23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El mítico presentador catalán de televisión mantiene su sentido del humor tras estrenar dos piernas postizas

El periodista Ángel Casas desvela el "infierno" que ha sufrido tras amputarle sus dos piernas por una enfermedad rara

/ Ángel Casas
Ángel Casas ha explicado su situación tras perder las dos piernas por una 'enfermedad rara': una especie de necrosis cutánea llamada calcifilaxis que en ocasiones aparece entre los pacientes de diálisis. El mítico presentador pone al mal tiempo, buena cara tras estrenar sus nuevas piernas postizas.

Ángel Casas reinventó los espacios de entrevistas en los ochenta y noventa ('Ángel Casas Show', 'Un día es un día' o 'Tal cual') con una fórmula irreverente que incluía entrevistas a estrellas internacionales, debates y striptease.

El periodista de 75 años ha mostrado esa misma 'irreverencia' para perderle la cara al miedo y explicar sin cortapisas cuál es su situación de salud después de haber estrenado dos piernas postizas porque las suyas se las ha 'llevado' una 'enfermedad rara' similar a la necrosis cutánea llamada calcifilaxis, que en ocasiones aparece entre los pacientes de diálisis.

Perdiendo "cosas"

Casas ha explicado que hasta seis veces le han dicho los médicos que se iba a morir y ha ironizado sobre su costumbre de perder cosas: "Estoy acostumbrado a perder cosas. Perdí un trozo de intestino y el duodeno, al que tenía mucho cariño. A la pierna también le tenía, aunque quizás más a la izquierda porque soy zurdo. Le pregunté al médico qué le habían hecho y no me supo responder. Supongo que la debieron de quemar, a pesar de que Albert Espinosa explica que su pierna la enterraron, ¡y con ceremonia y todo!".

El periodista reconoce en Ara que continúa tomándoselo "con humor. Desde hace quince días tengo estas piernas postizas, 'cosméticas' dicen. Son agradables y fáciles de encajar. Por la noche las guardamos de pie y con los pantalones puestos. Tiene un efecto muy curioso, como si hubiera medio tío de pie en la habitación".

Casas reconoce que ha pasado un "infierno" porque la enfermedad provocaba que la pierna se le hinchase "de líquido como si estuviera a punto de reventar y el dolor es terrible, insoportable. Gritaba, lloraba de dolor".

Esta 'pesadilla' en realidad arrancó en 2013, año en el que le detectaron un cáncer de páncreas que conllevó que el pasado año le trasplantasen un riñón. Y de ahí nace la calcifilaxis que le ha conllevado una doble amputación.

La retirada

Los problemas de salud ya obligaron a Ángel Casas a retirarse de la vida pública en 2020. El presentador lo hizo público tras recibir un riñón de su mujer: "A partir del trasplante todo ha sido infernal, depresivo, maldito. Llevo cinco meses conviviendo con un dolor indescriptible a causa de una enfermedad que te destroza a lo vivo. Por mor de esta extraña circunstancia sanitaria, en plena pandemia, acabo de salir de cuatro meses de hospitalización inenarrable, con toda clase de sustos, que al parecer bordeaban el final. Ah, y un detalle nada despreciable: la noche de San Juan me amputaron la pierna derecha".

    Ángel Casas.

"Todo eso me ha hecho ver la vida que me queda de otra manera. He alquilado un zulo en el Blue Space donde he guardado los malos recuerdos, las experiencias traumáticas de estos cuatro meses, el dolor y el aburrimiento (la sensación de día de la marmota), los errores de diagnóstico y la abnegación de tantos/as enfermeros/as que han estado conmigo con paciencia y empatía", añadió.

El presentador cerró su blog y su muro de Facebook y anunció que "la vida contemplativa empieza ahora sin ataduras ni compromisos. Desgraciadamente soy otro y quiero aprovechar la vida de otra manera. Los errores descomunales de los que cobran de mí para hacernos la vida más confortable, las aventuras y corrupciones de los chorizos más grandes del reino, los que han hecho de la épica 'nostradíssima' un engaño, los que nos han vendido y han arruinado el país con su incompetencia... No me interesan nada, no me interesan nada, no me interesan nada. Allá ellos".

COMPARTIR: