingo

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: