27 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL PERIODISTA JESÚS CINTORA, GRAN AMIGO DEL VICEPRESIDENTE SEGUNDO DEL GOBIERNO, PREPARA UNA NUEVA TERTULIA QUE SE LLAMARÍA 'PASE LO QUE PASE'

Ni el fichaje de Cintora por TVE aplaca el enfado de Iglesias contra Iván Redondo: El PSOE margina a Podemos en la pública

Redondo e Iglesias
Redondo e Iglesias
Pablo Iglesias pretendía que RTVE bailase a su son. Pero la Corporación pública está en manos del bloque socialista del Gobierno que controla Iván Redondo, jefe de Gabinete de Pedro Sánchez, por mano del periodista Enric Hernández.

Pablo Iglesias ya no oculta su enfado con Pedro Sánchez. El vicepresidente segundo del Gobierno está disgustado por la voracidad de Iván Redondo en materia mediática. Y es que el jefe de Gabinete del presidente del Ejecutivo hace y deshace a su antojo en RTVE. 

Redondo, que cuenta con Enric Hernández como privilegiado 'comisario político' en la Corporación pública, ha tutelado el nacimiento de dos programas que pretenden contrarrestar la influencia de Atresmedia. 

A pesar de que la prensa conservadora asegura que se viven días de gloria entre el PSOE y La Sexta, fuentes cercanas a Ferraz aseguran a Elcierredigital.com que "los socialistas están lanzando estrenos en La 1 que tienen la intención de desgastar al canal informativo de Atresmedia".

Proyectos afines al partido con más peso en el Gobierno

La 1 de TVE ha estrenado un nuevo magazine matinal, 'La hora de La 1' que conduce la ex 'chica del tiempo' Mónica López; y también ha lanzado con números muy discretos el programa 'La pr1mera pregunta' en las noches de los sábados. 

Aun así, el principal interés del trío Pedro Sánchez-Iván Redondo-Enric Hernández es apadrinar un nuevo proyecto que conducirá en La 1 cada mediodía Jesús Cintora,  que se llamaría 'Pase lo que pase' y que tiene el objetivo de volver a batir a Antonio García Ferreras cinco años después de ser despedido de Cuatro.

Obsesión

Ni el fichaje por TVE de Jesús Cintora, amigo personal de Pablo Iglesias, ha evitado el enfado del vicepresidente segundo del Gobierno. Y es que el líder de Podemos nunca ha ocultado su interés por controlar a la opinión pública. 

Iglesias decía antes de entrar en la primera línea de fuego política que "si la información es un derecho en la medida en que un derecho se convierte en mercantilización se convierte en un privilegio. Lo que ataca la libertad de expresión es que la mayoría de los medios sean privados, incluso que existan medios privados ataca la libertad de expresión".

"¿Por qué esto de tener medios va a ser un privilegio de los ricos? Si alguien los tiene que tener tiene que estar controlado por el Estado que con todas sus contradicciones es representativo en última instancia de la voluntad popular", añadía. 

Cuota

Iglesias quizás pretendía en RTVE lo que él mismo aseguraba que Izquierda Unida le tenía que pedir al PSOE para formar gobierno en Andalucía en 2012. El politólogo decía que "si nuestros votos son necesarios para que se haga ese Gobierno (coalición entre el PSOE e IU), debemos controlar por lo menos uno de los informativos, queremos por lo menos un programa al día y queremos otro tipo de películas, porque eso es gestionar el poder".

Iván Redondo.

"Si el derecho a la información es un derecho democrático, la concentración de la propiedad es incompatible con ese derecho. No puede ser que algo tan importante, y de interés público, imprescindible para la democracia, como son los medios de comunicación, esté solo en manos de multimillonarios", remataba. 

Iglesias se preguntaba: "¿Por qué no va a existir una regulación que garantice la libertad de prensa en el mejor sentido del término, sin condicionantes de empresas privadas o de la voluntad de partidos políticos? La sociedad civil tiene que verse reflejada con independencia y veracidad en los medios de comunicación". 

¿El origen de la obsesión mediática de Iglesias? El propio protagonista lo tiene claro: "La gente no milita en partidos políticos, la gente milita en los medios de comunicación. Una persona es de La Razón, de El País, de la COPE o de la Cadena SER. Son mucho más importantes las tertulias en televisión que los debates en el Parlamento". 

 

 

COMPARTIR: