16 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Fallece a los 64 años en Madrid y con él se va un comunicador que dominaba como nadie la historia criminal de España

Muere Paco Pérez Abellán, uno de los grandes referentes del periodismo de sucesos

Francisco Pérez Abellán, maestro de periodistas, fallecido el viernes.
Francisco Pérez Abellán, maestro de periodistas, fallecido el viernes.
El periodista murciano Francisco Pérez Abellán falleció este viernes a los 64 años en Madrid, tras sufrir un infarto. Se va uno de los grandes referentes del periodismo español de sucesos. Inició su trayectoria en el mítico diario Pueblo y, posteriormente, trabajó para Diario 16 y Cambio 16, también colaboró con programas como Esta noche cruzamos el Mississippi, Crónicas marcianas o Cuarto Milenio. Pero su gran papel como maestro del periodismo lo realizó en Detrás de la verdad, en 13 TV.

Se nos ha muerto Paco. Descanse en paz. Se va uno de los más señalados periodistas de sucesos de los últimos tiempos. Precisamente, los últimos años de mi carrera profesional los he pasado compartiendo junto a él muchas horas de plató de televisión. Así, tarde tras tarde , noche tras noche o mañana tras mañana nos veíamos: “qué tal Paco.., qué tal Juan Luis”. Ya no hacía falta más. Sabíamos cada uno a lo que íbamos.

Fueron varios años en el programa Detrás de la Verdad, junto a Patricia, David, Ricardo, Jesús, Paco, etc…manteníamos nuestras disputas profesionales por ver quien estaba a favor o en contra de determinadas actuaciones en los sucesos. Quién apoyaba al asesino de la viuda de la CAM o quién lo exculpaba. Quién estaba contra la Manada o quién creía que no había nada detrás. Manteníamos muchas veces posiciones distintas pero siempre nos respetamos.

Paco era murciano y yo de Albacete y conocíamos perfectamente nuestra idiosincrasia. Era un respeto mutuo por saber que detrás de nosotros había muchos, muchos años de redacción, de sumarios complejos, de brujulear noticias en la calle, de ver pasar cadáveres, criminales, pero también de alegrías por el trabajo bien hecho. 

El periodista Paco Pérez Abellán.

Conocí a Paco en 1988 en la desaparecida Revista Tribuna, junto al gran Julián Lago. Julián acababa de crear esta revista y me fichó como “becario”. Paco ya era un personaje y nada más llegar me quitó la información que estaba realizando sobre las famosas cartas de Rafi Escobedo y el crimen de los Urquijo. Llegó Paco y tanto mi amigo y compañero José Ángel San Martín como yo nos quedamos con la cara de tontos. Pero era Paco, el gran Paco, y había que respetarlo.

Ese respeto se lo he seguido manteniendo a lo largo de 30 años, en los que hemos coincidido en muchos platós de televisión. Sobre todo en el programa para mi más ejemplar de la televisión en España en sucesos: Detrás de la Verdad, en 13 TV. Un programa verdadero donde se hablaba y debatía de todo con criterio. Un programa cuyo formato luego ha sido exportado. Allí, Paco y yo compartíamos mesa uno al lado del otro. Un personaje a quien los cámaras llamaban “maestro”. Luego coincidimos en La Mañana de TVE con Pilar Cerisuelo. Paco se fue poco a poco menguando por sus episodios de problemas coronarios que iba teniendo. Su último objetivo fue dejar bien situado a su hijo Paco, otro gran periodista al que no le hacía falta su padre para triunfar, como se ha visto.

Paco era una persona difícil para muchos. Tenía carácter y era “muy cabezón” en ocasiones. No se "bajaba de la burra", como dirían sus paisanos murcianos, para nada. Cómo tuviera una opinión determinada… esa tenía que ser. A mí sí me escuchaba, a veces a regañadientes, y siempre, al menos, oía mis argumentos. Yo le decía “es que eres murciano”.

Ayer por la mañana me sorprendía la noticia de su muerte en pleno plató de televisión, en Telemadrid, donde él estuvo en sus últimos meses de trabajo y vida. También era colaborador habitual de 'Es la mañana de Federico', junto a Federico Jiménez Losantos, donde lideró la sección 'Crónica Negra' en la que trató temas de gran repercusión mediática. Su muerte me causó sorpresa y pena porque sí sabía que tenía problemas coronarios, y que de vez en cuando esos problemas le llevaban al hospital, pero nunca esperaba un desenlace tan rápido, así con tan sólo 64 años.

Al menos Paco si nos ha dejado un gran legado bibliográfico. En su faceta como escritor, Pérez Abellán es autor de más de una veintena de obras como 'Diccionario de asesinos', 'Violador. Un poder infame sobre las mujeres', 'Crónica de la España negra', 'Ellas matan mejor', 'El señor de los crímenes'. 'Cómo defenderse de los peores asesinos' o 'Matar a Prim', una investigación en la que se dejó la piel y en la que no cabía cualquier crítica, “si no, se ponía hecho una fiera”.

Se nos ha ido un periodista de reconocido prestigio en el mundo de los sucesos, una persona distinta, un compañero difícil, pero muy respetado y querido. Hasta su muerte también fue profesor en el departamento de Criminología de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, un aspecto que potenció mucho durante sus últimos años.

Paco, allá donde estés siempre te recordaré y te respetaré. Como un día me dijiste: “No te olvides Juan Luis, los locos matan muy poco porque el crimen es de gente normal, como nosotros”. Espero que donde estés continúes con tus tertulias y tus sabias ideas. Descansa en paz, AMIGO.

COMPARTIR: