12 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Antonio García Ferreras ha celebrado los 2.000 programas tras ocho años de emisión continuada

Los secretos de "Al Rojo Vivo", el controvertido programa líder de la Sexta

Antonio Gacía Ferreras, en su programa, Al Rojo Vivo
Antonio Gacía Ferreras, en su programa, Al Rojo Vivo
Como podíamos leer en el tebeo de Uderzo y Goscinny, un grupo de irreductibles galos estuvieron aguantando el dominio del Imperio Romano desde una minúscula aldea, así es cómo empezó Antonio García Ferreras en un pequeño hueco en la televisión. Ahora, 8 años después, mudado al mediodía, es uno de los espacios más vistos  de la mañana y se ha convertido en una ventana para muchos espectadores para comprender lo que ha pasado en España y el mundo en los últimos años.

Mucho ha cambiado la configuración de la TDT desde que ‘Al Rojo Vivo’ echaba andar allá por el año 2011. Por aquel entonces, aún no se había fraguado la fusión entre LaSexta y Antena 3, así la cadena, entonces de Mediapro, tenía sus propios canales de TDT. Por un lado, estaba LaSexta2, que emitía docurealities, y por otro estaba el extinto LaSexta Todo Cine, un dial dedicado íntegramente al séptimo arte en abierto, un canal que acabó cerrado por una sentencia judicial por el irregular concurso público con el cual fue concedida su licencia.

Varios programas conservadores acaparaban la audiencia   

Pues bien, en lo que fue la segunda emisora de la televisión dirigida entonces por José Miguel Contreras, fue donde encontró acomodo la tertulia de Ferreras, a eso de las once de la noche. ‘Al Rojo Vivo’ surge en un contexto en el cuál algunos de los medios televisivos de corte conservador monopolizaban, al menos de manera ideológica, no tanto en audiencias, la noche con el análisis de lo que pasaba en la actualidad política. Por aquel momento, Antonio Jiménez daba cabida a mensajes apocalípticos en contra del gobierno de Zapatero en ‘El Gato al Agua’. Mientras que 13tv hacía lo propio, aunque siempre un paso por detrás. Así con este panorama, surgía ‘Al Rojo Vivo’, además hay que añadirle toda la batería de contenido de alta calidad de todas las teles en prime time.

Imagen de la cabecera del programa Al Rojo Vivo que se emite en la Sexta

Consiguiendo unos guarismos más que destacables para  la cadena en la que se emitía acercándose al 1%, el programa fue tomando vuelo y la dirección decidió situarlo antes de sus informativos para su segunda temporada. Tanto que el share fue subiendo poco a poco con el paso de los años, 5% en la segunda, 9% en la tercera, marcando un punto de inflexión en 2016 con un 12% con mucha convulsión política y con más horas de programación. Ahora tras el cierre de ‘Las Mañanas de Cuatro’, y arrancando su emisión al filo de las once de la mañana y terminando con LaSexta Noticias alrededor de las 14:18 del mediodía.

Esta octava temporada, que finalizó el pasado mes de julio, culminó con más del 13%. De hecho, ha sido una de las más convulsas de los últimos tiempos con todo lo sucedido en Cataluña y con la moción de censura que acabó con Pedro Sánchez en la presidencia del Gobierno.

Nuevos periodistas y tertulianos de todo tipo

Durante estos 2.000 programas, el equipo de producción de Antonio García Ferreras nos han descubierto periodistas y tertulianos que ahora son protagonistas en el entramado ideológico español. Por ejemplo, durante esas noches de 2011, muchos descubrimos a Fernando Berlín, que bajó un proyecto muy humilde pero ambicioso, se ha hecho todo un líder de opinión entre los espectadores más jóvenes. También expertos en la materia como Pablo Simón,  uno de los politólogos de referencia para muchos medios de comunicación.

En el plano económico, también están José Carlos Díez, Juan Luis Rallo o durante algún tiempo, el prestigioso Gay de Liébana, hasta que se marchó a la Cadena COPE. Encendidas discusiones ha habido en el plató con la presencia de ilustres como Paco Maruenda, Eduardo Inda o Javier Sardá. Periodistas de una línea ideológica para nada concordante con la cadena como José Luis Roig o Pablo Montesinos, y tiempo atrás gente como Ramón Pérez Maura o el mismísimo Nacho Villa antes de marcharse a dirigir la Radio Televisión de Castilla-La Mancha.

A lo largo de tantas semanas, meses y en definitiva años, Ferreras y su equipo han sido los encargados de contar lo sucedido. La crisis económica con la increíble escalada del paro, el descalabro del socialismo con la salida de Zapatero y el hundimiento con Alfredo Pérez Rubalcaba, el Gobierno de Mariano Rajoy que tuvo que hacer frente al rescate del sistema financiero y se vio enormemente salpicado por la corrupción.

La corrupción política ha ocupado gran parte de sus programas 

Ha sido este uno de los temas estrella del programa: la Gürtel y todas ramificaciones en la Comunidad Valenciana, y cuando ya pensábamos que lo habíamos visto todo, vino la Operación Púnica con Francisco Granados y David Marjaliza al frente de la trama. Y no nos podemos olvidar de una investigación llevada a cabo por LaSexta en colaboración con El Confidencial y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, cuya unión logró un Premio Pulitzer por  Los Papeles de Panamá. La  consecuencia que tuvo en España fue la caída de Ministro de Industria de por aquel entonces, José Manuel Soria.

Logo de la cadena de TV, la Sexta

En cuanto a premios, también ha sido un programa reconocido. La culminación, el pasado 2018, con el galardón de la Academia de la Televisión como mejor espacio informativo. Y luego, en el FesTVAL de Vitoria también ha  visto reconocida su calidad en la cobertura de las elecciones de 2015 y reconocido como mejor programa de actualidad en 2012.

Acompañando al 15-M y al nacimiento de nuevas fuerzas políticas

Un par de hitos importantes en el devenir de ‘Al Rojo Vivo’ han marcado la agenda de manera radical. El 15-M, con la puesta en marcha de especiales que luego serían marca de la casa, dando a mostrar la nueva forma de política de la izquierda del siglo XXI. Los micrófonos verdes se adentraron en la Puerta del Sol de Madrid y en un montón de plazas del resto del territorio nacional. Allí se dieron a conocer los líderes que tomarían el mando poco después con la creación de Podemos, Pablo Iglesias, Iñigo Errejón o Luis Alegre.

Al Rojo Vivo ha vivido momentos culminantes en la citas electorales, convirtiéndose en algunas de ellas en la opción favorita de los españoles para informarse. Estuvieron en las famosas europeas de 2014, que también supusieron la irrupción de Podemos, posteriormente en las municipales con las alcaldías del cambio, ni que decir tiene que también han estado presentes en los repetitivos procesos de Cataluña.

En  alianza perfecta con ‘El Objetivo’ de Ana Pastor, han representado el tándem ideal con múltiples conexiones y análisis a un ritmo trepidante. Y otra gran aportación ha sido el famoso pactómetro, esa especia de aparato para medir alianzas electorales que se ha convertido en el juguete favorito de Ferreras. Todo este seguimiento también tendría el reconocimiento en el FesTVal de Vitoria.

La presencia de Antonio García Ferreras no siempre se ha dejado notar. Durante estos años han sido algunos los que han ocupado la silla del presentador como Álvaro Rivas, Inés García Caballo, Javier Gómez y ahora María Llapart. Pero sin duda, la que más destacó fue Cristina Pardo, con su particular estilo comunicativo y con su forma de entrevistar que ha sido el azote de muchos políticos. Tanto protagonismo tuvo que el año pasado voló para tener su programa propio.  

El plató de Al Rojo Vivo

Pero lo que realmente ha significado este programa es la forma en la que se ha convertido en modelo a seguir dentro de la cadena. En este tiempo, laSexta ha pasado de ser un canal especializado en los mejores eventos deportivos y en entretenimiento ligero a ser un referente informativo. Todos beben y se inspiran en ‘Al Rojo Vivo’. ‘Más vale Tarde’ fue esquema parecido, aunque ahora evolucionado, llevado a la franja de la tarde. O también ‘laSexta Noche’, que surgió ante la necesidad de hacer un programa diferente, de análisis que condensara toda la actualidad de la semana en pocas horas.

Estos 2000 programas han sido un desafío para un proyecto que nació en un reducto. Ahora son una ventana al mundo, una referencia para muchos. Que estos 2000 se conviertan rápidamente en 4000, ahora tienen mucho que aportar ante el juicio del procés que va a llenar muchas páginas y que va a tener una enorme cobertura. Puesto que ‘Al Rojo Vivo’ siempre tiene “más periodismo” que ofrecer.

 

A partir del lunes Elcierredigital.com entrevista a Laureano Oubiña, extraficante gallego que contará su vida después de permanecer 33 años en la cárcel. 

 

COMPARTIR: