18 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Juan Pérez de Mungía

La Retuerka Española

Con el alborozo que les ha causado conquistar el poder sin pasar por las urnas, el socialfascismo de Sánchez se ha apresurado a atrapar los medios, generar una clientela por donde quiera que pasa y construir hechos alternativos para dinamitar las instituciones, sea el Tribunal Supremo, la Jefatura del Estado, hasta el último rincón del CIS. Y desde su cultura cisgénero la unidad del país promoviendo el conflicto y la guerra civil mientras acusa a propios y extraños, desde su incomensurable arrogancia, de contribuir a la crispación. Acusan de crispación los delincuentes.

RTVE se ha convertido en un adalid al servicio del socialfascismo y el pensamiento único. Tiene en Rosa María Mateo, al remedo de Leni Riefenstahl, sin su autoridad y sin su talento, y como guionista de referencia a Francisco Llorente. Ambos controlan, manipulan y dan instrucciones para la conversión de la radio y televisión pública en una herramienta de propaganda secesionista, al servicio de los partidos vascos y catalanes que quieren destruir la unidad de mercado, y la unidad política de nuestra democracia.

La responsabilidad de quien financia la televisión pública en su conjunto, el Estado y su gobierno sanchista, ha puesto en nómina a toda suerte de lacayos del socialfascismo permitiendo la existencia de medios ajenos a la democracia que buscan instituir una sociedad que separe, marque y señale a las personas ajenas al nacionalismo. Ahí están cumpliendo su cometido goebbelsiano, las TV vasca ETB, la valenciana, la madrileña Telemadrid, la catalana TV3 y sus homónimas de la televisión española en sus desconexiones en los idiomas vernáculos que intentan asemejarse a sus parientes autónomos. Los nidos de ametralladoras alemanas del frente del Somme en la I guerra Mundial tienen hoy su réplica en los nidos secesionistas trufados de sus pagadores socialfascistas, PNV-HB, Compromis, Podemos y ERC-PDECAT, todos instruyendo a diario a sus periodistas, sicarios de las tribus, sobre cómo desacreditar las instituciones y destruir la cultura democrática. Las huestes se preparan para tomar por asalto las instituciones y los ayuntamientos convocando el referéndum que no fue.

Como muestra vale un botón. El pasado domingo 11 de noviembre, las últimas noticias del "podcast" de RNE, me remitieron a un bloque informativo de las 07:00 horas del jueves 8 del mismo mes. El refrito era indicativo de lo más destacado en este orden. Examine el lector el organigrama de una información ejemplar, tan neutral y evidente como cualquier otra de las que cada día se emite en las mismas cadenas del Estado que han dejado a TV3 a la derecha en este singular espectro ideológico: (1) El tiempo; (2) Cospedal dimite; (3) Supremo reconoce el daño de la Ley Hipotecaria; (4) Consejo de Ministros arreglará la Ley Hipotecaria; (5) Manifestaciones de Alcoa para evitar el cierre; (6) Ministras se reúnen para buscar una solucción en Alcoa; (7) Sánchez tiende la mano a todos para completar la legislatura; (8) Gobierno exhumará a principios de 2019 a Franco; (9) Fútbol. El Informe Seminal se despacha, (1) Rebelión o Sedición; (2) Fiscalía y Abogacía del Estado discrepan sobre la acusación a los líderes catalanes; (3) La Justicia hipotecada; (4) Manifestación de Podemos frente al Supremo; (5) El Gran Fallo de las Hipotecas. Un catecismo diario trata de ocupar nuestra memoria. El discurso se repite. Entretanto se realizan montajes intencionados de la princesa Leonor para cuestionar la Monarquía, se habla de “presos políticos”, y se multiplican los mensajes que cuestionan la independencia de los jueces, y la calificación de los delitos; ya no se predica el indulto de los secesionistas, sino una amnistía en toda regla en una venta programada de una nueva reconciliación con los golpistas. Para que no tengan que pedir un humillante perdón. ¿Es posible?. Estos sátrapas invocan a Bolsonaro.

La radio y la televisión del gobierno van dosificando la información en un claro lavado de cerebros, preparando a la audiencia renuente para comerse una decisión claramente torticera. Es el diálogo, el talante, el cambio del socialismo de pacotilla con el que no tragan los que en su día tuvieron responsabilidades en este partido; muchos son los exdirigentes que se han manifestado al respecto, aún remisos a reconocer la destrucción y ataque a la Constitución. Pedro Sánchez tiene claro que para instaurar la III República tiene que dinamitar el Estado y poco a poco va retorciendo la ley. El camino trazado toca dos ejes básicos de la democracia, la Monarquía y la Justicia; poniendo en duda las instituciones bajo la apariencia de objetividad, une la exhumación de Franco con el Rey Emérito y por dinastía con el actual Felipe VI, y al mismo tiempo apoya aquí y allá la realización de refrendos sin carácter vinculante sobre la monarquía.

No se presenta la información de manera secuencial, se ataca de forma coordinada los dos ejes que amparan la democracia. El flaco favor que hizo al juez LLarena renunciando a su defensa, el cambio de la abogacía del estado que acusa de sedición donde había rebelión, bombardea a nuestro desprestigiado país en Europa, gracias a un gobierno vendido y bipolar, y ahora, al hilo de las hipotecas, vuelve a tocar la justicia y poner en duda la honradez de sus decisiones, presionando, interviniendo y tocando todos los resortes para que ésta, sin el apoyo del gobierno, ande dando palos de ciego. Y lo insólito es que los jueces no hicieron las leyes que impuso un gobierno socialista, ni redactaron su ambigüedad para que no fuera posible determinar quien debía de pagar por un impuesto que nutre el clientelismo de las autonomías.

Todo está perfectamente amañado y la Retuerka de la televisión pública, extensión del brazo armado de los amantes del terrorismo y el guerracivilismo, busca en los cubos de basura para ofrecer los contenidos que satisfacen a sus mentores. La entrevista a Junqueras, las intervenciones de okupas, miembros de podemos y nacionalistas, dando pábulo a los postulados de la República y el derecho a tener derecho, con absoluta irresponsabilidad.

La televisión pública está llena de sicarios del socialfascismo sanchista. Un partido socialista irreconocible que no traerá mas que miseria y dolor. Ahí está la nueva directora de informativos, a la sazón, que ya fue segunda de Fran LLorente, el otrora presidente del Consejo de Informativos, ahí está escondido, Xabier Fortes, y el hacedor de los organigramas, el otro Xavier Obach, que anduvo zascandileando en programas después de haber sido subdirector de informativos en la cadena pública. La diferencia consiste en que en gallego Javier se escribe con “b” y en vasco y catalán con “v”. Cuando entraron en RTVE como empleados fijos ambos se llamaban Javier, así anda el patio. Todo el PSOE ha encontrado acomodo tras la purga que ha llevado a los antiguos responsables a ser metidos con calzador en programas como Loterias y otros, despedidos o recluidos en los pasillos o directamente en la madrugada para que no se les vea.

No pueden olvidarse los guardabarreras. Por eso de guardar las formas el Director de TVE, Eladio Jareño, acudió a defender a su querido amigo y ayudante de Los Lunnis, Juan Manuel Hidalgo, el que fuera Director de La Dos, un sindicalista ofidio que ayuda tanto a las productoras de El Terrat, Gestmusic y otros secesionistas como a Crazy4fun ligada a las campañas de Ciudadanos. Si los productores Ignasi Montanya y Valentín Villagrasa nos contaran la verdad sobre el negocio mas rentable de TVE, Los Lunnis, sabriamos el porque de muchas amistades. Hidalgo, este oscuro personaje, tildado, al parecer, como peligroso por un testigo en un juicio, ha sido demandado por conculcar los derechos fundamentales al cesar a un responsable de programas de San Cugat. Todo ha quedado visto para sentencia. El increíble Hulk creció desde su puesto de conserje en TVE hasta alcanzar la dirección de la segunda cadena, algo incomprensible para una persona intitulada, pero viendo el país, con un plagiario como Sánchez, que rehusa dar la cara sobre a que negros mandó a hacer su tesis, no es menester criticar lo que puede ser criticado a otros muchos. Pericia no le falta para trepar.

Todos trabajan al son de la cartera que más baila, el “don, don, dodon, din, don es don dinero”. La pasta mueve las cazuelas de Masterchef, las bocas de Operación Triunfo; la totalidad de la producción está en manos de amigos y amigas para siempre, Overon y su adalid, el secesionista Jaume Roures, la Trinca, que no ha parado de trincar, y muchos otros que trabajan para sus pagadores, los padrinos de la ideología secesionista que es ahora el tornillo de la Retuerka. RTVE necesita 3 x 1 para desatascar una empresa que produce coprolitos ideológicos con 1000 millones de euros que van a parar a las manos ávidas de Globomedia (Mediapro), Gestmusic y Shine Iberia y Diagonal TV (Endemol Shine), Boomerang TV, La Fábrica de la tele (Mediaset), New Atlantis (Secuoya), DLO (Banijai), El Terrat, Plano a Plano, Ganga, Zebra, Gossip Events & Productions, Joue Consultants, Magnolia, Brutal Media, Europroducciones, Catorce, La Nuez, Nueva Línea, Lavinia, Phileas, y cientos de otras empresas emparentadas con los menesterosos programadores de la radiotelevisión de todos, de todos los sindicatos que al alimón aplauden las decisiones consintiendo con su silencio. Ya nadie se manifiesta, CGT, CCOO, USO, UGT, en los Viernes Negros; solo esperan que la televisión pública sea exhumada para enterrarla fuera del mercado publicitario. Cuanto menos competencia haya a los altavoces del nacionalsocialismo de la Sexta, la Cuatro y de sus propagandistas, Évole, Griso, y Ferreras, tanto mejor para extirpar el único bien que le queda a los ciudadanos, la razón.

Solo existe una manera democrática de escapar a la barbarie, hundir al partido que se ha vendido a la estulticia más denigrante, promover la división y alimentar una II Guerra Civil, que se manifiesta con hechos, casi anecdóticos, día a día, que cada día empuja por las escaleras del metro a las personas, que increpan, insultan y propinan palizas aquí y allá. España se ha convertido en un campo de batalla, y los ejércitos mediáticos se han alineado con los nacionalfascitas de los gobiernos vasco, catalán y socialista. De española solo tiene la retuerka el único tornillo que tenía asida la cabeza al cuerpo de la Constitución.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: