22 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presidente autonómico del PSOE acumula varias polémicas relacionadas con supuestos favores a medios y personas afines

Posibles irregularidades en un contrato de más 200.000 euros del Govern valenciano de Ximo Puig al Grupo Prisa

/ Ximo Puig
La Agencia Valenciana Antifraude ha detectado diez irregularidades en un patrocinio autorizado por la Presidencia de la Comunidad Valenciana a la Cadena SER. La adjudicación, realizada a dedo, reportó más de 200.000 euros al Grupo Prisa.

La Agencia Valenciana Antifraude cumple cinco años tras haber sido impulsada por el Gobierno valenciano del Botánico que lidera el socialista Ximo Puig, que apostó por regenerar una autonomía que había sido manchada bajo los gobiernos 'populares' de Eduardo Zaplana o Francisco Camps.

Es cierto que este organismo le está complicando la vida a Puig, al que le han afeado un contrato adjudicado a la Cadena SER que contiene diez irregularidades. La adjudicación fue concedida por la Presidencia de la Generalitat de Valencia a la emisora a cuenta del patrocinio del evento 'Congreso del Bienestar', que se desarrolló en el Palau de les Arts de la capital valenciana en enero de 2020.

Durante tres jornadas (24, 25 y 26 de enero) varios ponentes reflexionaron sobre política, sexo, artes o comedia. Y la lista de invitados estuvo marcada por la afinidad ideológica con el PSOE: el propio Ximo Puig (que abrió el evento), José Luis Rodríguez Zapatero, Eduardo Madina, Manuela Carmena, Soledad Gallego-Díaz o Àngels Barceló.

Presidencia apostó por otorgar un contrato de patrocino negociado sin publicidad pro valor de 211.750 euros (IVA incluido). Y este año ha vuelto a adjudicar un patrocinio a un evento de similares características por la misma cuantía.

La Agencia Antifraude dice ahora que "el contenido y los ponentes del congreso parecen apuntar hacia el patrocinio de la gestión de Gobierno" y "en ningún caso consta el impacto y el objetivo obtenido", que supuestamente era la promoción de la Comunidad Valenciana.

El hermano de Puig fue multado por participar en un cártel audiovisual

A Ximo Puig se le acumulan los escándalos mediáticos. Y es que, su hermano Francesc, propietario de Comunicacions dels Ports SA, pactó precios con otros tres productores para repartirse las corresponsalías de la televisión autonómica À Punt (que fue fundada por el propio presidente regional).

Ximo Puig en À Punt. 

Defensa de la Competencia (ligada a la CNMC y dependiente de una consellería de Compromís) multó a inicios de 2021 a Francesc Puig con 16.801 euros tras acreditar "una infracción muy grave del artículo 1 de la Ley 15/2007, constitutiva de cártel, en los términos establecidos en el Fundamento de Derecho Cuarto".

Y es que, según señala la sentencia, cuatro empresas audiovisuales, una de ellas la del hermano del president, "utilizaron cuatro tipos o modelos de ofertas, con precios idénticos en los cuatro conceptos a valorar, que se repiten de forma coordinada en los distintos lotes a los que concurrieron".

Defensa de la Competencia acreditó, gracias a un grupo de whatsapp filtrado, que hubo actuación "coordinada de estos cuatro tipos o modelos de oferta que responde a un sistema de reparto, por el que las empresas incoadas rotan en las posiciones 1ª, 2ª, 3ª y 4ª en los Lotes 1, 2 y 3".

Puig y Mediterráneo

Otro asunto que resulta llamativo es la presencia de Ximo Puig en el accionariado de uno de los diarios más importantes de la Comunidad Valenciana, Mediterráneo. Es cierto que la relación de Puig con el periódico de su tierra (Castellón) se remonta a su juventud, cuando ejercía de periodista bajo las órdenes, entre otros, de Luis Herrero.

El presidente, que cuenta con una participación del 1,17% en el accionariado, ha premiado a Mediterráneo con su presencia en dos actos organizados por el periódico en las últimas semanas: el Premio Empresa del Año y el Ecoforum. Y antes de cerrar el año, tal y como explica València Plaza, Puig acudirá a dos jornadas relacionadas con el mundo empresarial.

COMPARTIR: