29 de marzo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La autoridad pública de transporte de Londres (TFL) saca a esta empresa definitivamente de sus calles por atentar contra la seguridad pública

Prohiben definitivamente Uber en Londres por motivos de seguridad y Madrid puede seguir sus pasos

Aplicación de Uber en Londres
Aplicación de Uber en Londres
Transport for London (TFL) ha revocado la licencia de operación de Uber con efecto inmediato por lo que esta VTC deberá salir de las calles de Londres, esto a pesar de que Uber interpuso un recurso de apelación el cual esta a la espera de ser resuelto. En el pasado se había autorizado a que Uber permaneciera circulando en tanto se resolviera dicho recurso pero ahora la TFL londinense apura a la VTC para que deje de operar.

Transport for London (TFL) ha tomado la decisión definitiva de no renovar la licencia de operación de vehículos privados de Uber. En una primera instancia Uber presentó un recurso de apelación en contra de esta decisión la cual cataloga de injusta e irracional y había conseguido un permiso para seguir ofreciendo el servicio en tanto se resolviera el recurso pero a última hora TFL ha manifestado su inconformidad con que Uber siga en las calles de su ciudad y por tanto el efecto de suspensión de la licencia será de manera inmediata.

Ante esta repentina decisión Uber ya se ha manifestado y ha establecido claramente que TFL tiene explicaciones que dar, a su vez que ha dicho que las argumentaciones no son suficientes y no tienen sentido. TFL se encarga de salvaguardar la seguridad pública y una de las cuestiones planteadas para la denegación de la licencia de operaciones de Uber fue la de las contínuas irregularidades e ilegalidades de esta plataforma que ponían en riesgo la seguridad de sus pasajeros, además de tener un sistema débil y fácil de manipular. 

Uber atenta contra la seguridad

Las cuestiones principales por las que TFL observó fallos en la seguridad del servicio ofrecido por Uber fueron el hecho de que muchos de los conductores habían sido despedidos o suspendidos, además de que muchos de estos tenían acceso para colocar sus fotos en cuentas de otros conductores dándose de esta manera alrededor de 14 mil viajes de forma irregular. Uno de los últimos incumplimientos fue detectado en septiembre de este año pero a pesar de ello se le concedió una licencia de dos meses para seguir operando. 

Sin embargo, la situación recae en que TFL no tiene la confianza suficiente en que Uber pueda sobrellevar y realizar los cambios pertinentes en su sistema para que se proporcione a los pasajeros la seguridad adecuada y no es capaz de prever que no vuelvan a ocurrir situaciones similares en un futuro.

Suspensión inmediata 

Según las investigaciones realizadas por la autoridad pública Transport for London, Uber tiene un sistema débil y fácil de manipular, además de haber incumplido en repetidas ocasiones los términos de la licencia que se le había concedido por un período de quince meses trás la presentación del recurso de casación en junio de 2018. 

Otra de las situaciones de importancia en las que Uber infringió fueron las relacionadas con el seguro de los vehículos.

Por este patrón de continuos incumplimientos e irregularidades de uber TFL ha concluido que esta VTC no es adecuada ni apropiada para tener la licencia de operación de vehículos privados.  

COMPARTIR: