02 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El fundador de Unidas Podemos dispara ahora contra sus nuevos objetivos desde el podcast 'La Base' del diario 'Público'

Pablo Iglesias entra en guerra contra sus antiguos amigos de los medios, como García Ferreras o Pedro Vallín

El Cierre Digital en
/ Pablo Iglesias
Pablo Iglesias no vive sus mejores horas mediáticas después de haber entrado en guerra contra influyentes periodistas y antiguos amigos como Antonio García Ferreras, Antonio Maestre o Pedro Vallín. El fundador de Podemos colabora en actualmente en Público, la Cadena SER, TV3, Radio Euskadi, Ctxt, RAC1, Ara y Gara.

Pablo Iglesias desveló que se había cortado la coleta tras dejar la política activa en mayo de 2021 enviándole una fotografía a su entonces amigo Pedro Vallín en la que leía un libro de este periodista de La Vanguardia, el ensayo cinematográfico ¡Me cago en Godard!

Ha pasado año y medio de esta foto viral y nada queda de la relación de complicidad entre Vallín e Iglesias, este último muy dolido porque su examigo haya aireado los pormenores de la guerra que vive la izquierda transformadora: Podemos contra Yolanda Díaz, Izquierda Unida y el PCE, con los 'comunes' de perfil

Vallín ha acusado a Iglesias de simpatizar con la causa rusa en Ucrania y este le ha contestado a través de un artículo firmado en Ctxt: "Pedro Vallín señalaba que la vampirización putinista y rojiparda que quien esto escribe y su podcast ejercen sobre Podemos, estarían llevando a la formación a un terreno 'iliberal'. Atención, iliberal no son ni Feijóo ni la derecha judicial ni la mediática. Iliberal es Podemos por culpa mía y de La Base frente al neocarrillismo con sabor a magdalenas, apoyo sindical y cariño de La Sexta que atribuye la progresía a Yolanda Díaz y a sus aliados postPCE"

"¡Qué vergüenza defender que Rosell vaya al CGPJ! Es mucho mejor reivindicar la nostalgia de la rendición una vez más, dónde va a parar. Se trata exactamente de la misma nostalgia de la rendición que reivindicaron cuando Podemos negociaba su entrada en el gobierno. Por seguir con los paralelismos italianos, si Romay Beccaría es de la escuela de Moro y Andreotti, a mi me tocaría ser de la escuela de Mario Moretti, brigadista asesino de inocentes democristianos. O traducido al Vallín vulgar; putinista, rojipardo, iliberal y con formas mafiosas", añade Iglesias contra el periodista liberal. 

Iglesias, que colabora en Público, Cadena SER, TV3, Radio Euskadi, Ctxt, RAC1, Ara y Gara, también está en guerra contra periodistas progresistas como Antonio Maestre, que en eldiario.es le acusa de los males de Podemos: "El problema radica en los liderazgos que, al encontrar una salida individual, sublimando el concierto neoliberal, parece que han elegido desistir, rendirse, bunkerizarse y morir esperando el apocalipsis colectivo una vez asegurado cumplir con su tipo de interés, en vez de reconstituirse para pelear contra los elementos existentes, como siempre ha hecho la izquierda". 

La gran guerra: Antonio García Ferreras

El mes anterior a las elecciones generales de junio de 2016 La Sexta rebotó una información falsa de Okdiario que decía que la madre de Pablo Iglesias era titular de una cuenta bancaria en el paraíso fiscal de las islas Granadinas de casi 300.000 dólares que habría inyectado el Gobierno de Venezuela. 

Pablo_Iglesias_2

Pablo Iglesias Turrión. 

Antonio García Ferreras admitía en una comida que compartió junto al comisario José Manuel Villarejo, y ahora desvelada por Patricia López en Crónica Libre, que la información era "burda", pero "voy con ello". Es decir, La Sexta dio cancha a una fake new a sabiendas de ello

Por aquel entonces Ferreras e Iglesias tenían buena relación porque La Sexta fue clave para que Podemos se disparase a nivel demoscópico a partir del segundo semestre de 2014. Pero la cadena, perteneciente a un holding controlado por una empresa cercana al PP (el Grupo Planeta), rebajó su entusiasmo con el nuevo partido cuando la subida en las encuestas de este comenzó a asustar a La Moncloa, a Zarzuela y al Ibex35.

Reacciones

Iglesias asegura que La Sexta siguió el "modus operandi mafioso" para destruirle "en alianza con las cloacas y otros poderes del estado". Según Iglesias, estos "han trabajado para destrozar la reputación de algunos políticos, para alterar los resultados electorales". Entiende el director de La Base que esto "es algo gravísimo que afecta a la propia imagen del periodismo".

Ferreras se explicaba en La Sexta: "Nunca hemos dado una información falsa sabiendo que lo es. Ni esa de las Granadinas ni ninguna otra, ni sobre Podemos ni sobre nadie. Estamos hablando de unos audios posteriores a que saliera la noticia. Una noticia sobre una presunta cuenta en Granadinas y así lo dijimos: una 'presunta' cuenta. Y lo dimos citando al medio que la sacaba como se hace habitualmente en todos los medios". 

"Lo primero de todo fue llamar a Iglesias. Claro que nos parecía extraño y hasta burdo, y así lo decíamos, pero la Policía decía tener ese papel y que lo estaba investigando. Por eso la dimos citando al medio y por eso llamamos de inmediato en ese mismo programa a Iglesias. Mienten cuando dicen que dimos una información falsa sabiendo que lo era. Eso es mentira. Cuando surge la noticia de la presunta cuenta en Granadinas la contamos citando al medio con la respuesta y el desmentido inmediato de Pablo Iglesias", añade. 

Ctxt, medio en el que colabora Iglesias, dice que el audio desvelado por Patricia López "es la confirmación final de que el principal grupo de comunicación español ha conspirado durante años con policías, jueces y otros autodenominados periodistas para tratar de hundir la credibilidad y la carrera política de Pablo Iglesias, el líder de Podemos que consiguió convertir a su partido en una fuerza de gobierno municipal, autonómico y estatal"

COMPARTIR: