25 de abril de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Es la primera cadena de televisión pública que planta cara a las multinacionales del juego para proteger a la juventud de esta adicción

Telemadrid, pionera en prohibir anuncios de casas de apuestas en el canal para no fomentar la ludopatía

Los especialistas están advirtiéndolo, la ludopatía está mutando en cuanto al perfil de adictos. Cada vez son más jóvenes los que se enganchan a las apuestas deportivas y este problema se está convirtiendo en una importante lacra. Así pues, la Comunidad de Madrid ha tomado cartas en el asunto retirando estos anuncios de su televisión autonómica.

Una medida que no tardarán en tomar otros parlamentos regionales y  defendida por algunas organizaciones que instan a las instituciones a legislar con más profundidad.

Es muy recurrente ver en la televisión noticias y reportajes en los cuales chavales que han empezado a jugar por afición o diversión unos euros a la semana y han acabado robando fortunas a sus familias. La ludopatía ha cambiado la forma en la que penetra en la sociedad, dejamos atrás los tiempos en que hombres de mediana edad estaban enganchados a las máquinas tragaperras para convertirse en una lacra juvenil.

Telemadrid es la primera televisión pública que prohíbe la publicidad de las casas de  apuestas.

No es de extrañar que entremos a un local de apuestas y veamos merodeando a adolescentes que acaban de salir del instituto, universitarios que tratan de ganar dinero y fanáticos de los deportes que no tienen más que pronósticos en la cabeza. Lo cierto es que apostar ya no es algo elitista, como se hacía antiguamente en las carreras de caballos, sino que es más fácil que nunca.

Iniciarse en el juego es hoy más fácil que nunca

Aunque están estos recintos que mencionamos, sin escaparates pero con el reclamo de grandes futbolistas en la cartelería exterior, lo más probable es que se inicien a golpe de click. Es muy sencillo  acceder a una app de las múltiples marcas que se anuncian en los eventos deportivos. Con cuatro o cinco pasos ya están dentro y   todo eso en sus manos, con la falta de madurez, puede acabar destrozando a sus familias.

Muchos jóvenes acaban "enganchados" al juego y pasan jornadas completas en los locales de apuestas.

Pero, ¿cómo ha sido eso posible? Todo viene del año 2011, el gobierno de Zapatero quiso poner orden al juego que desde su legalización en el 77, apenas se había sometido a legislación. En un primer momento, se acotaban las formas de publicitarse de las casas de apuestas y se obligaba a aquellas que operaran en España a disponer de un dominio digital ‘.es’. Además, se obligaba a los medios de comunicación que las anunciaran a situar el logo  de juego seguro que se conseguía tras ser acreditada una licencia para ejercer la actividad.

Todo pintaba muy bien, sin embargo todos los estamentos nos hacíamos participes de esta lucrativa actividad. Por un lado, el Gobierno aumentaba los ingresos gracias a estos negocios. Daba a las comunidades autónomas una parte del pastel. Y también se exigía que una parte importante fuera a pasar a las cuentas de los clubes deportivos. A lo que hay que añadir que las casas de apuestas empezaban a poner los ojos en nuestros torneos, en el fútbol por ejemplo, pocos eran los clubes en primera división que se resistían a tener un patrocinio de estas compañías.

La Real Sociedad, una excepción en la Liga española

Un dato muy significativo es que 19 de los 20 equipos de la élite del balompié nacional reciben dinero de este sector, solo se salva la Real Sociedad, una decisión que se tomó en referéndum con todos sus socios. El caso del Real Madrid ha sido uno de los que más ingresos ha recibido de estas compañías de apuestas.  Según el diario As, en 2009 el conjunto merengue recibió 23 millones de euros por temporada por lucir el logo de la marca de apuestas bwin en la camiseta. Una ganga si tenemos en cuenta la visibilidad que tiene el club presidido por Florentino Pérez, sobre todo en el público más joven, que es futbolero, este ha sido uno de los gérmenes de la ludopatía.

Barrios, como el madrileño de Villaverde, lanzan campañas como esta para luchar contra esta lacra.

El desenfreno ha llegado a tal magnitud que prácticamente todas las retrasmisiones de renombre van a acompañadas de anuncios de apuestas. La Liga, la Champions, la Fórmula Uno, el baloncesto… Y no podemos olvidar que los grandes referentes del deporte en los medios también se ven fuertemente financiados por la casas de apuestas, basta con ver una noche ‘El Chiringuito de Jugones’ o escuchar alguna retrasmisión en el ‘Carrusel Deportivo’ de la SER o ‘Tiempo de Juego’ en COPE. Tampoco podemos olvidar que algunos periodistas han sido utilizados como hombres anuncio  para incentivar el juego, por ejemplo, uno de ellos ha sido el famoso Julio Maldonado ‘Maldini’.

Así ha ido pasando el tiempo y las consecuencias se empiezan a vislumbrar ahora. El caso de la ciudad de Madrid es el más pragmático y seguro que se repite en diferentes lugares de España. En un estudio elaborado por ‘El Confidencial’, se descubrió que en tres años se ha producido un aumento del 71% en la apertura de negocios de casas de apuestas en la capital, este crecimiento es más acentuado en los barrios de rentas más bajas donde el aumento es del 141%. Sobre todo, esto se puede confirmar en núcleos como El Puente de Vallecas, Carabanchel o Usera.

El juego ha crecido de manera especial entre los menores de 25 años

Según recoge en este mismo reportaje, la psicóloga experta en combatir estos trastornos, María Bayta, dice que donde más ha crecido este aumento de la afición al juego ha sido en menores de 25 años. Y habla de casos de chicos de 19 años que llegan a contraer deudas de más de 20.000 euros.

Entre las claves que acentúan esta problemática está el cambio en la forma de ocio de los jóvenes, esta especialista menciona que si antes los estudiantes se iban de discoteca, ahora el local de apuestas es el nuevo lugar de referencia, algo que tiene mucho que ver con la política de algunos de ellos de regalar las bebidas a sus clientes. Es por ello que muchas instituciones se están planteando poner en marcha leyes que marquen una distancia mínima para la ubicación de estos sitios respecto a colegios o institutos. Puesto que se sospecha que algunos estudiantes hacen ‘peyas’ para jugar sus primeras partidas. Además, se están organizando las primeras movilizaciones vecinales para tratar de erradicar las casas de apuestas de los barrios más humildes.

Los menores se inician hoy muy pronto e incluso faltan a clase para ir a los locales de apuestas.

Lo que está claro es que, por la responsabilidad que tienen, los medios públicos han tomado la iniciativa para censurar esta publicidad. Pero, ¿y los privados? Estamos hablando de muchos millones en publicidad que las empresas de comunicación tendrían que dejar de ingresar. Los cálculos que hace el Consejo Audiovisual de Cataluña es que son 133 millones al año. Y lo más peligroso que destaca este organismo es que los espacios de promoción van acompañados con consejos de locutores haciendo que la publicidad pase algo desapercibida. Por tanto, se deja a un lado el componente ético de la decisión de retirarla.

Además, habría que poner encima de la mesa otro elemento, los expertos dicen que los ludópatas son como los alcohólicos, si lo son lo serán toda la vida. En los programas deportivos, y por ende en las retrasmisiones, hay numerosos estímulos que son contraproducentes para ellos, por lo que se está excluyendo a una parte de la audiencia. ¿Cómo casa el dinero con los valores de inclusión que propugna el deporte cuando estas excluyendo a estas personas? Dejo esta pregunta en el aire. Esperemos que otros sigan el ejemplo de lo que ya ha hecho hecho Telemadrid.

COMPARTIR: