01 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Moncloa miraba con recelos la intentona del empresario porque los medios de Prisa son clave dentro del 'ejército informativo' gubernamental

PSOE e Iván Redondo respiran tras la fallida operación de asalto de Blas Herrero a El País y a la Cadena SER

/ Sánchez y Redondo
Blas Herrero ha intentando asaltar el control de El País y la Cadena SER, pero Prisa ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que rechaza una oferta que ha despertado inquietud en La Moncloa.

El Gobierno de España respira aliviado tras confirmarse que Prisa ha comunicado a la CNMV que rechaza la oferta liderada por Blas Herrero para hacerse con El País, la Cadena SER, Cinco días, As o Los 40 Principales a cambio de 200 millones de euros.

"El consejo de administración ha analizado los términos de dicha propuesta y ha acordado desestimar la misma", asegura Prisa. El grupo afirma que continuarán "operando de acuerdo con su hoja de ruta definida a comienzos del presente ejercicio, en el desarrollo y puesta en valor de sus proyectos de educación y medios de comunicación, según se ha venido comunicando consistentemente al mercado".

El grupo liderado por Manuel Mirat, afirma que "será en este marco en el que evaluará, de resultar procedente en el futuro, cualquier expresión de interés que pueda recibir". Es decir, Prisa está abierta a vender sus medios... pero no por 200 millones de euros.

La Moncloa respira aliviada

El Gobierno central pasa por un buen momento a pesar del ruido que genera. Pedro Sánchez va a aprobar, con alrededor de 200 votos favorables, unos presupuestos que le permitirán alargar la legislatura como mínimo tres años.

El PSOE y Unidas Podemos también ven con alegría que las encuestas pronostiquen que la crisis sanitaria no se llevará por delante al Ejecutivo gracias a que la derecha continúa dividida en tres, PP, Vox y Ciudadanos.

Pero a pesar de eso, en las filas socialistas existía cierta inquietud porque estaba en peligro el control que ejerce Iván Redondo sobre la agenda política. Y es que la posible venta de dos de los puntales del "ejército mediático" gubernamental, El País y la Cadena SER, podrían haber puesto contra las cuerdas al PSOE.

Redondo está satisfecho con el control que ejerce en RTVE y con la sintonía que reina entre Prisa y el PSOE desde que cayó Juan Luis Cebrián y regresaron a la primera línea de fuego Javier Moreno y Daniel Gavela, director de El País y de la SER respectivamente.

Unidas Podemos no traga a Prisa

El asalto de Blas Herrero a un holding mediático cuyo control está repartido entre algunas empresas del Ibex35 y un amigo personal de Pedro Sánchez, el inversor de origen armenio Joseph Oughourlian (Amber Capital), ha inquietado al PSOE de Sánchez por las amistades que mantiene Herrero entre la vieja guardia socialista.

No se ha posicionado demasiado con el tema Unidas Podemos, que esta semana era duramente criticado por Àngels Barceló desde el 'Hoy por hoy' por presentar una enmienda 'antidesahucios' a sus propios presupuestos.

La locutora afirmó que "Unidas Podemos se hizo una fotografía con EH Bildu y con ERC para presentar una enmienda antidesahucios a los Presupuestos. La fotografía además, fue acompañada de unas declaraciones de Rufián afirmando que lo que pretenden es doblegar y torcer la mano al PSOE".

Barceló, quizás sin ser consciente de que esta enmienda puede acabar con un drama que provoca 160 desahucios diarios en España en plena pandemia, afirmó que "una parte del Gobierno "pilla" por sorpresa a la otra parte. María Jesús Montero estaba en rueda de prensa cuando la contraprogramaron. Se trata de ejercer la oposición desde el lugar equivocado. O se es Gobierno o se es oposición. Las dos cosas a la vez es complicado".

Pablo Iglesias le respondió vía Twitter: "La paralización de los desahucios tiene enemigos muy poderosos. Basta encender la radio para comprobarlo. Pero a nosotros no nos votaron para hacer amigos, sino para empujar con las fuerzas que tenemos, para revertir, aunque sea parcialmente, algunas injusticias. Gobernar es eso".

COMPARTIR: